Registro de empresas para autocandidatura

Registro de empresas para autocandidatura

Hoy, un post sencillito útil y rápido. El último post que escribí fue sobre dónde conseguir un listado de empresas para hacer autocandidatura. En ese post, os hablé de la importancia de realizar un registro de las empresas donde se envía el currículum por autocandidatura. Pues hoy, os facilito un Excel sencillo de registro de empresas para autocandidatura y unos pequeños consejos sobre cómo rellenarlo y preparar esta autocandidatura. Lo podéis descargar más abajo.

Como podréis ver, es un registro de empresas para autocandidatura sencillo. No hace falta complicarlo mucho. Lo importante es poder hacer un vaciado importante de empresas y tener controlado a quién le enviamos el currículum, cuando y cuál ha sido la respuesta.

La idea es ir buscando empresas de la forma que expliqué en el post anterior e ir anotándolas aquí. Yo no empezaría a enviar currículums hasta que estuviesen la mayoría de empresas recogidas.

Puede que alguien piense que es absurdo y que mejor ir enviando CV’s a medida que encuentras una empresa. La verdad es que creo que no hay nada como una buena organización y control de lo que estamos haciendo.

Mucha gente me dice que la autocandidatura no le sirve. Cuando le preguntas cómo la hace, entiendes que es de forma poco sistemática, puntual y sin registro ni habiendo buscado bien en las fuentes donde se pueden conseguir las empresas.

Pensad que, con este listado, tenéis en un mismo documento los datos de contacto de la empresa, su web, las veces que se ha contactado y el resultado. Es muy útil, por ejemplo para no duplicar candidaturas, para tener un barrido completo de las empresas que os pueden interesar o para poder enviarles el CV de nuevo, una vez transcurrido un tiempo (en el registro de empresas para autocandidatura facilitado, se indica la fecha en que se ha realizado la autocandidatura).

Una vez encontrada una empresa hemos de ver, en su web, cuál es la mejor forma de hacerles llegar un currículum. Las empresas grandes o medianas tienen, con casi total seguridad, un apartado de “trabaja con nosotros” o algo similar. A veces hay que ir al apartado de RRHH.

En este apartado de “trabaja con nosotros”, os podéis encontrar que tenéis que adjuntar un CV o que tenéis que introducir vuestros datos o un mail de contacto o que os deriva a un portal. Esto también es interesante anotarlo en el registro de empresas para autocandidatura.

En las empresas en que se solicita que se envíe un currículum por vía de correo electrónico, es necesario anotar la fecha en el registro porque puede ser interesante enviarlo de nuevo, transcurrido entre 6 meses y un año, si se da la circunstancia que estamos aún, o de nuevo, en búsqueda de empleo. El motivo es que, por política de protección de datos, las empresas pueden mantener por un tiempo los currículums. Además, seguramente darán prioridad a los currículums últimos enviados. Los más antiguos es posible que ya no estén en búsqueda de empleo.

Podemos aprovechar cualquier excusa para volver a enviar el currículum, como puede ser un nuevo curso o un cambio en el formato de currículum.

Hemos de intentar encontrar un correo de alguien de RRHH o que dirija un departamento que nos sea de interés, aunque no siempre lo encontraremos y será habitual enviarlo a un correo genérico. Podemos llamar antes por teléfono para preguntar por la persona a la que podemos dirigir el correo.

En el supuesto en que la web de la empresa te dirija a un lugar propio donde introducir tus datos, puede ser interesante, de igual manera a lo indicado antes, volver a hacer algún cambio cada cierto tiempo, entre 3 y 6 meses. Seguramente, tienen filtros para ver la última vez en que se modificó el perfil, por lo que pueden mirar por los que están más actualizados. Aprovechemos para modificar o añadir algún dato.

Por último, antes de dejaros el registro de empresa para autocandidatura, querría explicaros una situación personal relacionada y cómo me funcionó de bien elaborar un registro así.

En el 2014, yo trabajaba en Servei d’Ocupació d Catalunya, haciendo orientación en un servicio llamado aula activa. En ese entonces, yo decidí dar el salto y ponerme por mi cuenta. Era un cambio arriesgado, pero lo planifiqué bien.

Hice tres frentes:

  • Di voces, los contactos.
  • Creé la web de elcandidatoidoneo.com y las redes asociadas y,
  • Creé un registro de empresas para hacer autocandidatura. Recogí cientos de empresas de formación y de unidades de promoción económica de ayuntamientos para poder ofrecer mis servicios.

La tercera opción, la autocandidatura, me generó hasta 6 trabajos. La mayoría entre los primeros meses, pero alguno un año y dos más tarde.

El listado me permitió hacer un buen seguimiento y mantenerlos informados de mi actividad y de mis cambios… y en algunos coincidió el envío del CV con una necesidad por parte de ellos y en otros no surgió en el momento pero sí un tiempo más tarde.

Ahora sí, os dejo con el registro de empresas para autocandidatura. Es super sencillo, pero así no tenéis que pensar en qué datos apuntar. A veces, este registro se hace a medias o torpemente porque no se sabe qué escribir. Ahora ya no tenéis excusa. Eso sí, no esperéis un documento de ingeniería 🙂

Un saludo y hasta el siguiente post, en el que creo que os pondré algunas cartas de presentación más de ejemplo.

Cómo conseguir un listado de empresas para hacer autocandidatura

Cómo conseguir un listado de empresas para hacer autocandidatura

La autocandidatura, es decir, la presentación de una candidatura a un puesto de trabajo del que no consta la publicación de una oferta para cubrirla, es uno los canales para encontrar trabajo que puede ser muy interesante pero que no se utiliza demasiado o no se le extrae todo el jugo que tiene. Entre otras cosas, porque a veces se desconoce cómo conseguir un buen listado de empresas para realizar la autocandidatura.

Inscribirse a ofertas de empleo es más rápido que la autocandidatura. Mucha gente duda de la autocandidatura porque no hay oferta publicada y se cree que el currículum puede acabar en la papelera. Pero como podéis leer en el post enlazado, este rumor está muy extendido cuando no se da en tantas ocasiones, porque los currículums enviados por autocandidatura, además de ser eficientes para la gestión del talento, pueden significar un ahorro interesante para la empresa cuando busca a un profesional.

Cierto es que los resultados de la autocandidatura pueden ser a medio plazo, lo que hace que sea uno de los canales que más cuesta realizar o que no se utilice de forma sistemática.

Y esto es muy importante. Es un canal que puede ser muy útil, pero si se hace de forma organizada y sistemática.

Cuando las empresas necesitan a un profesional, pueden utilizar canales de pago (portales de empleo, contratación de intermediarios como las ETT o consultorías de RRHH) o canales gratuitos, como el networking, la búsqueda por las redes sociales y los currículums que les llegan vía autocandidatura.

Uno de los primeros pasos a la hora de plantearse realizar una autocandidatura organizada es recoger un listado de empresas que puedan ser de interés para nuestro objetivo laboral. Pero ¿de dónde sacamos este listado de empresas?

Un simple vistazo en Internet, ya nos lleva a diversos listados de empresas, pero en este post, os voy a explicar algunas fuentes con base de datos de empresas que puedan ser de interés.

FUENTES DE DONDE PODEMOS EXTRAER UN LISTADO DE EMPRESAS

  • ADMINISTRACIONES LOCALES
    Las administraciones locales acostumbran a tener información sobre las empresas que residen en el territorio. En muchas ocasiones, este listado es accesible desde la propia web de la administración local, aunque a veces no y se ha de demandar directamente. En la gran mayoría de los casos, os facilitaran la información.
    Además, es información bastante actualizada. Acostumbran a revisar los datos en un período corto de tiempo.
    Es muy útil para conocer las empresas que habitan en los municipios donde vivís y en los alrededores. Interesante si queréis tardar poco en llegar a la empresa.
  • WEBS DE INFORMACIÓN EMPRESARIAL
    Con una simple búsqueda en Internet de “listado de empresas”, podemos ver en las primeras posiciones webs que recogen directorios de empresas. Algunos de estos directorios los clasifican por sector o por localidad. Aún así, es cierto que a veces falta información más detallada sobre la empresa o se ha de pagar si quieres información más detallada.
  • GOOGLE MAPS
    Una simple búsqueda en una zona geográfica en Google Maps, nos puede ayudar a ver empresas de esa zona. La forma de hacerlo es la siguiente:

  • REDES SOCIALES Y APPS DE HOSTELERÍA
    Si nuestro interés es trabajar en el sector de la hostelería y/o turismo, tenemos unos cuántos buscadores webs, apps y redes sociales (eltenedor.com, www.tripadvisor.com, www.booking.com…) que nos dan una buena selección de establecimientos para hacernos un listado de empresas interesante para poder enviar el currículum.
  • LISTINES FÍSICOS DE EMPRESAS
    Es el método más tradicional. En muchos lugares, se publican directorios de empresas por lo que os puede ser fácil acceder a la información y haceros un listado bastante actualizado. Este tipo de publicaciones se suele actualizar una vez al año, aunque con internet, cada vez están más en desuso.
  • WEBS DE PATRONALES, ASOCIACIONES, FEDERACIONES, ENTIDADES, CÁMARAS DE COMERCIO…
    Son otras entidades de las que podemos conseguir un buen listado de empresas para enviar el currículum.
  • BUSCADORES DE INTERNET.
    Evidentemente, es el canal más fácil para acceder a un listado de empresas. Podéis hacer una búsqueda de empresas por municipios o por sector profesional o tipo de empresa. De esta forma podéis atinar mucho la búsqueda de empresas.

Una vez tenemos el canal de donde obtener empresas para enviar el currículum, deberemos escoger, una a una, qué empresas nos interesa incluir en el listado de empresas. Para ello es necesario visitar la web de la empresa, si la tiene, y ver si es de nuestro interés. En el post enlazado escribí sobre qué información podemos buscar en la web de la empresa.

Una vez que tenemos el listado de empresas completado, nos falta tener una carta de presentación de autocandidatura y un currículum adaptado a la empresa, como podéis ver en los enlaces.

A partir de aquí, pasaremos a la acción y es vital hacer un registro de las empresas con las que contactamos.

En el siguiente post os facilitaré un ejemplo de plantilla de seguimiento de empresas que os pueda ser útil para la autocandidatura.

Espero que el post os haya resultado interesante. Nos vemos en el siguiente.

¿Cómo encontrar un trabajo de verano?

¿Cómo encontrar un trabajo de verano?

¿Quieres encontrar un trabajo para este verano? Los meses de mayo y junio, son un buen momento para buscar un trabajo de verano por el aumento de ofertas destinadas a esta época del año. Puede ser una buena oportunidad para:

  • Encontrar el primer empleo.
  • Ganar un dinero que irá muy bien para afrontar los estudios.
  • Encontrar un empleo de una profesión nueva en la que te has formado, facilitando así el cambio de profesión.
  • Poder reincorporarte al mercado laboral después de un período sin trabajar, con el efecto positivo que produce que desaparezca ese vacío en el currículum.

Para aquellas personas que piensen que será sólo un trabajo de verano y puedan estar interesadas en algo más estable, hemos de pensar que es una buena oportunidad para que te conozcan en una empresa y, de esta manera, cuando se produzca una necesidad futura de contratación, hay más probabilidades, si has realizado de forma eficiente tu trabajo, que te llamen.

También, como he comentado antes, es una buena oportunidad para romper con un vacío en currículum. Rompemos de esta forma con una dinámica negativa, aunque sea con un trabajo de temporada.

Yo siempre tengo una máxima muy fijada en mis acciones. La máxima es “por mí, que no quede”. Es decir. Yo he de intentar hacer las cosas bien y, evidentemente, puedo equivocarme. Mi responsabilidad, si me equivoco, es analizar mi error para que no vuelva a suceder.

Escribo esto porque puede ser que, algunas personas, afronten un trabajo de verano sin la motivación necesaria. Aunque sea un trabajo temporal porque después nuestra intención sea, por ejemplo, volver a incorporarnos a los estudios, siempre hemos de intentar afrontar los trabajos con motivación. Si están contentos contigo, siempre pueden abrirse otras puertas.

Imaginemos a alguien que entra a trabajar como dependiente en una cadena de ropa. Imaginemos, por ejemplo, que está estudiando marketing. Si deja una buena huella en el trabajo, puede que años más tarde pueda presentar su candidatura para trabajar en esta otra área.

Imaginemos a alguien que busca trabajo en una residencia para personas de la tercera edad. El verano es época de sustituciones en el trabajo. Si se trabaja bien, puede ser que en unos meses te vuelvan a llamar porque tienen una vacante.

Entre los puestos de trabajo con más demanda en verano, nos encontramos:

  • Trabajador@s de atención al cliente en comercios: dependiente@, cajer@s, reponedor@s…
  • Profesionales del transporte, logística y almacén: moz@s de almacén, operari@s, conductor@s, repartidor@s…
  • Profesionales de la educación y ocio infantil- educador@s de tiempo libre, de colonias de verano…
  • Profesionales en servicios sociosanitarios- técnic@s de servicios sociosanitarios, recepcionistas, operari@s de limpieza, conserjes…
  • Emplead@s del sector de la alimentación: manipulador@s de alimentos, operari@s de cadena de montaje…
  • Profesionales de ocio, turismo y hostelería- camarer@s, personal cociner@s, camarer@s de pisos, personal para conciertos, socorristas…

 

Características de los trabajos de verano 

  • Acostumbran a ser trabajos temporales, sólo para la temporada estival.
  • Son trabajos, sobre todo en el sector de ocio, restauración, comercio y turismo. También la educación, la industria y servicios sociosanitarios, aunque en menor medida.
  • Las contrataciones se dan para sustituir trabajadores que cogen vacaciones en estos días o por un aumento de la carga de trabajo en esta época.

Consejos para encontrar trabajo en verano

Encontrar trabajo en verano puede ser fácil si te organizas bien, empiezas la búsqueda un poco antes de que empiece el verano y tienes en cuenta los siguientes consejos:

  • Revisa todos tus perfiles en los portales de empleo y adapta el currículum, si es necesario. Puede que, durante el año tengas otros objetivos laborales pero ahora has de retocar tus CV’s y perfiles a tu objetivo estival..
  • Para encontrar trabajo en verano, hay que empezar a buscar en los meses de mayo y junio, pues los trabajos empiezan entre junio y agosto.
  • Da voces, haz networking, muy útil para encontrar un trabajo de verano, pues muchas empresas no llegan a publicar una oferta.
  • En los buscadores de los portales de empleo, escribe la palabra clave “verano” y podrás llegar a muchas de las ofertas de temporada.
  • Como he escrito antes, motívate, a pesar de ser un trabajo temporal. Nunca se sabe.
  • La organización y la constancia será muy importante para conseguir un trabajo de verano. Piensa que este período es muy corto, a la que te despistes, ya estás fuera de plazo, por lo que has de hacer una búsqueda muy intensa en los meses previos. Recuerda que hay un mejor horario para buscar trabajo de forma más eficiente.
  • Al ser la mayoría ofertas temporales, es muy recomendable seguir las ofertas de las ETT’s.

Si seguís estos consejos, estoy seguro que podréis conseguir un trabajo de verano, y si queréis seguir, quién sabe… dejad un buen recuerdo y a ver qué pasa…

¡Hasta el siguiente post!

Cambiar de profesión: consejos para que sea un cambio positivo

Cambiar de profesión: consejos para que sea un cambio positivo

Seguramente, en algún momento de la vida profesional, os habéis encontrado con la necesidad, sea por falta de trabajo o cambios en el mercado laboral, sea por una necesidad interior de cambio, con la urgencia de cambiar de profesión, cosa que no siempre es fácil y hay que planificarlo bien.

Es ese momento surgen muchas dudas:

  • No sé bien en qué me tendría que formar
  • Pero en el currículum… se verá mi experiencia en otra profesión…
  • ¿Tendré más salidas en esta nueva profesión?
  • ¿No me estaré equivocando?
  • ¿Cómo reflejo mi nuevo objetivo profesional en los portales de empleo o en Linkedin?

Estas y otras dudas surgen y pueden hacer que no acabemos realicemos el cambio, aunque nos interese o, sea necesario, o que lo hagamos de una forma incompleta o equivocada.

Vamos a echar algo de luz al asunto y poder planificar bien los pasos.

Si el motivo de cambiar de profesión es por un gran interés en una nueva profesión, pueden surgir muchas dudas, pero el interés ayuda mucho a vehicular la estrategia. Sin embargo, cuando es por necesidad (pongamos que es una profesión con poca salida en el mercado laboral o que, por circunstancias personales, ya no se puede ejercer), opera un grado de ansiedad mayor que puede llegar a bloquearnos.

Para cambiar de profesión, sería necesario plantearnos en primer lugar:

¿Por qué queremos cambiar? Y ¿hacia qué profesión nueva nos orientamos?

 

¿Cuál es la necesidad que tenemos para cambiar de profesión? Hemos de ser sinceros con nosotros mismos y descubrir, realmente, qué es lo que hay detrás del cambio. Si es por algo subjetivo, por ejemplo, desinterés, nos puede ayudar saber qué es lo que no nos ha interesado de nuestra profesión. Esta información nos puede ayudar a encontrar los requisitos que, como mínimo, no debería tener esta otra nueva profesión.

Una vez aclarado esto, nos toca ver hacia dónde nos dirigimos… y esto es de lo más complicado. Sobre todo, cuando uno lleva muchos años en una profesión o cuando, simplemente, no sabe qué profesión nueva le puede interesar.

Llegado a este punto, puede ser interesante contactar con un profesional de la orientación laboral para que os pueda ayudar a desatascar esta situación. ¿En qué os puede ayudar este profesional?:

  • En conocer bien qué os lleva al cambio y qué competencias tenéis y relacionarlas con diversas profesiones donde las podáis poner en práctica.
  • En conocer vuestros intereses profesionales y valores y relacionarlos con posibles profesiones o condiciones de trabajo.
  • En preparar una planificación certera y eficiente para conseguir el objetivo de cambiar de profesión.
  • En ayudar a que este cambio sea menos traumático.
  • En conocer los requisitos que se piden para la nueva profesión y qué oferta formativa os puede interesar para poder desarrollaros en esta nueva profesión.
  • En estudiar y analizar la situación en el mercado laboral de vuestro nuevo objetivo laboral y decidir si es esta opción la que nos interesa.

Para analizar cuál puede ser nuestro nuevo objetivo profesional, deberíamos tener en cuenta, vayamos o no a un profesional de la orientación, los siguientes apartados:

  • ¿Cómo somos trabajando? ¿Cuáles son nuestras competencias? ¿Y nuestros valores? ¿Y nuestros intereses? ¿Qué es lo que más nos gusta de trabajar? ¿Qué no nos gusta?
  • ¿Cuáles son nuestras pretensiones? Tanto económicas como conocer cuál es el techo profesional que deseamos, en qué ambiente nos gusta trabajar, qué características ha de tener esa nueva profesión…
  • ¿Qué lugar ocupa el trabajo en nuestra vida? ¿Cuál sería, siendo realistas, el trabajo de nuestra vida?

Aunque tengamos claro ya de antemano, cuál va a ser nuestra nueva profesión, no está de más realizarse estas preguntas por si hemos obviado algún apartado. Con esta información, ya podemos pensar en las primeras opciones para realizar este cambio y comenzar a preparar el camino.

Decidir el nuevo objetivo laboral y preparar el camino hacia su consecución.

 

Una vez tenemos claro todo lo anterior y nos hemos decidido por una profesión, hemos de analizar si es viable y conocer el camino que hemos de construir para poder trabajar de ello.

También es positivo, si no es que cambiemos por cuestión vocacional, que tengamos más de una posible profesión para cambiar y analizar… por si después del análisis, entendemos que no nos interesa por el motivo que sea (necesitamos mucha formación, hay poca salida laboral…).

Por cada nuevo objetivo planteado, deberíamos analizar:

  • Su situación en el mercado laboral, la salida profesional que tiene y si, donde vivimos, hay salida o requiere un cambio de residencia… y valorar si lo queremos hacer…
  • Las condiciones laborales de esa profesión. ¿Está dentro de nuestros intereses?
  • ¿Qué formación necesitamos para poder ejercerla? ¿Cuánto tiempo dura esa formación? ¿Podemos disponer de ese tiempo o debemos hacer un plan puente, por ejemplo, trabajando y estudiando al mismo tiempo, si es posible? ¿Tiene coste? ¿Cómo podemos acceder a ella?
  • ¿Qué otros certificados o carnets profesionales necesitamos? ¿Qué tenemos que hacer para obtenerlos?
  • ¿Es fácil acceder a esta nueva profesión? ¿Qué requisitos suelen demandar las empresas? ¿Cuáles son las principales vías de acceso a la oferta?

Estas preguntas nos ayudaran a determinar si el esfuerzo para poder acceder a esta profesión nos recompensa o no. Juega un factor importante el tiempo que vamos a necesitar para formarnos, pues es un período sin ingresos, a no ser que se complete con algún trabajo parcial… con lo que quitamos tiempo de estar con la familia, amigos y con nosotros mismo… todo se debe evaluar… ¿Vale la pena el esfuerzo? Si el trabajo es vocacional, seguro… si es porque necesitamos cambiar de profesión y la nueva nos asegura estar más a gusto en el trabajo y/o tener mejores condiciones o poder afrontar con más seguridad la economía casera, también. Otra cosa es ver cómo lo podemos hacer económicamente o cómo podemos conciliarlo con nuestra vida familiar.

Determinación del plan de trabajo y puesta en marcha

 

Cuando ya tenemos claro el objetivo, sólo nos falta establecer un plan… lo que no es siempre fácil y nos puede llevar al éxito o no en función de cómo esté planteado.

Con el nuevo objetivo establecido, hemos de tener en cuenta lo siguiente:

  • Establecer un plan formativo eficaz, a la vez que sostenible con nuestra situación económica y familiar. Esta formación nos permitirá tener los requisitos formativos necesarios para afrontar este cambio de profesión.
  • Conocer formatos y tipos de currículum que nos ayuden a orientarlo de forma que le demos más relevancia al cambio de profesión y en qué nos basamos para poder postularnos como buenos candidatos. Para apuntalar este CV (aquí tenéis un enlace a un post sobre currículums con poca experiencia en una profesión) puede ser necesario incluir un apartado de objetivo laboral, resaltar la nueva formación asociada y explicar toda la formación o trabajos y funciones específicas que puedan tener que ver con la nueva profesión (una comunicación eficiente, por ejemplo, es una competencia que se pone en práctica en diversos tipos de trabajos). Las competencias en el currículum, nos pueden ayudar a resaltar qué tenemos que pueda ser interesante para esa nueva profesión (de hecho, son nuestras competencias más desarrolladas las que, a veces, dictaminan el cambio de profesión).
  • Detectar empresas del sector y buscar la forma, sea en Linkedin, por contactos o por autocandidatura, para acceder a ellas.
  • Al mismo tiempo, realizar un plan de autocandidatura después de haber hecho una lista de empresas que son de nuestro interés.
  • Modificar los perfiles en los portales de empleo, añadiendo la nueva formación y destacando, sobre todo, todo aquello que pueda tener que ver… y a rasgos generales, no eliminéis toda la otra experiencia… es un error que algunos hacen y queda un cv muy reducido…
  • Darse de alta en canales de empleo (portales, bolsas de empleo…) que difundan ofertas de la profesión diana.
  • Establecer una estrategia muy clara en Linkedin, dirigida a cambiar el perfil, el titular profesional, crecer en contactos que nos puedan ser de utilidad para esa nueva profesión y compartir y comentar publicaciones relacionadas con el nuevo objetivo.

Una vez que tenemos la puesta a punto realizada, podemos empezar la búsqueda de empleo. Nunca empecemos antes de la puesta a punto… Sé de muchas personas que me han dicho: “me he apuntado a cientos de ofertas y nadie me ha llamado”… y cuando he revisado su perfil de Infojobs o su actividad en Linkedin, hemos entendido qué pasaba.

Y hasta aquí el post sobre cambiar de profesión… Espero que os resulte de especial interés y que os pueda ayudar a que sea un camino más claro y fácil. Os diría que suerte, pero también os diré que manos a la obra y de que depende en grandísima parte de vosotros.

Un saludo

Encontrar Trabajo en Navidad

Encontrar Trabajo en Navidad

Encontrar trabajo en Navidad puede ser más sencillo que en otras épocas del año por el volumen de ofertas, ya que se incrementan para esta época del año. Puede ser una buena oportunidad para conseguir un primer empleo, para poder ganar algo de dinero y pagarte los estudios, por ejemplo o para poder reincorporarte al mercado laboral después de un período sin trabajar, con el efecto positivo que produce en el currículum.

A pesar de ser un trabajo temporal, puede significar que confíen en ti para otras oportunidades laborales en un futuro.

Podemos pensar, de entrada, que es sólo algo temporal y que el mercado de trabajo no ofrece alternativas más estables en su mayoría, lo que en parte es cierto, pero si no lo intentamos y nos organizamos bien, puede que estemos dejando escapar una oportunidad de futuro.

Podemos, así, enfocar la búsqueda de trabajo para las campañas navideñas

  • como un trabajo temporal que, por nuestras circunstancias, ya nos va bien, o
  • podemos enfocarlo como una oportunidad de reincorporarnos y mejorar y actualizar nuestro curriculum y quién sabe si pueda darnos continuidad en un futuro. No es tan alocado pensar que, si hemos gustado a la empresa, en un futuro no publiquen una oferta cuando haya una vacante y nos llamen directamente a nosotros.

El enfoque que seguro no funciona, es pensar que es un trabajo temporal y que entonces será igual cómo te comportes. De esta manera, trabajarás desmotivado. Pongamos lo mejor de nosotros también en estos trabajos.

Entre los puestos de trabajo con más demanda en Navidad, nos encontramos:

  • Profesionales de atención al cliente en comercios: dependientes, cajeros, reponedores…
  • Trabajadores del transporte, logística y almacén: mozos de almacén, carretilleros, operarios, conductores, repartidores…
  • Profesionales en servicios sociosanitarios- técnicos de servicios sociosanitarios, recepcionistas, operarios de limpieza, conserjes…
  • Empleados del sector de la alimentación: manipuladores de alimentos, operarios de cadena de montaje…
  • Profesionales de turismo y hostelería- camareros, cocineros, camareras de pisos, recepcionistas…

Los centros comerciales, el pequeño comercio y la hostelería y restauración, así como las empresas de envasado y cadenas de montaje, son las que más aumentan las ofertas para la época navideña.

Características de los trabajos en época navideña

  • Suelen ser trabajos temporales sólo para la campaña navideña.
  • Sobre todo, son trabajos de atención al cliente, hostelería y comercio. Aunque, como hemos visto, no son sólo estos sectores.
  • Las contrataciones se dan por un aumento de la carga de trabajo en esta época o para sustituir trabajadores que cogen vacaciones en estos días.

Encontrar trabajo en Navidad

Consejos para encontrar trabajo en Navidad

Encontrar trabajo en Navidad puede ser fácil si te organizas bien y tienes en cuenta los siguientes consejos:

  • Revisa todos tus perfiles en los portales de empleo y adapta el currículum, si es necesario. Puede que, durante el año tengas otros objetivos laborales y que, con esa intención, tengas los currículums y los perfiles de los portales de empleo adaptados para esa profesión, pero si ahora quieres buscar un trabajo diferente para Navidad, tendrás que retocarlos.
  • Encontrar trabajo en Navidad es posible si lo empiezas a buscar antes de diciembre. Desde mediados de octubre comienzan a salir ofertas para la campaña de Navidad y en noviembre es el punto álgido, pero en diciembre ya casi no se publican ofertas. O sea que, al acabar este post, ya sabes qué tienes que hacer.
  • Haz autocandidatura online para las grandes empresas y en persona para los pequeños comercios. A medida que las empresas tienen más trabajadores, acostumbran a formalizar los procesos de selección y la recogida de currículums. En la mayoría de estas empresas, os encontraréis con algún proceso predefinido para recibir los currículums, e incluso, para publicar y permitir inscribirse a ofertas.
    Sin embargo, las empresas y comercios pequeños no tienen estos procesos tan definidos o no tienen una web y si la tienen, no pueden (ni tendría lógica) habilitar una aplicación para la recogida de datos y currículums. Así que tendremos que ir directamente a dejar el currículum.
    Muchos comercios cuelgan un cartel solicitando empleados. Por otra parte, hay muchos grupos de Facebook sobre empleo, en los que la gente cuelga fotos de ofertas de empleo vistas en algún cartel de un comercio.

Os enlazo con una web que tiene un listado de grandes empresas para hacer autocandidatura.

  • Comparte con tus contactos que estás buscando trabajo en Navidad. Trabajar buen el networking te ayudará a llegar a las ofertas que no se publican, que son muchas.
  • Otro consejo para encontrar trabajo en Navidad es algo tan sencillo como un pequeño gesto que nos hará llegar a las ofertas publicadas para la campaña navideña: En los portales de empleo, escribe en el buscador, la palabra “Navidad”. Aparecerán todas las ofertas que contengan esa palabra.
  • Muéstrate motivado. Al ser un trabajo temporal, muchos candidatos se muestran poco motivados o le dan poco valor a la oferta. Aunque sea para 15 días, el trabajo lo tienes que hacer motivado.
  • Organiza, planifica tu búsqueda y sé constante. Para encontrar trabajo en Navidad, hemos de tener claro que las ofertas se publican en un breve período de tiempo. Sólo durante mes y medio o dos meses. Por lo que nos hemos de organizar bien, tenerlo todo preparado y ser constantes. Si vamos diciendo “ya buscaré mañana”, puede ser que mañana no podamos y así sucesivamente y ya se habrá pasado la oportunidad.
  • Inscríbete de los primeros. Es algo que vengo diciendo en diversos posts, por lo que no me extenderé aquí y os enlazo a ellos, pero la idea principal es que, en un portal como Infojobs, se tienen más posibilidades si la inscripción se realiza siendo uno de los primeros candidatos. Por este motivo también redacté un post sobre el mejor horario para buscar trabajo.
  • Sigue las ofertas de las ETT’s. Por la época navideña se realizan contratos temporales, u aquí entran las ETT’s. Así que síguelas por su web y si conoces alguna que no son reacios a atender a los candidatos en persona, pues visitadlos.

Todas estas pautas os ayudarán para encontrar trabajo en Navidad. Ahora sólo hace falta ponerse en marcha. ¡Y empezad ya, que las ofertas de Navidad ya se están publicando!

Un saludo y hasta el siguiente post, un poco menos navideño.

Cómo encontrar trabajo en dos meses (IV)

Cómo encontrar trabajo en dos meses (IV)

Finaliza la serie de posts sobre cómo encontrar trabajo en dos meses. Hasta ahora, os he explicado la preparación previa a la búsqueda de empleo, la puesta a punto. Todo lo explicado es básico y necesario para poder conseguir el empleo deseado en un período de tiempo breve. Si no se hace de esta forma, las posibilidades disminuyen.

Y hoy, os escribo sobre cómo vamos a hacer la búsqueda de empleo, el día a día de la búsqueda de trabajo. Ya tenemos todo preparado y analizado, ahora empieza la acción.

(más…)

Encontrar trabajo en dos meses: canales y networking

Encontrar trabajo en dos meses: canales y networking

A la hora de buscar trabajo, es necesario una buena y efectiva preparación previa, donde hemos de poner al día nuestro currículum y carta de presentación. También hemos de estudiar el mercado de trabajo, definir nuestro objetivo laboral, tener claro las competencias que nos ayudaran a encontrar trabajo y conocer las salidas laborales de nuestra profesión. Finalmente, nos interesará saber cuáles son los canales más adecuados para buscar las ofertas publicadas que nos interesen y realizar un networking eficaz para poder llegar a esas ofertas que no se publican. Hoy, os hablaré de cómo elegir y localizar estos canales y qué acciones de networking podemos hacer para poder empezar la búsqueda de trabajo con más posibilidades de encontrarlo rápidamente. (más…)

Cómo encontrar trabajo en dos meses (II)

Cómo encontrar trabajo en dos meses (II)

En el post anterior, abrí un hilo de posts para explicar cómo encontrar trabajo en un breve período de tiempo. Hablé de tener claro el objetivo laboral y qué competencias nos van a ayudar a conseguir el trabajo deseado. Una vez que lo tenemos claro, se abre un período corto de puesta a punto y de análisis:

  • ¿Cuál es la situación del mercado laboral de la profesión que nos interesa en la zona geográfica donde queremos trabajar?
  • ¿Qué empresas nos interesan?
  • ¿Cómo funcionan los procesos de selección?
  • ¿Cuál es el tipo de currículum que nos interesa por nuestra trayectoria y objetivo y cómo lo hemos de adaptar?
  • ¿Cómo podemos redactar cartas de presentación adaptadas a la oferta y cartas de presentación de autocandidatura?
  • ¿Cuáles son los canales más adecuados para encontrar trabajo para nuestra profesión?
  • ¿Cómo puedo venderme profesionalmente en una entrevista y en el currículum?

Los dos últimos puntos se tratarán en el siguiente post del hilo sobre cómo encontrar trabajo. Ahora trataré los primeros.

Antes de empezar a buscar trabajo, nos hemos de preparar y obtener todos los conocimientos necesarios para encontrarlo. Es como preparar un largo viaje en coche: te estudias la mejor ruta, dónde parar, qué te has de llevar, pones a punto el coche… Si no se hace, se corre el riesgo de equivocarse (siempre existe este riesgo, y es también positivo, pero pasa menos si se prepara antes de empezar). ¿Cómo encontrar trabajo? Con una buena preparación, un objetivo claro, una buena actitud y mucha constancia.

Sé de muchas personas que empiezan a buscar trabajo sin haber cambiado su currículum, o sin entender cómo funcionan los portales y Linkedin, por lo que se van inscribiendo a ofertas, de las que los descartan por no tener bien rellenado el perfil o no estar adaptado a las necesidades de la oferta.

Mercado laboral de la profesión

¿Cómo encontrar trabajo? Primero, conociendo el mercado laboral. Conocer el mercado laboral en general, y en concreto para nuestra profesión, nos ayudará a entender nuestras posibilidades: cuáles son los horarios, cuánto se cobra, qué tipo de empresas nos pueden interesar más…

Por ejemplo, si vivo en una localidad pequeña, la autocandidatura y los contactos, que siempre son importantes, tienen aún más relevancia, pues estas empresas, sobre todo las pequeñas, no tienen tanta tendencia a publicar ofertas de trabajo. O puede que las publique en una bolsa de trabajo de un ayuntamiento local.

Nuestra zona de interés determina mucho cómo buscaremos. Puede que nos interese ampliar esta zona en función de la oferta que haya de nuestra profesión.

Cómo funcionan los procesos de selección

Este tema está siempre muy descuidado. Hay mucha desinformación. Es cierto que los profesionales de la selección informan poco. Nos podemos encontrar con ofertas que no dicen la empresa u ofertas muy bien explicadas, entrevistas múltiples, psicotécnicos… No hay un único proceso de selección tipo. Hemos de estar muy al tanto de todo esto y conocer cómo actuar ante cada una de las situaciones que se puedan dar.

Ampliar nuestro conocimiento sobre los procesos de selección, nos ayudará a ser más flexibles mentalmente y adaptarnos a las situaciones que nos vayan sucediendo. Antes de iniciar la búsqueda de trabajo, deberíamos:

  • Conocer la variabilidad de procesos de selección que se pueden dar y su posible duración.
  • Conocer la figura del profesional de selección: tipos de entrevistadores, técnicas que utiliza, motivación…
  • Conocer las diferentes fases de un proceso de selección
  • Saber qué tipos de preguntas te pueden realizar y estudiar opciones de respuesta, sobre todo para las que más nos cuesten.
  • Investigar sobre los diferentes tipos de entrevistas con las que nos podemos encontrar.
  • Estudiar los comportamientos que se consideran inadecuados y los que no, en un proceso de selección.

Preparar el/los currículum/s

No podemos olvidarnos de los currículums si hablamos de cómo encontrar trabajo, pues es una parte esencial para conseguirlo. Puede que necesitemos más de un currículum preparado para poder adaptarnos a los diversos objetivos profesionales que tengamos o adaptar el CV a diversos tipos de empresas o sectores.

Hemos de tener un CV con toda la información, el curriculum base, y a partir de ahí, hemos de confeccionar otros específicos, tantos como creamos necesarios para adaptarlos a las diversas ofertas que nos podamos encontrar.

Y luego, aún tendremos que adaptarlo para la oferta concreta, pero teniendo el CV base y sus derivados, la adaptación será más rápida.

Si queréis saber cómo podemos adaptar el currículum, en el enlace tenéis más información.

También hemos de conocer los diferentes tipos de currículum que hay y podemos chequear diversos estilos para decidirnos por alguno. Con un simple vistazo en Google sobre los diferentes tipos de currículums, podemos obtener plantillas de CV muy interesantes.

Podemos optar por un currículum cronológico, cronológico inverso y un CV funcional si atendemos al orden cronológico de la experiencia. En el post sobre tipos de currículums abordo los diferentes tipos que hay y cuáles son más indicados para según qué situaciones tengáis.

Preparar las cartas de presentación

Este es un detalle que mucha gente olvida. Las cartas de presentación son muy útiles a pesar de que haya un número de profesionales de la selección no les dé especial importancia, pero otros sí. Como no lo sabemos, mejor enviar siempre el CV con carta de presentación.

Para autocandidatura por mail, hemos de pensar que la carta de presentación no es un documento adjunto, sino que se redacta en el cuerpo del correo electrónico.

Nos podemos encontrar las cartas de presentación:

  • Como documento adjunto, útil para cuando se da en mano.
  • Como cuerpo del mensaje del correo electrónico.
  • Como parte de los portales de empleo, pues hay algunos que permiten redactar más de una carta modelo para después enviarlas en función de la oferta.

La carta de presentación tiene que adaptarse a la oferta y ha de incluir el motivo del envío del currículum, nuestra principal motivación y los requisitos que cumplimos respecto a la oferta.

En función de si presentamos la carta de presentación a una oferta existente o no, tenemos:

  • Carta de presentación en respuesta a una oferta.
  • Carta de presentación de autocandidatura.

En la primera, la descripción de la oferta nos ayudará a adaptar el contenido de la carta.

En la segunda, al no haber descripción de la oferta, hemos de definir para qué puesto de trabajo la enviamos y destacar nuestros puntos fuertes en esa profesión y como trabajador. En este caso, es imprescindible investigar a la empresa para saber qué es lo que más le puede interesar de nuestra candidatura.

Hemos de tener diversas plantillas de cartas de presentación preparadas previa la búsqueda de trabajo, para así, no invertir más tiempo en adaptar la carta a la oferta o empresa.

Sin embargo, en el caso de Infojobs, se recomienda que, cuando veáis una oferta, no invirtáis mucho más tiempo en adaptarla. En este portal, tienen más posibilidades los candidatos que se inscriben cuando sale la oferta. Si invertimos tiempo en cambiar la carta después de ver la oferta, puede pasarnos que perdamos posibilidades que nuestro perfil en el portal sea visto. Para ello será necesario, pues, tener las cinco cartas que permite el portal, redactadas. Cartas diferentes que ya recojan diferentes posibilidades de adaptación de la carta a la oferta. Y en el momento de ver la oferta, decidirnos por qué carta enviar. Para saber más cómo funciona Infojobs, os recomiendo que cliquéis el enlace.

Finalmente, en el enlace siguiente tenéis ejemplos de cartas de presentación para autocandidatura, y en éste, un ejercicio para entender cómo se ha de redactar una carta de presentación.

En el siguiente post sobre cómo encontrar trabajo, trataré la puesta a punto de los canales más adecuados para encontrar trabajo y la preparación de un discurso que nos ayude a la venta de nuestra candidatura.

¡Un saludo y hasta el siguiente post de esta serie sobre cómo encontrar trabajo!

¡Encontrar trabajo en 2 meses!

¡Encontrar trabajo en 2 meses!

Sí. Hoy hago un poco de marketing y le pongo al post un nombre llamativo. Os quiero explicar cómo se puede encontrar trabajo a partir de una buena estructuración y planificación.

Os propongo que hagáis todo lo que voy a escribir en los posts de esta serie y que me digáis, si lo habéis aplicado, si os ha funcionado.

Os aviso. Será largo, porque os explicaré todo el proceso que recomiendo hacer para tener más opciones de encontrar trabajo. Por eso, escribiré diversos posts.

Primero de todo, y previo al inicio de la búsqueda de empleo, está claro que hemos de saber qué es lo que queremos. Un objetivo laboral claro estructura la búsqueda de empleo. Todas las dificultades que nos puedan surgir en la búsqueda, sean por la crisis de empleo, sean por nuestra situación personal o por pertenecer a un grupo de personas que por sus circunstancias personales se enfrentan a una mayor discriminación en la búsqueda de trabajo, pueden verse superadas con más facilidad si tenemos un objetivo claro y sabemos orquestar nuestra búsqueda a partir de él.

Los posts que escribí sobre cómo incluir el objetivo laboral en el currículum o sobre lo infructuoso que es utilizar el “busco trabajo de lo que sea” para la búsqueda, os pueden ayudar a entender y definir este objetivo laboral de forma clara.

Nuestro objetivo ha de contener una o dos profesiones claras. Puede haber una tercera, pero complica la búsqueda de trabajo, pues a más objetivos, más currículums diferentes, más de una estrategia de búsqueda y más dificultad para presentarnos a ofertas en los portales de empleo o en Linkedin con un CV adaptado.

Si este objetivo laboral no está claro, a lo mejor es el momento de acudir a un orientador laboral para que pueda ayudar a definirlo. Este profesional te puede ayudar a conocer las salidas laborales de tus objetivos profesionales, indicar qué formación te falta y cuál es la mejor para tener más opciones en encontrar trabajo y te ayuda a analizar tus competencias para saber en qué trabajo te desenvolverías mejor.

Encontrar trabajo en dos meses puede ser real a partir de que has definido el objetivo laboral. Si este no está claro, fallan los cimientos de la búsqueda, por lo que no se asegura conseguir el empleo deseado.

Pero está claro que conociendo nuestro objetivo no es suficiente. Hay una serie de competencias y actitudes que te serán más útiles para organizar y afrontar la búsqueda de empleo con más posibilidad de éxito. Entre las competencias, actitudes y conocimientos que son básicos para encontrar trabajo destaco:

ORGANIZACIÓN Y PLANIFICACIÓN

La planificación se hace para cumplirla, pero con cierta flexibilidad si vemos que algo no es necesario hacer o si un día no podemos cumplirla. Esta planificación ha de ser realista. No hagamos una búsqueda exhaustiva que nos agote y perdamos la energía en poco tiempo.

Hemos de organizarnos y buscar en un horario de búsqueda de empleo que sea eficiente, o sea, que nos asegure llegar a cuantas más ofertas de nuestro interés, sin agotarnos. ¿Y cuál es el mejor horario de búsqueda de empleo? Escribí hace un tiempo sobre el mejor horario, resultado a partir de mi experiencia como orientador, de unos cuántos estudios y de mi experiencia de visitas de lectores en mi blog. Lo puse en práctica durante 4 años en un centro de búsqueda de empleo y llegamos a conseguir un 69% de inserción en plena crisis. La inserción se calculaba hasta dos meses después de que los usuarios acabasen su participación en el centro. De ahí el título del post. Os invito a seguirlo. En el link de más arriba, podéis acceder a él.

Se requiere buscar cada día, pero también dejar tiempo a tus actividades. Necesario para no quemarse.

ANÁLISIS Y EMPATÍA

Cuando algo no funciona, hemos de ver por qué. ¿Hemos hecho 5 entrevistas y no las hemos superado? Hemos de analizar la entrevista. ¿He enviado 50 CV’s de autocandidatura y no me han respondido? Revisemos el CV.

Pero no sólo eso. Nos hemos de preguntar:

Y así, podemos preguntarnos miles de cosas relacionadas con la búsqueda de empleo.

Cuanto más analicemos el proceso de selección, lo que piden en las ofertas, cómo trabaja un profesional de la selección, cuanto más conocimiento, más sabremos qué hacer y cómo actuar. Sabremos adaptar el currículum, tendremos empatía con este profesional, podremos ofrecerle mejor lo que busca…

COMUNICACIÓN EFICIENTE

Con todo este conocimiento, hemos de comunicarnos con este profesional eficientemente. Si sabemos qué busca, sabremos qué ofrecerle. No me refiero a que no lo tengamos y le vendamos humo. No hace falta mentir. Somos muchas cosas. Se trata de decirles aquellas que tenemos que les puede interesar.

Es lo que se llama tener un discurso profesional adaptado a la oferta:

  • ¿Qué competencias les puede interesar?
  • ¿Qué parte de mi formación les interesa? ¿Qué experiencias?
  • ¿Tengo alguna información que no está incluida en el currículum que pueda ser interesante incluir para esta única oferta?

Y la comunicación, el discurso profesional, no sólo se ha de dar en ámbitos profesionales. Saber qué decir sobre tú como profesional puede ser básico en la salida de los niños del colegio o en otro espacio social. Son los contactos y el networking y se requiere una buena comunicación.

FLEXIBILIDAD

Es una competencia básica en el mercado laboral, pues ya sabemos que se requiere, a menudo, personas multitareas. Pero también nos sirve para modificar nuestra planificación, si es necesario y para vencer creencias negativas que no ayudan a la búsqueda de trabajo. Lo ligo con el siguiente punto.

TOLERANCIA AL “NO”. PERSEVERANCIA

Nos vamos a encontrar que, en muchos procesos, nos van a descartar. Es lógico Se inscriben muchas personas y no siempre cumplimos con todos los requisitos. Es un hecho normal que haya alguien que se adapte más a la oferta o que se haya inscrito en un mejor momento que nosotros (mirad el horario indicado arriba).

Hemos de aceptar el “no” como un hecho normal. Si se repite mucho (arriba he dado datos de cuándo es “mucho”) es cuando hemos de revisar qué estamos haciendo, e incluso, acudir a un profesional de la orientación.

Y perseverar. No venirnos abajo. Seguir. Revisar qué hacemos y seguir. No hay otra. Conozco a mucha gente que dice que busca trabajo, pero en realidad no buscan. No hacen casi nada… o nada. Pero dicen que buscan. Después de muchos noes o miedos propios, han decidido no buscar activamente (esto es igual a no encontrar nada).

ACTITUD POSITIVA. AUTOCONFIANZA. AUTOCONOCIMIENTO

Además de la tolerancia al “no”, hemos de sumar una actitud positiva y de autoconfianza. Pero no sirve una autoconfianza sin base. Es decir, hemos de confiar en nosotros a partir del autoconocimiento y un análisis profundo de nosotros, para saber qué tenemos de bueno, de positivo y valioso para uno u otro trabajo.

Hemos de confiar más en nosotros. He orientado a muchas personas que no sabían/podían ver lo que tenían de bueno, seguramente, por la frustración, por la poca tolerancia al “no”, por alguna mala experiencia o por una baja autoestima. Si es este último caso el tuyo, recomiendo ponerse en manos de un profesional de la psicología. Y muchos de ellos no veían capacidades y competencias que los demás sí veíamos y eran muy positivas.

Todos tenemos cosas buenas. Pero, además, tenemos la capacidad de aprender. Si hemos detectado algo que falla… ¡pues a por ello!

ESTRATEGIA

No hagamos cosas por hacer… El análisis realizado ha de servir para conocer qué canales van a ser los más adecuados, qué cambios hemos de hacer en el currículum, qué respuestas son más adecuadas a según qué preguntas de entrevista de trabajo, para que redactemos una carta de presentación única para esa oferta…

INICIATIVA

Tiene que haber cierta locura, también. Y esa es la iniciativa. Locura, evidentemente, con cordura (¿?), templada y con un análisis previo. Pero es necesario que pongamos en marcha nuestra red de contactos y hacer autocandidatura. Para ello, hemos de recoger información de qué empresas me interesan y les puede interesar mi currículum. Y sobre cómo trabajar la red de contactos, os invito a visitar mi post sobre ello en el link insertado.

VENCER LOS MIEDOS Y LAS RESISTENCIAS

Excusas tenemos muchas. El ser humano es tremendo para poner excusas. Las excusas, la resistencia y los miedos tienen una funcionalidad protectora del ser. O sea, defienden a la persona de situaciones que pueden poner en riesgo su ser llevándolo a la frustración. Tiene que ver, pues, con la tolerancia al “no”, pero también a las dudas del propio rendimiento. Las excusas pueden tener que ver a que, sin trabajar, hay quien pueda estar mejor, pero por la presión social y familiar, se nutre de excusas para justificar su no acción.

Entonces nos llenamos de creencias negativas que se difunden como un rumor entre las personas que buscan trabajo y que sirven para justificar la inacción o el por qué no se encuentra trabajo. Puede que algunas de estas creencias tengan base cierta, pero no son tan ciertas como nos llegamos a creer. Escribí un post sobre las creencias negativas en la búsqueda de trabajo y qué hay de cierto en ello. Algunas de estas ideas son:

  • “Sólo funciona el enchufe” (¿sólo?)
  • “Si tienes más de 45 años, nadie te contrata (Es más difícil, sí, pero hay contrataciones a mayores de 45 años. Hay que hacer más cosas. Eso es verdad, Probad cambiar esta creencia por otra más real: “Se contratan a personas mayores de 45, pero con menos incidencia que otras edades. Por lo que hay que hacer más esfuerzo en la búsqueda de empleo”.)
  • “Infojobs no funciona” (para nada es verdad, pero hay que hacerlo funcionar bien. Mirad mi tutorial de Infojobs).
  • “Linkedin es sólo para directivos” (No. Se buscan a muchos profesionales técnicos, administrativos y de atención al cliente).

CONOCIMIENTO DEL MERCADO LABORAL Y DEL PROCESO DE SELECCIÓN

Y si le sumamos conocimiento, mejor. Ya he hablado del autoconocimiento, de conocer al profesional de selección, el mercado laboral, pero también cómo funcionan los portales, Linkedin, cómo se redacta una carta de presentación, cómo se estructura un proceso de selección… El conocimiento es poder. Y nos ayuda, y mucho, a encontrar trabajo.

Y hasta aquí, la primera fase de este tutorial de encontrar trabajo en dos meses. Estamos en la fase de inicio previa a la búsqueda de trabajo. Y es que, este tutorial va a ir de tenerlo todo a punto para empezar la búsqueda de trabajo. Después, todo es acción, análisis, revisión y modificación… Y encontrar trabajo, seguro.

Un último ejemplo que me puede ayudar a explicaros cómo veo yo la búsqueda para encontrar trabajo. Soy muy aficionado al teatro, al circo, a los espectáculos de Clown y performances.

En todos ellos, sobre todo cuando trabajan más de un profesional, se dan una serie de competencias que hacen que el espectáculo sea único. Hay una organización brutal. Está todo milimetrado para que salga bien, hagan reír o sorprender al público o para que no se hagan daño los actores. Pero también hay flexibilidad, por si algo no sale bien. Al mismo tiempo, se ofrece al público lo que quiere, se dominan técnicas, se tiene conocimiento del cuerpo…

Es una máquina perfecta. Y cuando esto pasa, el público se levanta y aplaude maravillado por esa perfección.

Se trata de esto.

En quince días, la segunda parte de este hilo de posts sobre encontrar trabajo en dos meses.

Un saludo.

 

¿Y si tratamos al profesional de selección como nuestro cliente?

¿Y si tratamos al profesional de selección como nuestro cliente?

En el post anterior, os hablaba de la duración de los procesos de selección y de los problemas de comunicación que existían en muchas ocasiones durante ese proceso, dejando al candidato a la espera. En este post os iba a hablar de un ejemplo muy concreto en el que se puede ver esta desconexión e incomunicación entre lo que pasa a uno y otro lado del proceso de selección. Pero lo dejo para el siguiente, porque creo que, antes, es necesario explicaros un punto de vista que puede ayudar a entender todo lo que pasa y, lo que es más importante, nos puede ayudar a encontrar aquel trabajo deseado. Hoy quiero hablaros de tratar al profesional de selección como nuestro cliente.

Aunque creo que nunca lo he dicho en el blog con estas palabras, siempre he tratado mis posts desde este enfoque. Vivimos los procesos de selección desde dos partes diferenciadas y que se encuentran, por primera vez, en la llamada telefónica para citar para una entrevista pero, sobre todo, se encuentran y se conocen en la entrevista. Pero ¿qué pasa antes en cada uno de los lados? Y, seamos sinceros y coherentes con lo que nos preocupa como candidatos, ¿Qué pasa en el lado de la gestión de la oferta? Para saberlo, puede ser necesario plantearnos lo siguiente.

Como candidatos, considero que hemos de tratar a los profesionales de selección como trataríamos a nuestros clientes. ¿Por qué? Porque cuando uno atiende a un cliente, se le intenta conocer, saber qué es lo que quiere, qué necesita, cómo es y se lo intentamos ofrecer adaptándonos al estilo que creamos que será más conveniente para este cliente. No tratamos a todos los clientes igual. En función de cómo es, adaptamos nuestro estilo, nuestro contenido, nuestras palabras, para que lleguen mejor al cliente que tenemos delante.

En la selección pasa igual. Si tratamos a los profesionales de selección como clientes, intentaremos conocerlos. Por ejemplo, preguntémonos:

  • ¿Cómo trabajan?
  • ¿Cómo funcionan los medios y las herramientas que utilizan para gestionar la oferta? Por ejemplo, Infojobs o Linkedin.
  • ¿Cuánto pueden tardar en seleccionar y qué puede pasar durante un proceso de selección para que se alargue?
  • ¿Qué es lo que más valoran de los candidatos?
  • ¿Qué preguntas pueden necesitar hacerme durante la entrevista?

Éstas y otras preguntas nos ayudarán a conocer a esta figura y saber qué necesita y cómo deberemos adaptar nuestro discurso para tener mejores resultados. Además, nos permitirá saber cómo funciona un proceso de selección y no sacar conclusiones previas que nos confundan o que, incluso, al ser negativas, nos pongan en contra de estos profesionales.

Por ejemplo, en Infojobs suele ocurrir que, después de habernos apuntado a una oferta, vemos que nuestro perfil ha sido leído, pero no nos llaman, ni cuando pasa en situación de “en proceso”. ¿Qué está ocurriendo? Uno podría pensar que, si está en proceso, deberían llamarle. Infojobs nos informa de las visitas a nuestro perfil y, a veces, extraña que lean día sí y otro también nuestro perfil, pero que no nos llame nadie. Pues tiene dos o tres explicaciones posibles que os diré en el post siguiente. Pero muchas veces, no saber por qué ocurre, nos hace sacar conclusiones erróneas que nos enfrentan a la figura del profesional de selección, e incluso, nos molesta, pues pensamos que podrían decirnos algo. No estamos teniendo en cuenta que es algo normal en un proceso de selección y que tiene una lógica que desconocemos. Lo explicaré en el siguiente post.

Al desconocerlo, nos puede generar ideas y creencias negativas contra estos profesionales (“no llaman”, “no dicen nada”, “estoy en proceso según Infojobs pero de pronto me descartan sin llamarme”…). Esto, sumado a ideas negativas como “siempre hay 300 candidatos en Infojobs” y otras, hace que desconfiemos, que acabemos utilizando mal estos medios para llegar a la entrevista y, en algunos casos, si nos llaman, hace que no estemos positivos y en actitud resistente ante estos profesionales durante la entrevista, lo que no ayuda mucho para nuestra candidatura.

No estoy diciendo que no lo hagan mal algunos profesionales de la selección. En todas las profesiones hay errores y gente no tan válida para la profesión a la que se dedica. Pero es cierto que, cuando desconocemos algo, damos alas a nuestra imaginación y, en situaciones complicadas en las que no se encuentra empleo, es normal generar unas ideas y creencias negativas que no nos ayudan, que nos alejan más de conseguir nuestro objetivo. Y nos alejan porque nos desanimamos y florecen más actitudes negativas que hacen que cometamos más errores: dejamos de investigar qué podemos hacer, o estamos más resistentes a esta figura profesional o enfadados por lo que si se detecta esta actitud durante un proceso, difícilmente seamos seleccionados. Es lo que en Catalunya decimos “el peix que es mossega la cua”, el pez que se muerde la cola. Un círculo vicioso que se retroalimenta.

Imaginemos que nuestro currículum es un elemento esencial de una campaña de marketing. Si no, ¿por qué decimos que es tan importante adaptar el currículum? Lo adaptamos para que nuestro cliente encuentre en nosotros lo que busca.

Igual pasa en la entrevista. En función del contenido de la oferta, de la profesión, de la empresa… hemos de adaptar nuestro discurso para tener más opciones y superar la entrevista.

Así que tratar al profesional de la selección como nuestro cliente nos lleva a conocer:

  • Los diferentes tipos de seleccionadores que hay.
  • Cuáles son sus necesidades.
  • Qué herramientas utilizan para la selección.
  • Qué puede pasar en un proceso de selección.
  • Técnicas que utilizan para la selección.
  • Las características de los portales y redes sociales de búsqueda de empleo.
  • El por qué y cómo funcionan los tests psicotécnicos…

Entre las actitudes y acciones que reflejan que tratamos a estos profesionales como nuestros clientes, están:

Como cualquier cliente, los profesionales de selección escogen entre las diferentes ofertas que tiene. En función de lo que necesita y de las sensaciones que tenga, decidirá.

Los beneficios de tratar a estos profesionales como nuestros clientes y no como profesionales que tienen todo el peso y poder de la selección, son claros. De la otra forma, convertimos la selección en unidireccional, donde este profesional tiene todo el peso y sólo respondemos a lo que preguntan. Debemos llevar la entrevista más al campo de la conversación, con una relación más igual de la que sería si fuéramos con actitudes negativas y de resistencia a este profesional.

En el siguiente post, os hablaré de la peculiaridad que os he comentado de Infojobs como ejemplo de gestión de oferta que puede ser mal interpretado por el desconocimiento.

Un saludo y hasta entonces.

¿Cuál es la duración de un proceso de selección?

¿Cuál es la duración de un proceso de selección?

Ahora mismo, estoy inmerso en diversos procesos de selección y, por uno u otro motivo, se están alargando más de lo que me gustaría (es uno de los motivos por los que no encuentro tiempo para escribir los posts con la frecuencia que me gustaría). Por eso, he pensado en escribir este post sobre la duración de un proceso de selección, pues es una pregunta que me suelen plantear a menudo y es de difícil respuesta.

Muchos de vosotros, me enviáis preguntas y comentarios en el post que escribí sobre llamar después de la entrevista, preguntándome sobre cuándo se puede llamar a quien os ha entrevistado para saber si seguís o no en el proceso. Casi todos me decís que el proceso se alarga y que no hay ni feedback ni comunicación con los profesionales de la selección.

En este post intentaré responder sobre la duración de un proceso de selección, por norma general, y sobre por qué no hay comunicación sobre el proceso hasta que finaliza (Aunque hay profesionales de la selección que no lo hacen bien y no avisan ni cuando se ha finalizado el proceso).

De entrada, la respuesta lógica, sería que la duración de un proceso de selección se corresponde con el tiempo en que se tarda en encontrar a la persona adecuada para ese puesto de trabajo. Pero no siempre es así. ¿Y cuánto tiempo se puede tardar en encontrar ese perfil idóneo? No tengo una respuesta, pues depende de muchos factores. De hecho, puede pasar que la oferta se cancele. Veamos algunos de los factores que inciden en que el proceso se dilate:

  • No se encuentra al candidato idóneo. Por lo que la duración del proceso de selección se alarga hasta encontrar el perfil.
  • Cambio de necesidades de la empresa, por lo que esa contratación puede no ser prioritaria, en aquel momento.
  • Cambios en la estructura de la empresa. Lo que retarda cualquier incorporación hasta que quede clara la nueva estructura.
  • Baja médica u otro tipo de ausencia de los profesionales que dirigían el proceso de selección. Puede que este profesional cambie de trabajo o que se tenga que ausentar por un tiempo por un viaje de trabajo que no estaba planificado, por lo que se alarga la duración del proceso de selección hasta su vuelta o hasta que se sustituya a ese profesional.
  • Que la incorporación no corra prisa, por lo que hay otras prioridades y se ralentiza el proceso.
  • Cambios en la oferta, por nuevas necesidades nuevos requerimientos o nuevas condiciones. Puede ser, por ejemplo, añadir o quitar alguna característica al perfil buscado, cambios en el salario…
  • Puede ser por una falta de presupuesto por un gasto no esperado o por la pérdida de un cliente, por ejemplo, que haga que no se pueda afrontar la nueva incorporación en el período estimado.

Éstos son algunos de los motivos que pueden variar la duración del proceso de selección, pero puede haber otros no comentados.

Podemos entender, pues, que es un proceso sujeto a muchos posibles cambios que pueden alterar la finalización en el tiempo esperado. Y no siempre se puede o se prefiere comunicar el motivo de la espera, pues a veces son muy internos.

Por lo tanto, paciencia. Sobre cuándo comunicarnos con la empresa, después de la entrevista, para conocer la situación en la que está el proceso, lo podéis encontrar explicado en el post citado.

Os pongo un ejemplo de por qué, en ocasiones, la duración de un proceso de selección se alarga más de lo esperado, y por qué no se puede comunicar a los candidatos en la mayoría de los casos.

Imaginad que una oferta con unos requisitos y unas condiciones no encuentra al candidato perfecto. En estos casos, la empresa se ha de replantear subir el salario ofrecido, o bien bajar los requisitos. Estamos en un momento en que el mercado de trabajo está mejorando a pasos más bien lentos pero progresivos en cuanto a volumen de ofertas. Aún no en condiciones laborales y salarios. Pero las empresas empiezan a decir aquello de “no encontramos a los perfiles deseados”.

Por lo que empieza a pasar que las ofertas, con los salarios de época de crisis, empiezan a no encontrar a candidatos por unas condiciones no suficientes (entiendo que, si el paro sigue bajando, los salarios empezarán a subir… a ver qué tal se me da como pitoniso).

Imaginad pues que, una oferta como esta, cueste de cubrir. Se ha de replantear la oferta. Y eso ralentiza el período de selección. De las personas inscritas, algunas habrán sido ya rechazadas por no cumplir requisitos, pero habrá otras que no, que estarán en espera por si las condiciones de la oferta cambian. Y la empresa no comunicará esta situación a cada una de las personas inscritas hasta que se haya tomado una decisión y reiniciado el proceso. Si no hay cambios en las condiciones, se bajará el nivel de los requisitos, por lo que se podrán incorporar a la oferta candidatos que estaban en espera. Por eso, tampoco se les habrá podido indicar antes que están descartados o no, por esperar a estos cambios en la oferta.

Y éste sólo es un caso sobre cómo se puede alterar la duración de un proceso de selección y por qué no se comunica a alguien que sigue o no en proceso. Sólo se descarta a los que se tiene bien claro que no pueden entrar en la oferta.

Para más información sobre por qué las empresas no cierran las ofertas, clicad en el enlace.

En el siguiente post, seguiré hablando sobre la gestión de las ofertas y la comunicación con los candidatos. Por ejemplo, ¿por qué me aparece que me han leído un día y otro en Infojobs y no me dicen nada?

Un saludo y hasta el siguiente post.

15 tips para una perfecta planificación de la búsqueda de empleo

15 tips para una perfecta planificación de la búsqueda de empleo

Es septiembre… Y muchas personas sin trabajo reactivan su búsqueda de un empleo. Hay que empezar con ganas… pero, antes que nada, hay que hacer una buena planificación de la búsqueda de empleo.

Planificar la búsqueda de trabajo tiene efectos positivos evidentes. Una mala planificación de la búsqueda de empleo o la no existencia de tal planificación, puede venir acompañada de una falta de resultados, de un caos en la búsqueda y de la sensación de desasosiego por la demora en el tiempo de la consecución de un puesto de trabajo.

Hay quien puede considerar que no es necesario realizar una planificación de la búsqueda de empleo, porque su experiencia anterior haya resultado positiva sin organizarse especialmente, o porque no crea que sea difícil encontrar trabajo. Esto puede ser real para algunas profesiones, pero no para la mayoría. La planificación de la búsqueda de empleo siempre es aconsejable si queremos tener más opciones.

Además, como ya he comentado en otros posts, hay un horario, unos canales y unas técnicas más productivas para encontrar empleo, que otras. Por lo que nos puede ser de gran ayuda una buena organización.

Primero, tenéis un cuadro con los 15 puntos a tener en cuenta para la correcta planificación de la búsqueda de empleo.

Planificación de la búsqueda de empleo

 

Y ahora, vamos a ver qué y cómo hemos de realizar la planificación de la búsqueda de empleo;

  1. [bctt tweet=”Ten un plan y decide el momento para empezar a buscar trabajo” username=””]
    Después de mucho tiempo trabajando, por ejemplo, es normal que alguien quiera descansar antes de comenzar la búsqueda de trabajo. Pero también es habitual que uno piense que empieza a buscar trabajo “mañana” o “a principios de mes” y lo haga sin una decisión clara, sin un plan y sin esforzarse especialmente. Es un mal inicio, pues es desorganizado y puede venir acompañado de pasos en falso (por ejemplo, apuntarse a un portal de trabajo que no sea especialmente útil o, como hacen muchos candidatos, darse de alta a muchos portales de los que pocos le serán útil, generando la sensación de demasiado esfuerzo para nada, con la posible aparición de frustración y desasosiego). A veces, alguien se da de alta en unos cuantos portales y después está semanas sin consultarlos. Al volver a ellos, se ha olvidado la contraseña, alguna no sabe cómo recuperarla…
    Por ello, es importante tener un plan y determinar que el día que se empieza, se empieza de verdad y que lo primero que hay que hacer no es ponerse a buscar trabajo. Hay todo un trabajo que hacer previo. Veamos los siguientes puntos sobre la planificación de la búsqueda de empleo.
  1. [bctt tweet=”Ten claro tu objetivo laboral” username=””] Esto es lo primero. Tenéis más información en el post enlazado del objetivo laboral. Podemos tener hasta 3 objetivos, si realmente es así. Más no tendría. Dificultaría la concreción y la articulación de la búsqueda.
    Tampoco trabajaría con objetivos como “busco trabajo de lo que sea”. ¿Qué pondré, si es así, en los portales a la hora de buscar las ofertas? ¿Y el currículum? ¿Sabré adaptarlo con este objetivo?
    En los casos que realmente no se sepa cuál es nuestro objetivo, puede ser necesario acudir a un orientador laboral.
  2. [bctt tweet=”Conoce la situación del mercado laboral y de la profesión que te interesa: condiciones, canales…” username=””]
    ¿Cómo está el paro en mi zona geográfica? ¿Qué sectores son los que están más activos y presentes en mi zona? ¿en qué situación y condiciones está mi profesión? ¿Cuánto se cobra y qué otras condiciones especificas tiene?
  3. [bctt tweet=”Conoce los canales de publicación de oferta y de búsqueda de candidatos” username=””]Elije los canales que crees que te serán de mayor utilidad. Conoce los sistemas de selección y el lenguaje informático de cada portal o la forma de funcionar de Linkedin. ¿He de tener un Linkedin? Es bueno combinar algún portal (por norma, la primera opción es Infojobs, pero también hay un sinfín de portales especializados) con algún metabuscador como Indeed.
    Es interesante no inscribirnos en el sinfín de portales, vale más la pena esta combinación entre portales y metabuscadores y Linkedin, si se requiere para nuestro perfil.
  4. [bctt tweet=”Conoce las particularidades que se pueden dar en tu caso en la búsqueda de trabajo” username=””]¿Puede ser que te hagan una videoentrevista? ¿He de tener en mi caso, un videocurrículum? ¿He de tener un book con mis trabajos?… Si es así, se ha de preparar cuanto antes, porque es un trabajo arduo.
  5. [bctt tweet=”Conoce bien tus puntos fuertes” username=””]Piensa que tendrás que destacarlos en el CV,
  6. en la entrevista… Y conoce también tus puntos débiles. Te ayudará a mejorarlos y a, por ejemplo, decidir ampliar tu formación.
    Además, a partir de los puntos fuertes que tenemos para la profesión que deseamos podemos articular un discurso sobre quienes somos profesionalmente que sea atractivo. No hay que entender este discurso sólo como oral. También puede verse reflejado los puntos básicos de nuestra candidatura en las cartas de presentación, en los currículums, en los portales… Este discurso puede articular el currículum, por ejemplo, para que se vean claramente nuestros puntos fuertes.
  7. [bctt tweet=”Elabora diferentes currículums en función de tu perfil laboral para poder adaptarlos después a la oferta más fácilmente” username=””]En el post de cómo adaptar un currículum, está ampliamente explicado. Y también os dirijo a este post con ejemplos de currículums adaptados.
    Básicamente, para adaptar el currículum, hemos de tener en cuenta nuestro objetivo laboral, nuestros puntos fuertes, las características de la profesión, sus requerimientos actuales y el contenido de la oferta (en caso que nos presentemos a una oferta publicada).
  8. [bctt tweet=”Redacta cartas de presentación para respuesta a una oferta y cartas de presentación para autocandidatura” username=””]Cuantas más cartas tengas diferentes y adaptadas menos tendrás que modificar después.
  9. [bctt tweet=”Infórmate sobre las entrevistas de trabajo y el proceso de selección” username=””]Preguntas frecuentes, tipos de entrevistas, como funciona la entrevista telefónica, qué busca el entrevistador, como se articula un proceso de selección, cuánto tardan en llamar después de la entrevista
  10. [bctt tweet=”Elige un horario para la búsqueda de trabajo” username=””]Y cúmplelo como si fuera un trabajo.
  11. Para ayudaros a ello, publiqué en su día un post sobre el mejor horario de búsqueda de trabajo, más eficiente porque se da más publicación de ofertas y porque permite hacer otras actividades de la vida diaria sin obsesionarnos por la búsqueda de empleo.
  12. [bctt tweet=”Rellena los perfiles de los portales y de Linkedin a consciencia” username=””]No hacerlo explica muchas veces por qué no hemos sido seleccionados para la entrevista. Cada portal tiene una serie de peculiaridades que inciden en la selección. Por ejemplo, cuando aparece un campo de autocompletado, suele ser aconsejable escoger una de las opciones que aparecen en el menú y no escribir una que no aparece.
  13. [bctt tweet=”Busca empresas para realizar autocandidatura” username=””]Hacerse un listado de las empresas que nos interesan puede tener resultados positivos. Son muchas las ocasiones en que las ofertas de empleo no llegan a salir publicadas. En estos casos, una de las opciones es revisar los currículums que les
    ha llegado a la empresa.
  14. [bctt tweet=”Registra lo que haces” username=””]¿A cuántas y cuáles empresas les he enviado un currículum? ¿cuándo? ¿He obtenido respuesta? ¿A qué ofertas me he apuntado? Por norma, cada portal tiene un historial con las ofertas a las que te has apuntado, pero está bien tener un registro general con todas las ofertas de los diversos portales.
    Hace un tiempo escribí también sobre cómo hacer un seguimiento de nuestra actividad en Linkedin y adjunté un Excel para ayudaros a hacer el seguimiento.
  15. [bctt tweet=”Ten una metodología, una estrategia” username=””]Es necesaria en Linkedin, por ejemplo: felicita a tus contactos de Linkedin, visita posibles clientes… Pero también se ha de tener en la autocandidatura, en la entrevista… Otro ejemplo, hay que decidir a qué contactos (fuera de Linkedin) les digo que no busco trabajo y
    de qué, hay que saber qué decir… Utiliza lo que creas que pueda ser más útil. El ensayo y error es un buen método para ver qué funciona mejor a cada uno.
  16. [bctt tweet=”Pasado un tiempo, revisa tu planteamiento” username=””]Te puedo ayudar con eso en este post sobre revisión de mi actividad de búsqueda de trabajo.

Y hasta aquí este post sobre la planificación de la búsqueda de empleo. Entiendo que es largo, pero es difícil dejar alguno de estos puntos fuera. Hay enlaces en todo el post para ampliar la información de cada apartado.

Un saludo y hasta el siguiente post.

 

Consejos para realizar una autocandidatura eficiente

Consejos para realizar una autocandidatura eficiente

La autocandidatura es el envío de un currículum a una empresa, escogida previamente. para una posible vacante. Por tanto, no es en respuesta a una oferta publicada.

La autocandidatura puede ser muy útil en la búsqueda de trabajo, pero se ha de hacer bien y hay tener las ideas muy claras.

Hay quien dice aquello de que las empresas “tiran el currículum” cuando lo envías. Me atrevería a decir que no es cierto en la gran mayoría de casos. Podéis ir al enlace para poder leer más información sobre ello.

Sobre la autocandidatura también se dice que la mayoría de empresas y ETT’s ya no permiten que dejes el currículum en papel. Y es cierto… y lógico(más…)

La mala imagen del técnico de selección

La mala imagen del técnico de selección

Durante toda mi experiencia en orientación, he escuchado comentarios muy negativos sobre la figura del entrevistador o técnico de selección. De hecho, en Linkedin, donde comparto mis posts, es habitual ver comentarios negativos sobre los entrevistadores. Algunos de los que recuerdo son:

  • Hacen unas tonterías de preguntas…
  • Para qué hacen las entrevistas si después no te llaman.
  • Si te tienen que apuñalar, te apuñalan.
  • Creo que ya tenían a la persona seleccionada pero aun así me hicieron la entrevista.
  • Tienen muy poca ética.

(más…)

LA DISCRIMINACION LABORAL EN LOS PROCESOS DE SELECCIÓN

LA DISCRIMINACION LABORAL EN LOS PROCESOS DE SELECCIÓN

Entrevista a ANTONIO FERNÁNDEZ (aflabor.wordpress.com) sobre la discriminación laboral en los procesos de selección.
Profesor de Derecho del Trabajo en la URV y en la UOC
Escritor del libro “Los procesos de selección de personal en la empresa privada: claves jurídicas”

 

Hoy toca entrevista… No me refiero a hablar sobre la entrevista de trabajo, que también, si no a que hoy el post es una entrevista a un experto en procesos de selección: Antonio Fernández.  En la entrevista abordamos un tema realmente preocupante y que él conoce a la perfección: La discriminación laboral en los procesos de selección.

Sería absurdo pensar que la selección de los candidatos se realiza siempre evaluando únicamente los requerimientos profesionales adecuados para poder realizar las tareas propias de ese trabajo. Aparecen, en los procesos de selección, otros condicionantes para escoger al candidato como la edad, la situación personal, el origen, el estado físico, el estado civil e, incluso, la intención de tener hijos. A priori, son datos que poco o nada tienen que ver con las competencias y conocimientos que se requieren para realizar ese trabajo.

La discriminación laboral pasa a menudo desapercibida porque no podemos llegar a saber qué criterios utilizan, exactamente, para tomar la decisión de quién es contratado, y quién no. Pero a veces, se realizan directamente estas preguntas personales en la entrevista: ¿tiene hijos? ¿Está casada? ¿piensa tener hijos?… ¿Se pueden realizar estas preguntas? ¿Son legales?

Estas y otras dudas, son las que le formulo a Antonio Fernández. En su blog podemos encontrar diversas entradas sobre la discriminación laboral. Os recomiendo que lo visitéis, y además ha escrito sobre las prácticas legales/ilegales en los procesos de selección https://aflabor.wordpress.com/2013/11/28/hoy-voy-a-hablar-de-mi-libro/

Francesc:  Buenos días, Antonio, y muchas gracias por participar en este post aportando tu experiencia y conocimiento sobre esta mala praxis, la discriminación en los procesos de selección.

Antonio: Buenos días, Francesc. Estoy encantado de tener esta conversación contigo.

F: Si te parece, empezamos con una pregunta genérica. La discriminación en los procesos de selección, ¿es un hecho frecuente?

A: Hay empresas que sistemáticamente llevan a cabo discriminaciones en sus procesos de selección por razón de sexo, edad, discapacidad, etc. Otras lo hacen ocasionalmente para determinados puestos. Podemos encontrar datos estadísticos sobre esta cuestión en el Eurobarómetro sobre discriminación en la Unión Europea 2015: la mayoría de discriminaciones a la hora de contratar son por edad avanzada, aspecto del candidato y discapacidad (http://ec.europa.eu/COMMFrontOffice/publicopinion/index.cfm/Survey/getSurveyDetail/instruments/SPECIAL/surveyKy/2077)

Un estudio de Infoempleo-Adecco  indica que se publican muchísimas ofertas discriminatorias por razón de edad (mayores de 45 años) (http://www.infoempleo.com/informe-infoempleo-adecco/,  página 144)

F: En la entrevista, es habitual la formulación de preguntas personales que poco tienen que ver con el puesto de trabajo. Son preguntas sobre la situación personal en cuanto a salud, estado civil, familia… ¿Se pueden realizar estas preguntas en una entrevista laboral? ¿Es legal?

A: Se trata de preguntas que vulneran el derecho a la intimidad y el derecho a la no discriminación se hagan mediante la forma que se hagan: mediante preguntas en la entrevista, mediante un formulario, una killer question de un portal de empleo, etc. . Los temas de salud sólo pueden tratarse mediante el reconocimiento médico previsto por la normativa sobre prevención de riesgos laborales y varía según el puesto de trabajo a ocupar. En esos casos específicos, el empresario nunca sabrá los datos médicos del trabajador, tan solo si es “apto” o “no apto” para el puesto.

Discriminación laboral

En ocasiones, estas preguntas se hacen sin saber que son ilegales pues el seleccionador cree que son lícitas. En otros casos, lo que se pretende es averiguar información sobre el candidato que pueda “perjudicar” los intereses económicos del empresario (una futura baja por maternidad o absentismo, pertenencia a un sindicato, por ejemplo).

F: En el supuesto que nos hagan estas preguntas… ¿Qué crees que debemos hacer? ¿Cómo actuamos en el momento?

A: Esta posibilidad hay que llevarla preparada desde casaMi consejo siempre es mentir u ocultar ese tipo de informaciones, dando respuestas aceptables para un empresario o seleccionador. Actuar con normalidad, como si no nos importara la pregunta, no discutir.

También hay que vigilar la información que difundimos sobre nosotros de forma pública (perfiles en redes sociales, foto del  perfil de whassap, etc.). Tenemos que “blindar” nuestra información sensible. Todo lo que difundimos públicamente sobre nosotros nos puede perjudicar más que beneficiar, en la mayoría de los casos.

F: Por norma, aunque estas preguntas molesten, las personas tienen tendencia a responder y a no entrar en conflicto porque les interesa que la entrevista salga bien. Pero, en caso contrario ¿podemos hacer algo más? ¿Podemos denunciarlo?

A: Es posible denunciar ante Inspección de Trabajo e incluso interponer una demanda judicial por vulneración de derechos fundamentales. Esto no suele ser efectivo por dos motivos: primero, porque si ya cuesta que un trabajador defienda sus derechos mucho más cuesta que un candidato lo haga: segundo, porque es complicado probar la discriminación laboral en los procesos de selección si no se ha preparado el terreno (hay que grabar las entrevistas de trabajo con la grabadora del móvil, por ejemplo).

Lo preferible sería que las ofertas discriminatorias publicadas se sancionaran directamente por la autoridad laboral competente o se denunciaran por parte de sindicatos, asociaciones, etc. Y esto no se hace. No le vamos a pedir a los candidatos que den la cara cuando las entidades que deberían luchar contra estas prácticas no lo hacen.

F: En las ofertas de empleo, podemos leer a veces que se desea contratar a una “Administrativa” o a un “contable, preferiblemente hombre” o un “Jardinero”. ¿Alguna de éstas ofertas estarían incurriendo en una discriminación de género?

A: La oferta de empleo debe dirigirse a ambos sexos usando lenguaje inclusivo no sexista. Está demostrado que, ante una oferta redactada usando la forma neutra, los candidatos la interpretan literalmente ya que durante muchos años se ha puesto (ilegalmente) como requisito un determinado sexo, edad, etc. y renuncian a presentarse al proceso. Solo pueden requerirse candidatos hombres o mujeres en muy contadas ocasiones (actores, modelos, etc.)

F: Las personas mayores de 45 años se sienten discriminadas, pero cada vez vemos menos ofertas que indiquen una edad. ¿Es posible que esta discriminación se dé durante el proceso y que no quede constancia? ¿Se puede hacer algo en estas situaciones?

A: Cuanto más se avanza en el proceso más fácil resulta probar una discriminación laboral. Nuevamente, “blindar” nuestra información es la clave para llegar más lejos y provocar que el seleccionador deba manifestar públicamente que nos descarta por un motivo discriminatorio. Hay que grabar las conversaciones, guardar los e-mails, etc.

F: ¿En qué caso las ofertas de empleo pueden indicar una edad sin ser discriminatorio?

A: En tres casos, según la Directiva 2000/78/CE, de 27 de noviembre, sobre el establecimiento de un marco general para la igualdad de trato en el empleo y la ocupación, independientemente de la religión, convicciones, discapacidad, edad u orientación sexual:

  1. el establecimiento de condiciones especiales de acceso al empleo para los jóvenes, los trabajadores de mayor edad y los que tengan personas a su cargo, con vistas a favorecer su inserción profesional o garantizar la protección de dichas personas.
  2. el establecimiento de condiciones mínimas en lo que se refiere a la edad, la experiencia profesional o la antigüedad en el trabajo para acceder al empleo o a determinadas ventajas vinculadas al mismo. Se está refiriendo al ascenso o promoción en la misma empresa.
  3. el establecimiento de una edad máxima para la contratación, que esté basada en los requisitos de formación del puesto en cuestión o en la necesidad de un período de actividad razonable previo a la jubilación. En mi opinión, para puestos de trabajo de poca cualificación o temporales no cabe alegar esta excepción.

F: En los portales de empleo se facilita, a las empresas que buscan candidatos, la posibilidad de cribarlos en función de una serie de criterios, entre ellos, la edad, el sexo o la nacionalidad… Esto quiere decir que, aunque no aparezca en la oferta estos requisitos discriminatorios, la empresa puede realizar la discriminación con un clic. ¿Es cierta esta práctica? ¿Sabes si es un tema que esté sobre la mesa abordar este tema?

A: Sí, los portales de empleo son los mayores facilitadores y cómplices de las prácticas discriminatorias en las primeras fases de los procesos de selección de personal. Pensemos que los portales de empleo ganan dinero gracias a las empresas. Si restringen ese modo de filtrar candidatos pierden efectividad a ojos de las empresas que quieran discriminar.

F:  Hay quién decide no incluir una foto en el currículum, para que no interfiera en la selección por algún motivo discriminatorio. A pesar de que no lo aconsejo, como se puede leer en el post que escribí sobre la foto en el currículum, ¿cuál es tu opinión al respecto, Antonio?

A: Si consideramos que nos puede perjudicar, yo no la pondría.

F: Si creemos que no hemos sido seleccionados por edad, sexo, raza… ¿podemos hacer algo?

A: Si hemos ido obteniendo pruebas durante el proceso de selección podríamos interponer una demanda y solicitar una indemnización.

F: ¿Qué crees que falta? ¿Qué más se debería hacer para no incurrir en estas actitudes discriminatorias? ¿Sobre quién recae la responsabilidad si se comete discriminación laboral en los procesos de selección?

La responsabilidad es de la empresa que oferta el puesto y de la empresa que lleva a cabo el proceso (si son dos diferentes). Algunas medidas para evitar la discriminación laboralserían:

  • explicar que la discriminación es ilegal. Hay seleccionadores que no lo saben o no lo tienen claro.
  • en muchos casos, existen prejuicios sin fundamento. Cuando los explicas los seleccionadores lo entienden.
  • Las autoridades deben sancionar de oficio, al menos, las ofertas de empleo discriminatorias.
  • Sindicatos y asociaciones (por ejemplo, las de mayores de 45 años) deben denunciar formalmente la discriminación laboral y asesorar y apoyar a los candidatos que deseen tomar medidas legales. No sirve para nada salir en los medios de comunicación comentando ofertas discriminatorias y luego no tomar medidas más serias.

F: Nos dejamos muchos temas, pues podríamos hablar de la imagen, los despidos por motivos discriminatorios… pero en su blog tenéis mucha más información acerca de ello.

Un placer tenerte por mi blog y leerte en el tuyo, Antonio.

A: Encantado de colaborar en tu blog. Me parece el más útil sobre orientación laboral.

Pd: Por cierto: si lo deseáis, podéis leer un post que he publicado también en el blog de Aflabor sobre las salidas profesionales de la psicología.

Espero que el post sirva para tomar consciencia de la discriminación laboral en los procesos de selección y que pueda ser leído, también, a diversos profesionales del sector.

Un saludo y deseo que haya sido especialmente interesante la entrevista. A mí me lo ha resultado y he conocido, más y mejor, la situación actual.