Últimamente, estoy dando muchas conferencias sobre networking y quería comentaros los principios que, según veo yo, son básicos para poder hacer un networking con éxito asegurado. Aquí van pues, mis principios básicos del networking clásico… el off-line, el boca-boca de siempre, vamos.

Antes que nada, definamos networking:

Es la habilidad de establecer y aumentar los contactos útiles para nuestros intereses profesionales.

Estos contactos nos pueden ser de ayuda para diversas situaciones:

  • Para conseguir empleo.
  • Para conseguir clientes.

Pues vamos a ver los principios básicos del networking. Aquí van:

  • Ayuda tú primero.
  • Las palabras mágicas- Perdón, gracias, buenos días… y sonríe.
  • Ten paciencia.
  • Sé un buen profesional.
  • Di lo que quieres, lo que necesitas… pero ten claro lo que quieres.
  • Ten el “chip del/de la emprendedor/a”.
  • Saber venderse.

principios básicos networking

AYUDA TÚ PRIMERO

Sí. El hecho de ser una persona que se ofrece, que ayuda, que está disponible cuando se es necesario, puede tener un efecto positivo, no sólo por el placer de ayudar, sino también por la máxima de “todo vuelve”. Si ayudas, te quedas instalado en la memoria de la gente. Cuando lo necesites, te puede llegar la ayuda.

Imagina que te ofrece un amigo un trabajo que ha surgido en su empresa. Él piensa en ti. O una empresa busca contratar los servicios de otra empresa… y a alguien de la empresa piensa en ti…

Pocas veces pensamos en alguien que no nos guste, que nos haya negado la ayuda o que sea una persona que pide, pero no da. Lo que se le llama un contacto “utilizador”… Pensad a quién le ofreceríais ayuda… no es el único factor… pero es muy importante.

Podríamos resumirlo en “sé buena persona” … Difícilmente traeríais a un “cretino” a vuestra empresa (hay excepciones, claro)… vamos a ver otros principios básicos del networking.

 

LAS PALABRAS MÁGICAS- PERDÓN, GRACIAS, BUENOS DÍAS… Y SONRÍE

Siguiendo con lo anterior, es muy importante tener claro lo que benefician estas palabras y acción. Cuanto más feliz se es, mejor… y la felicidad llama a la felicidad… las oportunidades pasan delante de los que se empeñan a no verlas… y se van… y les llegan menos oportunidades, también. Pero la actitud positiva hace mirar la vida de frente… y se ven más las oportunidades.

Dejemos de lado egos. Pidamos perdón cuando se tenga que pedir. Fuera rencores. Demos las gracias, que cuesta tanto a veces… y digamos buen día, con una sonrisa en la cara.

Un ejemplo. La selección más fácil que he hecho en mi vida. Durante un tiempo, iba a una cafetería a desayunar. Iba por lo bueno que estaba el café, pero, sobre todo, por la camarera que había. Una chica que te alegraba el día con sus buenos días. Antes iba a una cafetería cerca de casa, pero casi me tiraban la barra de pan por la cabeza y no decían buenos días.

Una vez me pusieron una oferta de empleo de dependienta y camarera en una cafetería-panadería. Mi selección consistió en bajar de casa y ofrecérselo a ella. Le interesó y fue contratada. La parte negativa es que era para una cafetería en la otra punta de la ciudad.

 

TEN PACIENCIA

Otro de los principios básicos del networking es tener paciencia. Ya llegará. No se han de hacer las ayudas, esperando que vuelvan. No. Se han de hacer por el placer personal de hacerlo. Si no, esperaremos y nos exasperaremos. Id haciendo, con buena actitud, actitud positiva y seguro que ya llegará cuando sea necesario o cuando menos te lo esperes.

SÉ UN BUEN PROFESIONAL

Evidentemente, si hemos hecho todo lo anterior, pero somos horribles en lo profesional, nos tendrán en cuenta para otras cosas, pero no para trabajar o confiar en nuestros servicios. ¿O recomendaríais a alguien en el que no confiáis en lo profesional? Si sale mal, os lo retraerán a vosotros, os puede llegar a afectar… por lo que no lo haríais.

Así que, quedad bien donde vayáis, que todo el mundo pueda hablar bien de vosotros. Que cuando surja una oportunidad, les vengáis a la mente con toda la seguridad del mundo de recomendaros.

 

DI LO QUE QUIERES, LO QUE NECESITAS… PERO TEN CLARO LO QUE QUIERES

No me refiero a que seamos unos pesados y no tengamos más conversa que no sea que no tenemos trabajo o que ofrecemos tal servicio o que necesitamos lo que sea… pero tampoco que nos lo callemos.

Por ejemplo, nos hemos quedado sin trabajo y nos encontramos a alguien por la calle y tenemos una conversa de 5 minutos. Pues tranquilamente se puede decir que nos hemos quedado sin trabajo y que ahora estamos buscando de “…”, y escribid aquí vuestra profesión. No decid nunca “de lo que sea”, no encontrareis de nada. Decid una profesión o dos. Si hemos trabajado bien los puntos anteriores, puede que piensen en nosotros cuando haya una oportunidad que nos pueda interesar.

O imaginad la típica cena con antiguos alumnos… y te preguntan “¿qué haces ahora? … pues no pierdas la oportunidad para decir que habéis montado una empresa de audiovisuales y que editáis videos… quién sabe.

Pero, primero de todo, debéis tener bien claro qué es lo que queréis. Si no es así, no podréis comunicarlo de forma eficiente. Ya sé que, a veces, es difícil, pero tenéis que daros un tiempo para la reflexión, antes de dar voces. En un siguiente post, hablaré de ello.

Siempre explico que, cuando dejé de trabajar en la Generalitat de Catalunya, y di un cambio radical a mi carrera, una de las cosas que hice es enviar mensajes por Whatsapp y mail a personas conocidas y amigos, indicándoles que había dejado el trabajo y que me establecía por mi cuenta como formador. Explicaba mis especialidades y les decía que, si sabían de alguna cosa que me pudiese interesar que, por favor, me lo comunicaran. Me generó 6 trabajos… y sirvió para volver a tomar cafés con mucha gente.

 

TEN EL “CHIP DEL/DE LA EMPRENDEDOR/A”

¿A qué me refiero con el “chip del emprendedor”? Es un nombre que le he puesto a las personas que tienen un olfato especial para las oportunidades. Son cazadores de oportunidades. Pero claro… para ello debe tener bien desarrollada la capacidad de escucha y una actitud abierta y positiva para detectar oportunidades. Hay quien las ve y las caza. Muy bien. Pero también, las personas con este chip son capaces de crearlas. Y las puede ver en cualquier momento, en cualquier situación. Puede suceder en un gimnasio, en un curso, en las puestas de un colegio mientras esperas recoger a tus hijos.

Un día hablaré más de este chip. Pero se basa en una actitud positiva, en una detección de posibles oportunidades y una proactividad para crearlas… y mucha escucha e interés en el otro.

Es curioso, pero cuanto más interés tienes en el otro (de forma natural), más beneficio te puede generar a corto, medio o largo plazo.

 

SABER VENDERSE

Éste es el último de mis principios básicos del networking, pero igual de importante que el resto. Hace un tiempo escribí un post sobre venderse uno mismo. Lo tenéis enlazado, para más información. Creí necesario redactarlo porque hay gente que dice que no tiene actitud comercial o que es tímida.

Es cierto que hay muchas personas que les falta saber ver lo bueno que tienen. Les recomiendo que escojan 5 competencias personales que tengan, del listado de competencias que redacté un día. Para empezar, haría eso. Hay quien cree que está mal hablar de uno mismo… si no podemos nosotros decir qué tenemos de bueno… otra cosa es saber que hay cosas a mejorar y no mejorarlas. Ahí deberíamos hacer un esfuerzo para compensar estos puntos débiles.

Por otra parte, hay quien considera que es una persona tímida y que no sabe venderse… ¿no hay personas tímidas trabajando o que han montado un negocio y les funciona?

Venderse es:

  • Conocerse, el autoconocimiento siempre es lo primero. Conocer cómo somos, nuestras competencias, habilidades y personalidad, nuestros servicios, nuestra trayectoria, nuestra formación
  • Saber comunicarlo, incluso desde nuestra timidez.
  • Esperar el momento adecuado (lo del chip…).

Si seguís estos principios ya veréis cómo, como mucho a medio plazo, el networking os irá de maravilla.

Hay quién hace del networking un estilo de vida… os lo recomiendo.

Hasta aquí mis principios básicos del networking… ¿Te parecen bien?