La responsabilidad en el trabajo

Hace un tiempo, queriendo valorar la responsabilidad en el trabajo durante un proceso de selección, le hice esta pregunta directamente a un candidato: “¿eres responsable en el trabajo?”. A lo que él me respondió:

  • “Sí. Yo  siempre entro y salgo a mi hora”.

Y se quedó tan ancho y orgulloso de su respuesta. Y es que seguro que pasaban dos cosas:

La primera, es que creía en lo que decía. Creía que llegar a la hora de trabajar era ser responsable… y después que, salir a su hora, era responsabilidad de la empresa…

La segunda, entiendo que había algún problema de comunicación y que él quería decir que, durante su horario, se comportaba de forma responsable… aunque no lo dijo, pero quiero pensar que quería decir eso.

Este ejemplo me sirve para explicar lo que es la responsabilidad y cómo deberíamos de asumirla y afrontarla.

De entrada, evidentemente la respuesta que me dieron no está formulada de una forma que denote responsabilidad en el trabajo. Entra y sale a su hora… ¿eso es la responsabilidad? ¿Nada más? ¿Lo que haga en su horario, no importa? ¿Qué es entonces la responsabilidad? Y…

¿POR QUÉ HE CREÍDO NECESARIO ESTE POST SOBRE LA RESPONSABILIDAD?

 

Aunque trabajo con mucha gente muy responsable y doy clases a personas muy responsables, no me deja de sorprender un hecho que veo que va sucediendo. Hay una tendencia en ciertas personas de mirar lo que hace el otro, y si el otro lo hace mal, según su criterio, se justifica entonces que también ellos lo puedan hacer mal.

¡Perdemos tanto tiempo mirando al otro y justificando lo que hacemos mal! Tanto, que hacemos que la solución se retarde o no llegue.

Por otro lado, las personas con las que trabajo o doy clases y que son muy responsables, son una fuente de inspiración y yo, permitidme, me quiero parecer a ellas. Soy muy observador y me encanta aprender de los demás. Y si veo una persona muy responsable, me sale hacerle la ola. Llamadme friki.

En el trabajo veo a gente muy responsable, a gente responsable y despistada, gente responsable y con demasiada iniciativa (demasiadas propuestas por lo que no se pueden realizar todas) … o personas poco responsables por desmotivación, o por la ley del mínimo esfuerzo o por falta de habilidades o consciencia de su papel en la organización.

Lo que me vengo a referir es que la responsabilidad en el trabajo (y la irresponsabilidad), tiene muchas formas y colores, no es tan fácil de definir, pero sí que suele presentar unas peculiaridades en común.

¿QUÉ ES LO QUE TIENE ALGUIEN MUY RESPONSABLE?:

 

UN LOCUS DE CONTROL INTERNO.

Este término psicológico, al que le dediqué todo un post asociándolo al liderazgo personal, creo que es vital para entender la responsabilidad en el trabajo. Existen dos extremos en la dimensión de personalidad del locus de control, el interno y el externo.
El locus de control interno es aquel por el que la persona atribuye, principalmente, el éxito o el fracaso de una acción a su propia actuación. Es decir, confía en que, mayormente, serán sus actitudes, aptitudes o actividad la que le llevará al éxito o al fracaso. Ante esto, está claro que, si quiere conseguir un objetivo, tendrá que ponerse en marcha activamente.
El locus de control externo considera que el éxito o el fracaso es externo a sí mismo. O sea, que todo dependerá de la suerte o de la mala suerte. Siendo así, quien atribuye a causas externas las consecuencias de sus acciones… ¿qué posibilidades de cambio y crecimiento tiene si todo se sitúa en su exterior? La respuesta es 0.

Las personas nos situamos en una dimensión que va del locus de control interno al externo. Hay quien cree que todo depende más de sus propias acciones y hay quien cree que no.

Esta creencia sobre el locus de control afectará a nuestro comportamiento y a la responsabilidad de nuestras acciones.
Si creemos que encontrar trabajo dependerá de que me salga una oportunidad sin yo hacer nada… difícil lo tengo. Hay gente que cuando les preguntas si busca trabajo, te dice que sí, que si sale algo… Como si saliese de forma espontánea y sólo te lo ofrecieran a ti que no buscas activamente y que esperas, solamente,a que salga algo.

Si no creemos que dependa de nosotros, ¿cómo vamos a responsabilizarnos? Si os fijáis, la gente poco responsable acude mucho a la excusa. Necesita justificar su falta de responsabilidad, por norma, con algo externo. Así si falla, no es por sus acciones, ha sido… ves a saber por quién o qué.

Por lo tanto, un locus de control interno está asociado a un nivel alto de responsabilidad.

EL COMPROMISO

Hay personas que tienen un alto grado de responsabilidad en el trabajo por el alto grado de compromiso que adquieren. Tienen consciencia de su papel en el tablero y pueden ser personas orientadas al trabajo.

Este compromiso se puede tener con una organización o grupo de personas o con uno mismo.

Una persona responsable, suele no llegar tarde (aunque no siempre…), suele trabajar en equipo y entomar su papel en la organización. Sabe que juega un papel en la empresa o que sus acciones tienen una relación directa con el resultado, por lo que, si quieren tener éxito, deberá responsabilizarse de realizar una serie de acciones que requieren una serie de habilidades y competencias.

MOTIVACIÓN

La motivación y la automotivación, son recurrentes en las personas responsables en el trabajo. Son personas que la propia responsabilidad les motiva. Si uno se siente desmotivado por su trabajo puede ser que, poco a poco, pierda responsabilidad.

Si el ambiente que nos rodea no genera suficiente motivación (poca aprobación de lo que se hace, poco beneficio o, incluso, una actitud negativa y castigadora independiente a obtener buenos resultados), puede generar que la persona pierda parte de esa responsabilidad en el trabajo… aunque hay personas que se automotivan en circunstancias realmente adversas.

A pesar de que el ambiente afecte y que, claro, podamos llegar a ser menos responsables por las condiciones de la empresa, quien es realmente responsable se automotiva, porque entiende la responsabilidad como algo intrínseco a la persona… después, si es necesario, busca la forma de cambiar de trabajo, pero sabe que el cliente que tiene delante, por ejemplo, no tiene la culpa de las condiciones o situaciones injustas que se viven en una empresa.

OTRAS COMPETENCIAS DE LAS PERSONAS RESPONSABLES EN EL TRABAJO

Son personas con tendencia a la autocrítica, con un respeto a las normas o procedimientos establecidos, con ganas de superarse y aprender de los errores y con iniciativa…

RESPONSABILIDAD VS CULPA

No las confundamos. Puede pasar que un exceso de autocrítica o un sentimiento de inferioridad nos lleve a un sentimiento de culpa cuando alguien nos alerta de no haber sido responsables en algo.

Cuando asumes tu responsabilidad, sin culpa, uno se pone manos a la obra, pues ese sentimiento de responsabilidad interna y ese compromiso adquirido, no permitirá que no se haga nada frente a ese error. Se asume la propia responsabilidad. Pero cuando se hace con culpa, uno puede bloquearse, sentirse muy mal consigo mismo y no encontrar la solución.

Esto ocurre en el ámbito laboral, aunque más en terrenos personales, donde hay más relación emocional y surge más la culpa.

La culpa se acompaña de autocastigo, la responsabilidad (sin obsesión) de reflexión y avance para solucionar el problema o para estar más atentos en el futuro y aprender. Con la culpa, no se erra de nuevo por miedo a sentirla. Con la responsabilidad, se intenta no errar de nuevo por la satisfacción personal de hacer las cosas bien hechas.

CONSEJOS PARA SER ASUMIR LA RESPONSABILIDAD EN EL TRABAJO

 

Para finalizar, unos consejos para ser una persona responsable en el trabajo:

  • “Por ti, que no quede”. No te compares, no mires lo que hace el otro. Lo importante es lo que haces tú.
  • Escucha las críticas, defiende tu postura si lo crees oportuno, pero cede y acepta errores si es así.
  • No te excuses. Aprende. Avanza.
  • Disfruta de la vida y del trabajo, que sea un juego, para analizar y aprender. Ten una actitud positiva y proactiva.

Y hasta aquí mi post sobre la responsabilidad en el trabajo. Espero os haya resultado de interés.

Autor

Francesc Gelida
Formador, ponencias y conferencias de desarrollo personal y profesional y redes sociales. Linkedin para profesionales

2 Replies to “La responsabilidad en el trabajo”

Deja un comentario