¿Qué es el SSI de Linkedin?

¿Qué es el SSI de Linkedin?

En el último post sobre posicionamiento en Linkedin os hablé del SSI en esta red. Hoy os explico qué es. SSI de Linkedin, Social Selling Index es un indicador que tenemos a nuestra disposición para conocer el impacto de nuestra imagen o marca en Linkedin. Aunque el nombre pueda confundir, no es un indicador de venta como si fuera una tienda online, sino de venta de nuestra imagen. Es un indicador muy importante pues nos puede guiar en nuestras acciones en esta red para ganar más visibilidad y conseguir nuestros objetivos.

El SSI de Linkedin nos indica si nuestras acciones en esta red están siendo las correctas. Es recomendable tener un control de este indicador para corregir o reforzar nuestras acciones en esta red.

¿Cómo conocer nuestro SSI de Linkedin?

Para conocerlo, basta con estar logueados en Linkedin en un navegador de Internet y abrir una pestaña en la que escribiremos en el buscador “SSI Linkedin” y entrar en el primer resultado. También podemos escribir directamente en la barra de direcciones de nuestro navegador la siguiente dirección:

https://www.linkedin.com/sales/ssi

Nos llevará directamente a la página del SSI de Linkedin. Una vez aquí, haced clic al botón “Get your score free”. Y nos saldrá nuestro valor de SSI en esta red. La apariencia de esta página es como muestra la siguiente imagen:

SSI de Linkedin

Como podemos ver, nos da un valor sobre 100 que surge de la suma de los 4 valores analizados. Un SSI interesante es a partir de 60. Por ello, si tenemos menos, hemos de trabajar en Linkedin para aumentar el valor en cada uno de estos factores. Este valor se actualiza cada día, aunque sería interesante llevar un control semanal, el mismo día de la semana, para poder hacer comparativas, aunque la propia página de SSI de Linkedin, te proporciona esta información, como podéis ver en la siguiente imagen:

Evolució SSI

Vamos a ver cada uno de estos valores y otras informaciones que aparecen en esta página.

ESTABLECE LA MARCA PERSONAL

Este valor se relaciona sobre todo con el perfil. Mide la fortaleza de nuestra marca, y para ello es importante que tengamos un perfil claro, potente y bien rellenado, con las palabras clave que nos interesan repartidas por todo el perfil.

Sobre todo, es importante el titular profesional, el extracto, los títulos de cada experiencia, las aptitudes y el propio contenido dentro de las experiencias. Para más información sobre cómo rellenar el perfil de Linkedin, os invito a que visitéis el post enlazado.

ENCUENTRA A LAS PERSONAS ADECUADAS

Este valor tiene que ver con los contactos. ¿Has escogido contactos con un perfil definido en un alto porcentaje y son, éstos, posibles clientes? Este valor evalúa la calidad de tu crecimiento en cuanto a contactos en Linkedin.

Tienes que tener claro cuál es tu target en Linkedin y crecer en contactos llegando a tener un alto porcentaje de tu target en tu red.

Utiliza el buscador de Linkedin para encontrar a las personas adecuadas. También, haz crecer tu red con los contactos que te ofrece Linedin en el apartado “Gente que podrías conocer” y escoge, entre ellos, los que tengan más que ver con tu target, así Linkedin te irá ofreciendo cada vez más contactos segmentados.

INTERACTÚA OFRECIENDO INFORMACIÓN

Este valor se relaciona con lo que en márketing y online se llama engagement.  Este término se utiliza para designar la capacidad que tenemos, en este caso, en las redes sociales, para generar una relación con la audiencia. Es la generación de cierta fidelidad y motivación hacia nuestra marca.

Para aumentar la puntuación en este factor, será necesario compartir publicaciones a menudo, sea contenido propio o de otra fuente. Los contenidos, cuanto más tengan que ver con nuestro objetivo y nuestro campo profesional, mejor. Se puede compartir de forma pública o en los grupos de Linkedin.

Además, será vital agradecer los “likes”, comentar, responder y mencionar a quien interactúa con el contenido que hemos compartido.

CREA RELACIONES

Linkedin valora tu capacidad de crear relaciones y cuidarlas. Para aumentar tu puntuación en este valor se recomienda visitar perfiles, enviar solicitudes de contacto, personalizar los mensajes, felicitar por los cumpleaños o aniversarios de trabajo, validar aptitudes y hacer recomendaciones, enviar mensajes

Además de estos cuatro factores, el SSI de Linkedin te ofrece otra información muy importante: una comparativa con las personas que conforman tu red de contactos y una comparativa con las personas del mismo sector profesional que el tuyo.

SSI Sector

Si clicamos en alguno de los dos valores, nos lleva al final de la página donde podemos ver lo siguiente:

SSI Sector 2En el primer recuadro, “Personas de tu sector”, nos indica cómo estamos en relación a los profesionales de nuestro sector, en mi caso RRHH. Nos indica la media de SSI que tienen (21. Creo que para ser RRHH debería ser más alto ?) y en qué posición, en porcentaje, estamos en este sector. En mi caso me dice que estoy en el 1% más alto. No tengo ninguna queja.

En el segundo recuadro, “Personas en tu red”, nos posiciona respecto a nuestra red de contactos. Podemos ver que tenemos de nuevo los dos valores que ya aparecían en el primer recuadro. En este caso, mi red de contactos tiene un SSI de media más elevado que la de los profesionales de RRHH, por lo que me sitúa en el 2% más alto de mi red.

Estos dos valores ayudan a aumentar nuestro espíritu competitivo. Nos indica dónde estamos y a dónde podemos llegar. Además, nos relaciona con nuestro sector. Imaginad que yo estuviese, en lugar del 1% más alto, por la mitad. O sea, con un SSI de 21. Seguramente las oportunidades de negocio en Linkedin se reducirían bastante.

Os aseguro que me entra trabajo por esta red, sea para trabajar los perfiles de Linkedin, como para dar clases de desarrollo profesional y orientación laboral. Y cuando me relajo y el SSI disminuye, lo noto.

Así que ya sabéis. ¡A trabajar estos cuatro factores para poder aumentar el SSI de Linkedin y tener más oportunidades de negocio en esta red!

Posicionamiento en Linkedin

Posicionamiento en Linkedin

¿Alguna vez te has planteado en base a qué, Linkedin, ordena a los candidatos cuando se realiza una búsqueda? Si un técnico de selección busca a un profesional, seguro que quién sale de los primeros en las búsquedas tendrá más opciones que el que encontramos en la página 20 de resultados. La posición en la que salimos en las búsquedas tiene que ver con el posicionamiento en Linkedin.

Quiero aclarar que no hablo del posicionamiento de Linkedin en Google. Este post es para hablar del posicionamiento en las búsquedas realizadas en el propio Linkedin.

Cada vez más, se buscan profesionales en Linkedin. El posicionamiento en Linkedin sería el conjunto de factores que determinan tu lugar en los resultados de una búsqueda. Los que salen primero, si la búsqueda está hecha con la intención de contactar con candidatos o con profesionales autónomos, tienen muchas más opciones de ser contactados.

Pero, ¿cuáles son estos factores que determinan y afectan al posicionamiento en Linkedin? Vamos a verlos. Como mínimo os explicaré los que conozco, porque Linkedin no lo explica todo detalladamente.

El posicionamiento en Linkedin tiene que ver básicamente con tres factores:
  • Los datos personales y el perfil de Linkedin
  • Actividad del perfil en Linkedin
  • El volumen de contactos de Linkedin y el nivel de relación.

DATOS PERSONALES Y PERFIL DE LINKEDIN

Como parece evidente, tener un buen perfil de Linkedin es necesario para aparecer cuanto antes en las búsquedas. Pero, ¿a qué se refiere tener un buen perfil respecto a las búsquedas?

Hemos de tener claro que no todos los apartados del perfil de Linkedin juegan el mismo papel en cuanto al posicionamiento. Tendremos que tener en cuenta, sobre todo:

  • El Titular profesional.

Ya escribí sobre el titular profesional hace un tiempo, dando consejos sobre cómo debe ser éste. El titular profesional lo encontramos bajo nuestro nombre en Linkedin.

Resumiendo, hemos de tener claro que es un apartado clave en Linkedin. Haced una prueba (si tenéis muchos contactos), en el buscador de Linkedin escribid “administrativo” y mirad los resultados en la primera página. ¿A que todos o casi todos tienen esta palabra clave en el titular profesional?

Posicionamiento en Linkedin

El titular profesional debe contener las palabras clave por las que queremos ser encontrados. Pero también hemos de pensar en cómo nos buscarán. Podemos pensar que escribir un titular como “en búsqueda activa de empleo” sea una buena idea, pero ¿las empresas buscan estas palabras o buscan una profesión, un conocimiento…?

A mí, ninguna empresa me ha dicho nunca que busca a alguien en búsqueda activa, y sí, un administrativo, alguien que sepa Photoshop o un community manager… Eso no quiere decir que no podamos ponerlo, pero más con la siguiente fórmula:

“Administrativa contable con SAP en búsqueda activa de empleo”.

A medida que vamos rellenando nuestro perfil, Linkedin nos indica qué nivel tiene en relación a lo completo que está. Este hecho tiene efecto en el posicionamiento en Linkedin, pues, como nos podemos imaginar, a Linkedin no le interesa potenciar perfiles inacabados. Es como hacer una búsqueda en Google y que los resultados encontrados sean irrelevantes respecto a lo que se busca.

Por este motivo, hemos de intentar llegar a tener un nivel “Estelar” en Linkedin. Todo lo que sea inferior a este nivel, influirá en las búsquedas afectando negativamente a nuestro posicionamiento.

  • Veces que se repiten las palabras claves en el perfil. Sobre todo, en los títulos.

Si la palabra clave era importante en el titular profesional, también lo es en el resto del perfil, aunque menos.

Sobre todo, es interesante que las palabras clave aparezcan en los títulos de las experiencias de trabajo (“Cargo”). También es muy importante que las palabras estén presentes en el extracto. No me atrevería a decir un valor de repetición. He leído por ahí que entre 15 y 25 veces que aparezca la palabra está bien, pero en mi opinión, es demasiado. Creo que quedaría un perfil “extraño” con tanta repetición. Cuando he hecho observación directa, probando diversas búsquedas de perfiles, mi sensación es que unas 5-10 keywords ya ayudan al posicionamiento.

  • Ubicación

Si nos fijamos en los resultados de la primera y segunda página de las búsquedas, veremos que la ubicación de los perfiles encontrados tiene relación con la nuestra. Es de toda lógica, a no ser que te hayas armado de una red de contactos de otra ubicación. Linkedin posiciona primero lo más cercano a ti, porque considera que es lo que buscas, si no indicas lo contrario.

EL VOLUMEN DE CONTACTOS Y EL NIVEL DE RELACIÓN.

  • El nivel de relación en Linkedin

Linkedin posiciona mejor las personas que tienen un grado de relación de 1er o 2º nivel, respecto a quién realiza la búsqueda. Por ese motivo, nos interesa ser contacto (o casi contacto) de nuestro público objetivo, es decir, aquellos contactos que nos interesan en Linkedin. Por ejemplo, si somos emprendedores, tendremos que tener en nuestra red a los posibles clientes. Y si estamos en búsqueda de empleo, hemos de tener en nuestra red a posibles empleadores (personal de RRHH, directivos…).

  • El volumen de contactos

Siempre se ha dicho que es muy importante tener muchos contactos en Linkedin. Contactos en LinkedinParece claro que hemos de llegar a cuanta más gente que nos puedan ayudar a conseguir nuestro objetivo en Linkedin. Pero hay un motivo más. Si os fijáis en las búsquedas de perfiles en Linkedin, una de las informaciones que podemos ver a simple vista es el número de contactos que tenéis en común. Y si os fijáis, a veces tenemos a alguien que, a pesar de no tener, por ejemplo, en su titular profesional la palabra que hemos escrito en el buscador, aparece antes que otros que sí la tienen. En muchas ocasiones, podemos ver que el número de contactos en común es muy elevado. Seguramente es eso lo que le posiciona tan bien, a pesar de no tener la palabra clave en su titular.

De ello podemos deducir que el número de contactos en común es clave para posicionar tu perfil de Linkedin.

Por eso, debemos de crecer mucho en el número de contactos. A más contactos, más posibilidad de tener contactos en común con la persona que busca por palabra clave en el buscador. El enlace os lleva a un post sobre cómo crecer en Linkedin en número de contactos.

ACTIVIDAD DEL PERFIL DE LINKEDIN

La actividad que tienes en Linkedin va a resultar también determinante para posicionarte bien en esta red social.

Por eso va a ser necesario que realices una serie de acciones a menudo en tu Linkedin, como puede ser actualizar el perfil, participar en conversaciones, buscar a personas, publicar en grupos de Linkedin

De entrada, los perfiles inactivos no están bien posicionados. Cosa bien lógica. Y para poder valorar si nuestra actividad en Linkedin está siendo la correcta, tenemos un indicador muy relevante: el SSI de Linkedin.

Parece ser que los valores a este indicador influyen, y mucho, en el posicionamiento en Linkedin.

¿Y qué es el SSI de Linkedin? El Social Selling Index es un indicador de venta de nuestra marca en las redes sociales. No hemos de interpretar la venta como venta de producto, sino como venta de la marca. O sea, es medir si estamos transmitiendo nuestra marca con potencia en las redes. Es un indicador para conocer si estamos usando bien la red social para proyectar nuestra marca.

SSI

Sobre el Social Selling Index, escribiré próximamente, para saber cómo interpretarlo. Resumidamente, si realizamos las acciones que he explicado en este post y tenemos un buen nivel de actividad, el SSI subirá. Os recomiendo, como mínimo, un SSI superior a 60 (pero mejor más de 70).

En definitiva, estos tres grupos de factores determinan el lugar en el que aparecemos en las búsquedas. Cuando alguien realiza una búsqueda de un profesional en Linkedin o un autónomo, por ejemplo, para contratarlo, evidentemente no se irá a la página 10 de resultados, se fijará, sobre todo, en los primeros.

Si trabajamos bien estos tres factores, seremos nosotros los que apareceremos en la primera página de resultados en las búsquedas en Linkedin de profesionales

Espero que os haya resultado interesante.

Hasta el siguiente post.

Identidad digital y búsqueda de trabajo

Identidad digital y búsqueda de trabajo

“¿Por qué le ha de importar al reclutador las fotos que cuelgo en Facebook de mi último fin de semana?”. “¿Qué más da la foto de perfil de WhatsApp? Es mía, de mi entorno familiar y ya está”. “. “¿Me pueden no contratar por lo que twitteo?”. Éstas son reflexiones y preguntan que me formulan en los cursos que doy. Hoy hablaré de la identidad digital y la búsqueda de empleo.

Con la llegada y establecimiento de la red social e internet, gran parte de las personas tiene lo que se llama una identidad digital. La identidad digital, o identidad 2.0, es la información que existe sobre nosotros en internet. Tenemos información sobre nosotros en la red que puede ser fácilmente consultada por los demás mediante los buscadores o la propia red social. Por tanto, a partir de esa información, damos una imagen de quiénes somos.

Hemos de ser conscientes que tenemos una identidad digital y que podemos influir en ella teniendo un control de lo que lanzamos en la red, pues puede llegar a afectar, negativa o positivamente, a los procesos de selección. Este control lo podemos ejercer si queremos, claro. Hay quien no quiere. Está bien. Pero hemos de entender que para los profesionales de la selección es una información que le puede ayudar a estar seguros de a quién contratan. (más…)

100 posts: ¿Me descartan por mi Facebook?… y otras preguntas

100 posts: ¿Me descartan por mi Facebook?… y otras preguntas

¡ 100 posts ! ¡Bienvenido al post número 100!

Muchas gracias por empujarme hasta este post. En él, responderé algunas de las dudas que me habéis preguntado durante la semana. Contestaré a las siguientes preguntas:

  • ¿Buscan los responsables de selección a los candidatos por internet y en las redes sociales?
  • ¿Te pueden descartar por la información que aboques?
  • ¿Están invadiendo tu privacidad?
  • ¿Se pueden tener dos perfiles en Linkedin?
  • ¿Puedo llamar a quien me ha entrevistado después de un tiempo?
  • ¿Cuáles son las salidas laborales en Derecho?
  • Y por último, expondré una sugerencia que me han hecho.

Paso a responder (más…)

Tutorial de Linkedin

Tutorial de Linkedin

Revisando mi blog veo que he escrito ya diversos posts sobre Linkedin. Tantos que he decidido recogerlos todos en este post a modo de tutorial de Linkedin. Vendría a ser una guía sobre qué hemos de tener en cuenta para tener éxito en esta red social. En este recopilatorio se responde a la pregunta de qué es Linkedin, para qué sirve, y da respuesta a las diferentes acciones y posibilidades que ofrece esta red social.

Comentaros que voy actualizando los posts a medida que esta red va actualizándose.

Resumiendo, para tener éxito en Linkedin se han de tener en cuenta los siguientes puntos (para ir al post clicad en los enlaces): (más…)

Titular profesional en Linkedin: En búsqueda activa de empleo

Titular profesional en Linkedin: En búsqueda activa de empleo

¿Os suena este titular profesional de Linkedin? “ En búsqueda activa de empleo ”, “en búsqueda de nuevos retos profesionales”, “desempleado”, “en paro” … Son algunos de los titulares profesionales que escribimos en nuestro perfil de Linkedin. 

Sin duda alguna, la intención de estos titulares es clara, así como el mensaje que queremos enviar a quien busca candidatos: “estoy disponible para una oportunidad de empleo”. Además, excepto en los dos últimos ejemplos, se intenta dejar claro un nivel de motivación y actividad. En los otros dos ejemplos, evidentemente, sólo se quiere dejar clara la situación de desempleo y, por tanto, de disponibilidad.

Antes de seguir, vamos a explicar qué es esto del titular profesional de Linkedin. (más…)

10 Indicadores de buen funcionamiento de mi perfil de Linkedin

10 Indicadores de buen funcionamiento de mi perfil de Linkedin

Tenía pendiente un post sobre Linkedin: indicadores en Linkedin para confirmar o no, nuestra evolución positiva en esta red social profesional. En un post anterior, os comenté la importancia de trabajar Linkedin por objetivos y os mostré un ejemplo claro de cómo hacerlo. Hoy se trata de hacer un registro sobre unos indicadores o KPI’s de Linkedin que nos pueden ayudar a valorar si estamos trabajando Linkedin de la forma correcta o no.

Antes que nada, indicar que un KPI es cada una de las métricas utilizadas para conocer la eficacia de las acciones realizadas. Por tanto, un KPI en Linkedin sería cada una de las métricas que vamos a tener en cuenta para valorar si las acciones realizadas en Linkedin nos acercan a nuestro objetivo.

Los objetivos que se establecen para trabajar Linkedin, como planteé en el post citado anteriormente, es vital que los podáis ejecutar vosotros mismos, que sean controlables por vosotros. Por ejemplo, un objetivo no sería que te envíen invitaciones 10 personas a la semana, sino que vosotros enviaseis 10 invitaciones a la semana. La primera opción no la podemos controlar. La segunda, sí. Además, comenté que los objetivos cuantificables planteados, han de ser los que creamos que son relevantes para el buen funcionamiento de nuestro perfil de Linkedin. Por ejemplo, está claro que aumentar los contactos en Linkedin aumenta tu visibilidad y la posibilidad de generar nuevas oportunidades; o que visitar perfiles es una forma de generar una visita a tu perfil, por lo que hemos de visitar perfiles que nos interesen.[bctt tweet=”10 indicadores para valorar el funcionamiento de nuestra actividad en #Linkedin #perfillinkedin #empleo” username=””]

A partir de aquí, nos hemos de ocupar de controlar que estos objetivos planteados estén dando sus frutos. ¿Cómo lo haremos? A través de KPI’s de Linkedin de buen rendimiento. ¿Cuáles son? Vamos a ver algunos de estos indicadores en Linkedin:

  1. Tamaño de la red de contactos de Linkedin

Tener un buen número de contactos es el mejor indicador de que estamos trabajando bien la red, como mínimo cuantitativamente. El por qué es tan importante que crezca el número de contactos es porque cuando un contacto de 2º nivel se convierte en contacto directo, la gran mayoría de sus contactos se convierten en contactos de 2º nivel, por lo que ya sois más visibles en las búsquedas de perfiles en Linkedin (haced la prueba con el buscador de la parte superior. ¿A que la mayoría, por no decir todas, de las personas que aparecen al buscar por un término son de 1er o 2º grado, como mínimo en las 10 primeras páginas?).

Otra cosa será que los contactos sean de mayor calidad. Primero habría que definir qué es un contacto de calidad. Puede tener, a mi entender, dos acepciones:

  • La primera es que es un contacto con un gran número de contactos a su vez, por lo que vuestra red crece ostensiblemente, pudiendo llegar, más fácilmente, a perfiles del siguiente punto:
  • La segunda es que es un contacto que, independientemente del número de contactos que tenga, nos puede ayudar más claramente a conseguir nuestro objetivo. Puede ser, por ejemplo, un posible cliente, un referente en el sector, un responsable de RRHH, un directivo de una empresa objetivo…
  1. El número de invitaciones entrantes

En este registro que deberíamos hacer para poder conocer la evolución de nuestro perfil de Linkedin, se debería de tener en cuenta un indicador de Linkedin importante: hemos de registrar el número de invitaciones que recibimos. Aconsejo hacerlo por semanas y compararlo con la anterior. Después hacer lo mismo entre meses. Anotaremos la diferencia en porcentaje, positivo o negativo. Es como hace Linkedin en el apartado “Quien ha visitado tu perfil”.

No cabe decir que lo interesante es que esta evolución siempre sea en positivo, aunque hay semanas que es imposible por ser festivas. Por norma, a mayor número de contactos, más posibilidad de que crezcan el número de invitaciones, por el mero hecho de ser más visible para más número de personas.

  1. Porcentaje de visitas al perfil

Este indicador lo ofrece Linkedin en el apartado antes citado del perfil (“Quien ha visitado tu perfil”), que se llega desde el perfil. Pero además, nos ofrece una información muy interesante que podemos ver más detalladamente en la versión Premium, pues podemos visualizar a todas las personas que nos han visitado en 90 días. Por ello, recomiendo que, como mínimo, en el momento que tengamos que estar más productivos, probemos la versión Premium un mes. Después podemos pagar la versión premium o no, decisión de cada uno. Pero de esta forma, podremos controlar más claramente las consecuencias de nuestras acciones en ese mes. Antes de probarlo, aseguraros que ya tenéis el perfil de Linkedin bien hecho y con un buen número de contactos. No utilicemos ese tiempo de Premium para acabar de mejorar el perfil.

¿Qué podemos ver en este apartado que nos pueda interesar que sea un buen indicador de nuestro rendimiento?:

Linkedin va haciendo cambios, por lo que puede pasar que lo que voy a explicar lo veáis diferente. Por norma, cuando lo detecto cambio los textos en mi post a los que hace referencia ese apartado, pero puede haber un desfase.

Antes, Linkedin daba más información que ahora, pero aún sigue siendo interesante saber, por ejemplo, cómo va el porcentaje y el número de visitas entre semanas. Fácilmente, podemos ver si nos han visitado más o menos. Y por norma, este hecho tiene que ver con nuestra actividad. Cuanto más actividad tengamos, más visitas.Indicadores en Linkedin

  1. Nº  de entrevistas, proyectos o colaboraciones.

Un indicador en Linkedin muy interesante es el aumento de citaciones de entrevistas. Pero a veces también te llaman para colaboraciones, proyectos, prácticas… Son indicadores que nuestro perfil gusta y quieren trabajar conjuntamente con nosotros.

Este indicador se puede evaluar semanalmente, pero está claro que tiene más incidencia si anotamos de manera mensual las variaciones.

  1. Número y porcentaje de clientes conseguidos vía Linkedin

Si somos empresa o autónomos, uno de nuestros motivos en Linkedin puede y debe ser atraer clientes por esta red social. Para ello, debemos tener bien presente los posibles clientes e intentar llegar a ellos mediante Linkedin, para que conozcan nuestra actividad y llamarles la atención. Es importante llevar un registro de los clientes que conseguimos mediante esta red. Puede ser mensual pues semanal, en un principio, no jugaremos con números amplios. Si un mes vemos que no hemos obtenido tantos clientes, puede ser interesante echar un vistazo a los objetivos planteados y ver si hemos bajado nuestra actividad o si ha podido influir otro tema.

  1. Peticiones de publicidad

Éste sería el caso de aquellas personas que tienen web y comparten contenido en Linkedin. Puede ser interesante que se nos dirijan para indicarnos si pueden salir en nuestra web. Quiere decir que la consideran una vía importante para conseguir clientes. Por tanto, es el resultado de haber conseguido cierta reputación y credibilidad profesional.

  1. Invitaciones a grupos de Linkedin

Que nos envíen mensajes invitándonos en grupos es un reflejo de que consideran que somos importantes para un tipo determinado de grupo. Puede que sea porque somos muy participativos e influentes en otros grupos.

  1. Nº  de consultas recibidas

Igual que el anterior apartado, es una muestra de tener ganada cierta reputación el hecho que aumente el número de consultas profesionales que nos hagan. Podemos registrarlas y compararlas por mes, por ejemplo, si no son muchas.

  1. Interacción de tus publicaciones de Linkedin

Este es un indicador de calidad de contenido y de alcance de nuestras publicaciones, por lo que, evidentemente, a más contactos, más alcance. Que lo que digamos, hagamos o compartamos sea importante para los demás repercute muy positivamente en la imagen que tienen de nosotros.

Por eso, es importante tener un objetivo de publicaciones semanales y comprobar el número total de recomendaciones, de comentarios y de “compartir”, y compararlos semanalmente en valor natural y porcentaje.

  1. Nº de validaciones

Este último indicador hace referencia a que controlemos el número de validaciones que obtenemos de las aptitudes de nuestro perfil. En el post anterior “trabajar Linkedin por objetivos” vimos que este apartado es una cadena de favores, por lo que dependerá mucho de que seamos nosotros los que validemos primero. Un control del número de validaciones semanal y la comparativa con la semana anterior sería interesante.

Por último, un gran indicador en Linkedin es el SSI de Linkedin, el social selling index, que te calcula y muestra el nivel de tu perfil de Linkedin.: Para poder acceder, tenéis que escribir en el navegador la siguiente URL.

https://www.linkedin.com/sales/ssi

No os hablare detenidamente sobre este indicador, ya lo hago e el post antes enlazado, pero sólo comentaros que valora 4 aspectos:

  • Tu marca profesional
  • Si localizas tus contactos de interés
  • Si atraes con lo que compartes
  • Si creas y mantienes relaciones profesionales con otros miembros.

Además,te sitúa y compara con la gente de tu red y de tu sector.

Podemos incluir otros indicadores en Linkedin, evidentemente, pero estos tienen bastante peso y son muy certeros, diría.

¿Se os ocurre alguno más?

Ejemplo práctico: ¿me estoy desviando de mi objetivo en Linkedin?

Ejemplo práctico: ¿me estoy desviando de mi objetivo en Linkedin?

En el post anterior, escribí sobre la necesidad de una estrategia para conseguir el objetivo deseado con Linkedin. Hoy llega el momento de ponerlo en práctica. A menudo, cuando se habla de trabajar por objetivos medibles, alcanzables… la gente te dice, “vale, ¿pero cómo? ¿Cómo se plasma un objetivo en Linkedin? ¿Me puede poner un ejemplo?”- Pues sí. Os enseño, en la tabla adjuntada, un ejemplo de cómo plasmar los objetivos deseados en un registro de seguimiento. También se puede anotar lo que vamos consiguiendo en un determinado período de tiempo, para poder compararlo y saber si nos estamos desviando del objetivo y poder hacer correcciones. Dicho sea de paso, esta tabla de objetivos sirve tanto para trabajar Linkedin como para cualquier otra cosa.

[bctt tweet=”Es necesario llevar un registro de tu actividad en Linkedin para evaluar y mejorarlo  #Linkedin” via=”no”]

También deciros que no todo el mundo trabaja Linkedin de esta forma tan metódica y, aun así, les va bien. Muchos de estos datos se controlan alguna vez por intuiciones de lo que crees que te sirve más o menos. Creo que es importante llevar un control cuando crees que Linkedin es un canal muy importante para conseguir clientes o empleo. También cuando es necesario mantener o difundir tu marca personal y tu público está sobretodo aquí.

El fin de registrar unos objetivos es conocer si nos desviamos de ellos o no. Hemos de partir de  un objetivo específico medible (por ejemplo, número de invitaciones). El valor
que le otorguemos a ese objetivo, será el que creamos que es necesario para conseguir el objetivo mayor. Es decir, mi objetivo específico puede ser aumentar mis contactos. Para hacerlo medible, me puedo proponer enviar 80 invitaciones al mes para contactar. Ese debe ser el número mínimo que yo considere para conseguir un objetivo mayor (notoriedad, difundir marca, conseguir empleo…).

Los objetivos nos permitirán guiarnos en nuestro uso de Linkedin. El hecho deplantear unos objetivos ayuda además a entender Linkedin, pues te obliga a conocer las diversas aplicaciones que tiene (validaciones, grupos…).

Recomiendo plantear objetivos específicos de acciones nuestras que consideremos nos ayudarán a llegar al objetivo general. Creo que es más interesante programarse unos objetivos de actividad realizables por uno mismo y, por tanto, totalmente controlables y relacionarlo con lo que se llama, “indicadores” para ver si están dando el fruto esperado. Tenéis aquí información sobre los indicadores en Linkedin de buen funcionamiento.

Primero, definamos unos objetivos para mi Linkedin:

  • Generar contactos en Linkedin de calidad para mis intereses laborales
  • Aumentar las visitas a mi perfil
  • Mostrar mi marca personal
  • Darme a conocer en Linkedin
  • Mejorar la calidad de mi perfil
  • Generar un perfil y acciones adecuadas para salir en las búsquedas de Linkedin.
  • Generar oportunidades de empleo

Pero algunos de estos objetivos no son del todo medibles. ¿Cómo mido si he mostrado mi marca personal? ¿Cómo sé si me estoy dando a conocer en Linkedin? Ha llegado el momento de plantear unas acciones que conviertan a éste objetivo en mensurable. Además del anterior ejemplo comentado, podéis ver cómo desmenuzamos el objetivo en la tabla adjuntada (si clickáis encima lo veréis mejor. También está el archivo adjunto: Ficha LNKD por objetivos)

objetivo en LinkedinCheck linkedin 2En la columna izquierda tenemos los objetivos asociados a las acciones tomadas. Como podéis ver, hay objetivos que se repiten porque diversas acciones pueden servir a un mismo objetivo. En la segunda columna, tenemos las acciones que emprendemos para llegar a este objetivo. Estas acciones están cuantificadas. La primera fila hace referencia al número de acciones de esa índole/por mes que consideramos que son necesarias para conseguir los objetivos asociados a las acciones. El valor que yo indico no es un valor indiscutible. Sólo es un ejemplo.

La segunda fila nos indica el resultado real conseguido en ese mes para esa opción.

La tercera nos indica la diferencia entre el resultado esperado y el conseguido. Como podéis ver, si es negativa, o sea, menos de lo esperado, está en rojo. Resaltarlo nos permite enfatizar en que lo hemos de mejorar. Podemos hacer anotaciones en la misma celda de qué ha pasado y si hemos de corregir nuestra forma de navegar por Linkedin para mejorar los resultados.

La última columna es un apartado de comentarios. Otros datos que aparecen son: el año, la versión (por si modificáis los números porque consideréis que podéis conseguirlo con menos acciones o porque por motivos ajenos, debéis bajar el tiempo de dedicación…) y los meses, sustituibles por los meses que queráis.

Como unidad temporal de seguimiento del registro he utilizado el mes, pero podría ser la semana, si queréis. Dependerá de lo rápido que queráis avanzar y del tiempo que le podáis dedicar a esta red profesional. Sólo tenéis que tener en cuenta que los objetivos sean posibles de conseguir en ese período de tiempo. Previamente está el trabajo de “para qué quiero Linkedin”.

Evidentemente, podemos ampliar o cambiar los objetivos planteados. Por ejemplo, un objetivo podría ser tiempo de conexión semanal a Linkedin. En este caso, debería ir ligado a una ficha de registro del tiempo de conexión.

Vayamos a ver el significado de cada tarea para poder entender mejor la tabla.

Nº invitaciones enviadas: hace referencia al número de invitaciones enviadas a contactos. Podemos, si queremos llevar un buen control de lo que hacemos, anotar en una hoja de registro el número de personas que les solicitamos contacto y:

  • Son de nuestra profesión
  • Son de RRHH
  • Son cargos superiores de organizaciones que nos pueden contratar/contactar para solicitar nuestros servicios.
  • Otros

Este registro ayudaría a conocer la calidad de los contactos y los resultados generados al escogerlos estratégicamente. Linkedin permite organizar los contactos editando etiquetas en su apartado de “contactos”, si preferís hacerlo de esta manera sin otro registro.

Participaciones: Número de veces que interaccionamos con lo que los demás comparten. Aquí reflejamos desde los comentarios y recomendaciones que hacemos a una publicación, así como las veces que compartimos publicaciones ajenas.

La interacción que generamos al participar en grupos o en publicaciones de los contactos, generan visitas a nuestro perfil e interés por él, por lo que son importantes y tendremos que ser correctos y, nuestro comentario, de agradecimiento o de calidad.

Publicaciones: hace referencia tanto a los posts que compartimos o generamos en Linkedin, como las informaciones o publicaciones de otros que nos interesan y compartimos. Los posts nos convierten en persona de referencia en un sector si están bien redactados y son interesantes. Lo que compartamos da a entender los que nos interesa y cómo nos posicionamos respecto a una información. por lo que podemos despertar interés.

Número de grupos: son las solicitudes que enviamos a los grupos que nos interesan. Requiere de una buena búsqueda de los grupos que nos pueden aportar algo y participar en ellos es una fuente de visitas a tu perfil, además de permitir que seas conocido e influyente en el grupo.

Felicitaciones realizadas: enviar mensajes de felicidades a quien ha encontrado un trabajo o a quién celebra su aniversario en un empleo o a quién, simplemente, es su cumpleaños. Hacerlo provoca visitas a tu perfil. Además de devolverte el gesto. Cuando es el caso de personas que encuentran un nuevo empleo, puede pasar que se abra una puerta a que te informe que también están buscando gente de tu perfil. Me ha pasado. Cuando una empresa contrata, puede ser que necesite a más personas. Es una empresa, por norma, activa.

Validación de aptitudes. Número de aptitudes de los demás que validas. Es una cadena de favores. Te lo pueden devolver y mejora la calidad de tu perfil.

Evolución del perfil– Este, reconozco que es un objetivo distinto. Se trata de llevar al perfil a un nivel de eminencia. Para ello, se ha de rellenar bastante el perfil. Sólo depende de esto. Por lo que tendremos que rellenar todos los boxes que podamos. No sirve pensar como si fuera un curriculum. En él, no pondríamos toda esta información. Pero aquí sí.

Visitar perfiles de mi interèsNº de visites a perfiles que puedan resultar de mi interés. Hacerlo genera tráfico de ellos hacia mi perfil.

Mensajes directos de autocandidatura o colaboración– Mensajes realizados presentando nuestro perfil para posibles colaboraciones o empleos.

Pero de momento, estos datos nos dicen que estamos cumpliendo los objetivos que nos hemos planteado mediante acciones que confiamos nos lleven a conseguir el objetivo final. Faltan otros datos que nos darán la razón o no a las metas de acción que nos hemos responsabilizado cumplir. Estos datos indican si nuestro comportamiento en Linkedin es el deseado: los indicadores.

En el siguiente post os lo explico.

Os recuerdo que este post forma parte de una serie de post sobre cómo trabajar Linkedin. Auí tenéis los enlaces a los posts anteriores:

¿Para qué quiero Linkedin?: https://elcandidatoidoneo.com/2016/02/22/para-que-quiero-linkedin/

Trabajar Linkedin por objetivos: https://elcandidatoidoneo.com/2016/03/07/trabajar-linkedin-por-objetivos/

Por último, os recomiendo la lectura del post que escribí sobre el SSI de Linkedin, un indicador vital para el buen funcionamiento de nuestro perfil y para sacarle más provecho a Linkedin

Un saludo!!!

Trabajar Linkedin por objetivos

Trabajar Linkedin por objetivos

Estrategia en Linkedin, objetivos medibles y claros, organización y planificación, personal branding… son conceptos que conocemos y que sabemos que son vitales para conseguir lo que deseamos. Y Linkedin lo requiere… requiere de estrategia, objetivos… y mucho. ¿Los utilizamos habitualmente? ¿Trabajamos Linkedin por objetivos?

Una estrategia en Linkedin, para ser clara y bien definida, ha de tener objetivos cuantificables, que nos ayuden a evaluar de forma objetiva si estamos navegando hacia la dirección que queremos. También es importante indicar unos plazos o tiempos para la realización de estos objetivos. Los objetivos claros permiten definir las estrategias y las acciones para llegar a ellos.

Imaginad que tengo un perfil en Linkedin con 50 contactos (más…)

¿Para qué quiero Linkedin?

¿Para qué quiero Linkedin?

“¿Por qué no buscas trabajo por Linkedin? Va muy bien”. Te habrán dicho muchas veces. O también: “Si quieres ponerte por tu cuenta, o ser un referente en tu profesión, has de posicionarte en Linkedin”. Y entonces te registras en Linkedin y rellenas un perfil, pero puede que después no sepas muy bien cómo seguir y así es casi seguro que no obtienes muchos beneficios. De ahí la cantidad de perfiles inactivos (aunque diría que actualmente han disminuido). Seguramente esto ocurre porque el inicio es errático, de tanteo, y puede que el cómo opera esta herramienta no quede muy claro por la gran cantidad de información y el tiempo que se le ha de dedicar para sacarle provecho. Para eso hay una posible solución: trabajar Linkedin por objetivos ,tener una estrategia en esta red. Pero el paso previo imprescindible para hacerlo pasa por la siguiente pregunta: ¿Para qué quiero Linkedin?…o sea, con qué fin estoy y qué utilidad le doy a Linkedin (más…)

Marca personal 2.0

Hemos escuchado en muchas ocasiones hablar sobre la marca personal en las redes, o la marca personal 2.0 ¿En qué consiste? ¿Es válido para todos los perfiles profesionales? ¿Qué hemos de hacer para desarrollarla?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que, cuando hablamos de marca, hablamos de una imagen, de un nombre, de un identificativo al que le atribuimos una serie de conocimientos, competencias, valores y knowhow. La marca es algo completamente definido, especializado y único.

Cuando establecemos nuestra marca personal 2.0, lo que estamos haciendo es exponernos como expertos en alguna materia. Permite que nos identifiquen de forma clara con una profesión o una forma de hacer. Todos tenemos principios que nos definen y de los que nos podemos sentir orgullosos. “Soy un buen padre de familia”, “soy un trabajador constante”, “soy creativo”, “siempre intento aplicar un punto de vista alternativo”… son posibles definiciones que nos podemos aplicar. En el caso profesional, hoy día se requiere, con la inmersión en la que estamos con el 2.0, que nos mostremos como expertos. Las redes sociales pueden ayudar mucho a ello.

Considero que se puede aplicar el concepto de marca personal a todas las profesiones, incluso a la forma de trabajar. (más…)

Encontrar trabajo mediante twitter

Como seguramente ya sabéis, Twitter es el nombre de una red de microblogging que permite escribir y leer mensajes que no superen los 140 caracteres. Estos mensajes son conocidos como tweets.

Es una red social que ha tenido un gran boom en pocos años y, aunque el origen no tenía que ver con encontrar trabajo, poco a poco, las empresas, particulares y portales la han ido utilizando para difundir ofertas. También, hay personas que saben utilizar su perfil de Twitter de una forma profesional, difundiendo sus conocimientos y eventos y noticias relacionadas con su profesión y secto
r.

 

A mi modo de ver, y como podéis leer en un post que escribí sobre el futuro próximo de la búsqueda de empleo, es una red que ofrece muchas posibilidades y que, bien utilizada, podría convertirse en un canal importante de búsqueda de empleo y candidatos. (más…)

Cómo ampliar mis contactos en Linkedin

Cómo ampliar mis contactos en Linkedin

De Linkedin he escrito sobre cómo mejorar el perfil, sobre los grupos de Linkedin y la forma de participar, sobre la estrategia y  sobre cómo trabajarlo por objetivos claros y mensurables. Hoy toca escribir sobre cómo ampliar los contactos en Linkedin.

Nuestros contactos en Linkedin nos pueden ofrecer el empleo que estamos buscando, pero para ello, hemos de tener un plan, una estrategia y tener claro para qué queremos ampliar los contactos en Linkedin.

(más…)

Grupos de Linkedin y actitud proactiva

Grupos de Linkedin y actitud proactiva

En otro post, os hablé de la utilidad de Linkedin y de cómo podíamos exprimir y sacar beneficio a partir de la mejora de nuestro perfil de Linkedin. Pero con esto no es suficiente. Hay que hacer más cosas. Como por ejemplo participar en los grupos de Linkedin y mantener una actitud proactiva en esta red para favorecer que nuestro perfil sea visitado… y por tanto, con más opciones de contratación.

Para empezar, veamos unos datos del estudio de Infoempleo y Adecco sobre las redes sociales que ya he comentado en algún post que reflejan el auge de Linkedin, también como recurso de los reclutadores para decidirse sobre a quién contratan:

  • “La mitad de las empresas ya emplea las redes sociales para buscar trabajadores.”
  • El 80% de los responsables de recursos humanos reconoce haber consultado la actividad en redes sociales de los candidatos a las ofertas de empleo. I Informe Infoempleo y Adecco sobre redes sociales y mercado de trabajo
  • El 69% de las empresas españolas han usado las redes sociales para reclutar talento, de las que, el 78% ha hecho uso de Linkedin.

(más…)