Consejos para realizar una autocandidatura eficiente

La autocandidatura es el envío de un currículum a una empresa, escogida previamente. para una posible vacante. Por tanto, no es en respuesta a una oferta publicada.

La autocandidatura puede ser muy útil en la búsqueda de trabajo, pero se ha de hacer bien y hay tener las ideas muy claras.

Hay quien dice aquello de que las empresas “tiran el currículum” cuando lo envías. Me atrevería a decir que no es cierto en la gran mayoría de casos. Podéis ir al enlace para poder leer más información sobre ello.

Sobre la autocandidatura también se dice que la mayoría de empresas y ETT’s ya no permiten que dejes el currículum en papel. Y es cierto… y lógico

Imaginad que me piden que busque candidatos para una oferta. Entre leerme 50 currículums, intentando encontrar los requisitos que busco o filtrarlos informáticamente en la base de datos, tengo bien claro qué haría. Con la primera opción perdería mucho tiempo. La segunda es más ágil y me permite filtrar, hacer una preselección. Una vez escogidos unos CV’s puede que ya me interese leerlos detenidamente, pues aportan mucha información y por eso la mayoría de portales o base de datos lo incluyen.

Incluso, entre dejar el currículum en papel o enviarlo por mail, me atrevería a decir que en la mayoría de casos es mejor por mail, pues no es tan invasivo y la información está guardada en el correo o en el sistema informático de la empresa, por lo que es más difícil que se extravíe y es más fácil de localizar. Además, no has de tener un espacio físico para resguardar los CV’s..Autocandidatura

Los casos en los que es mejor dejar el CV de forma presencial son aquellos en los que no es posible el contacto por mail (pequeñas empresas o comercios sin web, por lo que no podemos conocer el mail) o que sepamos que aceptan el currículum en mano (hay empresas que lo han aceptado históricamente y que prefieren ver en persona al posible candidato).

Hemos de tener claro que hay cambios en los recursos humanos que afectan a la forma de buscar trabajo y que, ya que están, hemos de utilizarlos a nuestro favor (como rellenar un perfil a conciencia… pero eso lo explico otro día).

La autocandidatura se puede hacer presencialmente (en los casos que aún sea posible), por mail, mediante las redes sociales o en la web de la empresa, en el apartado “trabaja con nosotros” o similar que suelen tener las empresas. Aun así, en el caso que nos inscribamos en la base de datos de una empresa, está bien enviar, además, el CV por mail a recursos humanos. El motivo lo explico luego en las ventajas de la autocandidatura.

Si se realiza por mail, es aconsejable que, en el cuerpo del correo electrónico, aprovechemos para redactar la carta de presentación, indicando el motivo del envío del currículum, nuestro perfil y un resumen de los puntos positivos y claves de nuestra candidatura.

Deberíamos evitar que, en el cuerpo del correo, nos limitemos a escribir una o dos frases y les adjuntemos el currículum: “Adjunto mi currículum en este mail, deseando que sea de su interés. Atentamente…”. Mejor no… Aprovechemos para vender nuestra candidatura mediante la carta de presentación. Mejor así que adjuntándola como un archivo más.

Para ejecutar una buena autocandidatura se ha de tener un buen plan, un objetivo claro y un seguimiento de la acción. Los beneficios de la autocandidatura son:

  • Nos dirigimos a empresas seleccionadas por algún motivo. Se entiende pues que, si hemos seleccionado bien, pueden requerir más fácilmente mi perfil.
  • No todas las ofertas se publican, por lo que una vía de búsqueda de candidatos es mediante los currículums que llegan a la empresa.
  • Hay empresas y técnicos de recursos humanos que valoran positivamente que alguien tome la iniciativa y envíe su currículum a la empresa, demostrando un interés especial.
  • Bien planificada, puede ser muy ágil y eficiente para el tiempo que se le dedica. Puede pasar que te llamen hasta un año después de enviar el currículum.

Desventajas de la autocandidatura:

  • No hay oferta publicada, por lo que, por norma, hemos de tener paciencia porque la respuesta, si la hay, puede ser a medio plazo.
  • En muchos casos, no conocemos la postura de la empresa sobre la recepción de los currículums por esta vía.

¿Qué hemos de hacer para hacer una autocandidatura eficiente?:

1- Tener claro nuestro objetivo laboral

Sobre el objetivo, ya he escrito otras veces y tenéis más información en el enlace. Hemos de tener claro qué profesión deseamos, pues vehiculará y estructurará nuestro CV. Decir que quiero trabajar de lo que sea no es útil. Si sabemos en qué queremos trabajar, sabremos desarrollar un discurso sobre los puntos fuertes para esa profesión y pensaran en nosotros para ese perfil. De otro modo, parecerá un perfil indefinido que no sabrán dónde colocar.

2- Escoger bien las empresas a las que voy ha hacer la autocandidatura
  • ¿En qué empresa quiero trabajar? ¿Cuáles son las que, principalmente, me interesan?
  • ¿Qué sector me interesa?
  • ¿Cuál es mi área geográfica de interés?

Hemos de tener claro nuestro target de empresas. Aun así, aconsejo que las primeras dos o tres autocandidaturas sean para empresas que no nos sean, a priori, especialmente de interés. El motivo es que si nos equivocamos en alguna cosa y lo enviamos a una empresa que nos interesa, podemos haber perdido una oportunidad. De esta forma, podemos revisar el contenido después y optimizarlo para las empresas que más nos interesen y evitar nuevos errores.

3- Redactar unas cartas de presentación y currículums adaptados

Es necesario que el contenido de la carta y el currículum sea atrayente y específico para esa empresa. Hemos de tener en cuenta a qué se dedica la empresa, en qué sector opera, dónde podría encajar nuestro perfil y, a partir de aquí, describir cuáles son nuestros puntos fuertes para nuestra profesión objetivo.

Es de importancia vital, para conocer bien la empresa, pasearnos por su web y conocer todos sus servicios y productos.

Sobre cómo adaptar el currículum hablé en el post enlazado.

4- Generar un registro de seguimiento de las empresas a las que hacemos autocandidatura

Preparar un registro de autocandidatura facilita su buen funcionamiento y minimiza errores (como enviar dos veces el currículum o creer que lo hemos enviado ya y que no sea así).

Para ello, es necesario un listado de las empresas con sus datos básicos ((por ejemplo, nombre de la empresa, sector, a qué se dedica, productos, observaciones interesantes, página web y mail o teléfono, así como si se han puesto en contacto con nosotros).

En este listado, podemos añadir otros datos fruto de la autocandidatura, como la 1ª fecha de envío del currículum, si ha habido respuesta...

5- Planificar y fijar en el calendario los días en que se van a enviar los currículums

Es mucho mejor hacer la recogida de empresas en un listado o archivo y, cuando ya se tenga recopilada la información requerida, decidir en cuántos días se han de enviar los curículums y fijarlos. Esos días, ns dedicamos en exclusiva a la autocandidatura. Yo recomiendo que sea durante los primeros días de búsqueda de trabajo. Así ya lo tenemos hecho y podemos ir buscando ofertas publicadas, mientras tanto.

Os explico cómo lo hice yo cuando decidí ponerme por mi cuenta. Un mes antes de acabar mi último contrato en la administración pública, recopilé un total de 80 centros de formación y servicios de promoción económica en un radio de 30 km. El segundo día después de dejar de trabajar en la administración, envié los 80 currículums ofreciéndome para dar formación y ponencias de orientación laboral, marca personal y desarrollo profesional (previamente, había enviado dos o tres currículums de prueba, por si detectaba algún error).

Durante 6 meses, me respondieron 6 empresas. Trabajé para tres. Pero en los dos años siguientes, me han llamado unas cuantas más (7, según tengo registrado).

En caso que no me hubiesen respondido, a los 6 meses hubiese vuelto a enviar los currículums, previa revisión de los datos que se tienen de las empresas, por si no están actualizados y añadiendo, en caso que fuera necesario, nuevas empresas. Evidentemente, si durante ese periodo conocemos alguna empresa nueva que nos sea de interés, no hace falta esperar para enviar el currículum. Eso sí, hemos de registrarlo.

6- Enviar los currículums y cartas de presentación

Ahora toca enviar los curriculums registrando todos los datos necesarios en nuestro fichero, como la fecha de envío y respuesta obtenida, en su caso, para que podamos hacer un seguimiento. Cualquier llamada o respuesta, tendremos que anotarla en este fichero.

Podemos hacerlo en días diferentes por si hay que modificar alguna cosa.

7º Hacer un seguimiento

Ahora a esperar. Como he escrito antes, hay que registrar las respuestas. Se recomienda, a los seis meses, volver a enviar los currículums a las empresas que ya hemos enviado. Pensemos que éste es el período en que muchas empresas eliminan los currículums enviados (no los que tienen en la base de datos de”Trabaja con nosotros”). Aunque no esté claro por ley, muchas aplican este período para eliminar los ficheros enviados con datos personales, como el currículum.

También se puede aprovechar para enviar el currículum con los cambios que haya habido en él, como un curso, un voluntariado o un trabajo temporal.

De hecho, podemos utilizar estos cambios como excusa para enviar el currículum, utilizando una frase introductoria del tipo “Os vuelvo a enviar el currículum pues lo he actualizado con un curso realizado sobre…”.

Y hasta aquí, la autocandidatura. Creo que se ha de hacer siempre. Y una vez hecha, sólo hacer un seguimiento. Siempre es una alegría cuando te llaman de una empresa después de un tiempo y ya no te lo esperabas.

Un saludo, entonces, a hacer autocandidatura y… ¡hasta el siguiente post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*