¿Es buena idea emprender en tiempos de crisis y trabajar por cuenta propia? … ¿o es una idea nefasta?

Seguramente, por la situación de pandemia, algunas personas se han quedado sin trabajo, Otras, aunque tengan trabajo, han reflexionado sobre si trabajan en lo que quieren (he tenido muchas consultas al respecto durante este período).

Para muchos, ha llegado el momento de plantearse un cambio. Y este cambio puede implicar emprender en tiempos de crisis.

¿Es buena idea? Depende. En sí no es ni buena ni mala, pero todos sabemos que en épocas de crisis surgen nuevas oportunidades. Hay empresas actualmente que están aprovechando la situación para relanzarse, reconvertirse o posicionarse. Y otras que están naciendo y tienen un futuro interesante. Mientras que hay restaurantes que están cerrando hay otros que, por el tipo de cocina, están trabajando incluso más que antes.

La situación actual, ha hecho que miremos hacia otros lados, que cambie nuestra forma de operar, nuestras necesidades y nuestros hábitos de consumo.

Entonces, emprender en tiempos de crisis, aunque no es muy aconsejable, tampoco podemos decir que no. Dependerá del proyecto y de su encaje en la situación actual, entre otras cosas.

Transformemos entonces la pregunta del principio en la siguiente: ¿Qué ha de tener un proyecto para que funcione en época de crisis?

  • ·        Convicción, motivación y no tengas miedo… sí respeto.
  • ·        Perfil personal de emprendedor
  • ·        Situación actual
  • ·        Ayuda y plan de empresa
  • ·        Suerte

Convicción, motivación y no tengas miedo… sí respeto.

 

Emprender no es sencillo, pero si la idea os motiva mucho, ayuda. Es un proceso que requiere paciencia, análisis, reflexión, estudio… No podemos tomarlo a la ligera, si queremos emprender, hemos de tenerlo claro y saber que le vamos a dedicar mucho tiempo.

Y no creo que se le deba de tener miedo. El miedo sirve de poco, pero sí que hemos de tener respeto al proceso de emprender. Tomároslo en serio y dedicadle el tiempo que requiere.

Emprender es un proceso que requiere paciencia, análisis, reflexión, estudio… No hemos de tener miedo a emprender, pero sí respeto

Permitidme un símil. Yo voy bastante a la montaña, a hacer trekking por rutas de alta montaña. Y muchas veces voy sólo. Me encanta. Hay muchas personas que me preguntan si no me da miedo, a lo que siempre digo que no, pero que a la montaña hay que tenerle respeto. Es decir, me preparo bien el viaje, estudio el lugar, conozco mis limitaciones e intento no hacer saltos al vacío…

Pues emprender es lo mismo. Si no preparas el viaje, no conoces tus limitaciones, no estudias la situación… pues puede que no sea la mejor idea seguir emprendiendo.

 

Perfil personal de emprendedor

 

De lo comentado anteriormente, se entiende que la persona que emprende pone en juego una serie de habilidades y aptitudes que le pueden ser de utilidad para la viabilidad del negocio.

La persona que emprende, y aún más cuando hablamos de emprender en época de crisis, ha de tener unas habilidades, competencias y aptitudes que son vitales para emprender con éxito:

Locus de control interno:

Este concepto se define como la percepción por parte de las personas de que los eventos ocurren principalmente como efecto de sus propias acciones, es decir, la percepción de que uno controla su vida. Son personas que valoran positivamente el esfuerzo, la habilidad y responsabilidad personal. Se hacen responsables de todo el proceso. Y las personas con locus de control interno tienen más opciones de que el negocio salga bien que no que las que tienen un locus de control externo, es decir, tienen percepción de poco control de su día a día.

Cazador@s de oportunidades.

Son personas que ven oportunidades donde puede que otros vean amenazas o no vean nada. Están atentos a su alrededor por si hay algo que les pueda ser de utilidad.

Autónom@

Han de ser personas autoresponsables y autónomas, pues han de liderar su proyecto.

Visión

Una vez vista la oportunidad, la proyectan al futuro y ven si tiene recorrido la idea o no.

Estrategia

Han de disponer de un plan a y un B y C… y un modus operandi para conseguir sus objetivos.

Para ello, ha de estudiar y analizar las posibilidades que tiene el negocio y cuál es la mejor manera de hacerlo funcionar de forma eficiente.

Interés en el conocimiento y en el aprendizaje.

Para poder tirar adelante un proyecto, se ha de buscar información, estudiar, conocer la situación… la información aportará conocimiento y éste, más seguridad en si el proyecto tiene futuro o no.

Innovación

Emprender tiene mucho que ver con innovar, en muchas ocasiones. Puede que, de forma global o local, pero la facilidad personal de proponer nuevas soluciones a problemas existentes puede dar forma a un nuevo proyecto interesante.

 

Situación actual

 

Como ya he venido comentando, no podemos emprender en tiempos de crisis sin un buen estudio de la situación actual:

  • ¿Qué necesidades tiene el mercado actualmente?
  • ¿Qué sectores salen beneficiados?
  • ¿Hay problemas que requieren de nuevas soluciones?
  • ¿Hay ayudas interesantes para poder iniciar mi proyecto?

Este estudio, permitirá conocer si la idea tiene cabida en este mercado laboral o no.

Estudia la situación axtual del mercado, el sector al que te diriges y conoce quiénes son tus principales clientes y pregúntate por qué les puede interesar tu idea/producto.

 

Ayuda y plan de empresa

 

Hay gente que se ha formado y tiene experiencia en asesorar en la creación de empresas. Es un pecado casi no pedir su ayuda y asesoramiento cuando estamos montando una empresa y más en época de crisis.

Entre su asesoramiento y la necesidad básica de ponernos delante de un plan de empresa para pensar, reflexionar y repensar todos los apartados que serán vitales para constituir la empresa, podremos conseguir acercarnos al objetivo de emprender en tiempos de crisis con mejor éxito.

El plan de empresa es un documento que te ayuda a pensar en tu idea y en todo aquello que necesitas para que constituir la empresa y que funcione.

 

Suerte

 

Y evidentemente nunca va mal un poco de suerte, pero ya sabéis… que os pille trabajando.

Yo no soy de los que dicen que la suerte no existe y que depende de tu esfuerzo. No. Es evidente que existe, pero también es evidente que, si hacéis todo lo que podáis hacer que esté en vuestras manos, de forma seria, constante, autoresponsable y analítica, tendréis muchas mas opciones de tirar adelante el negocio.

Sí que tengo claro que quien dice que siempre tiene mala suerte va a tener problemas para emprender con éxito. Se requiere una actitud positiva pero realista.

Para terminar. Hay muchas empresas que cierran al poco tiempo de abrir (muchos son comercios, pues los costes son muy elevados… pensároslo bien antes de abrir uno y haced un buen estudio). Hay mucho empuje para que la gente emprenda, pero no nos dejemos llevar por estos mensajes. Al fin al cabo, a nivel político interesa que haya mucho emprendimiento, por los impuestos.

Pensároslo bien, pero si tenéis muchas ganas, está bien reflexionado y veis espacio en el mercado…¡¡¡¡adelante!!!!