Es una pregunta que me hacen a menudo y, a pesar de que tiendo a decir que más bien sí, tengo mis dudas. ¿Se ha de poner foto en el currículum o no?

Entonces, lo que he decidido es exponer los pros y los contras y vosotros decidís si la incluís o no. Al final, me mojaré y justificaré mi opinión.

Antes que nada, aclarar que la casi obligatoriedad de poner foto en el currículum es de países latinos. No pasa lo mismo en los países anglosajones, que casi lo obligatorio es no poner foto en el currículum por la posibilidad de que entre en juego la imagen personal en la selección de los candidatos y que, por tanto, sea una selección guiada por un criterio nada profesional y que no se ajusta a lo que requiere un puesto de trabajo (vamos, discriminación en un proceso de selección).

Si nos centramos por un momento en lo que pasa aquí, según una encuesta realizada por Infojobs entre las empresas que publican las ofertas en el portal, en España, los currículums con foto son tres veces más vistos por los profesionales de selección que los currículums que no incluyen foto. (http://goo.gl/S2Hd9e)

¿Por qué existe aquí esta tendencia?

Parece ser que la respuesta es innata… Estudios científicos reafirman que la primera impresión es básica. Además, para hacernos esta impresión, miramos a la cara, sobre todo. (http://goo.gl/vSF5uk).

La cara es básica para la comunicación y la generación de ideas sobre la persona. De hecho, esto me ha hecho reflexionar sobre algo que seguro que también os ha pasado. Cuando vamos en coche, por ejemplo, y alguien hace una infracción o nos molesta con su forma de conducir, buscamos su cara. También pasa si alguien tropieza con nosotros sin querer.Se ha de poner foto en el currículum

Haced otra prueba: mirad a alguien desconocido sin mirarle a la cara. Solo mirad el cuerpo. ¿Qué pensáis de la persona? Seguro que os vienen muchas ideas. Ahora, fijaos sólo en la cara… seguramente servirá para contrarrestar la opinión que os ha dado el cuerpo, pero os aportará más información, o como mínimo, nos vendrán más ideas a la cabeza de cómo es.

Estos dos ejemplos me sirven para ilustrar los dos primeros motivos por los que se requiere la foto en un currículum:

  • La necesidad de comunicarse del ser humano, necesidad de no tener que decidir algo sin conocer al otro, aunque sea a través de una sola imagen.
  • La creencia de que, mediante la cara, captaremos mucha información de la persona.

Hay estudios que se inclinan más a destacar que parece ser que el cerebro no es que haga un prejuicio, sino que hace una predicción. O sea, que el cerebro es capaz de captar a través de la cara unas informaciones que no vemos de forma consciente y por ello emite un juicio. Lo que puede parecer un prejuicio podría no serlo, sino que el cerebro se basaría en datos que conoce para emitir el juicio. Es sólo un estudio. Seguro que hay otros que lo contrarrestan o lo critican, pero es otro dato para que lo valoréis. Ahí lo dejo.

¿Por qué aquí necesitamos la foto por la necesidad de comunicación y de conocer a la persona y obtener información a partir de su cara y en los países anglosajones, no? ¿Podría ser por el carácter latino, más emocional y por el carácter anglosajón, más controlado? Esto bien puede ser un prejuicio (como mínimo es un estereotipo)… o no.

A partir de aquí, pros y contras que yo considero de poner la foto:

A FAVOR DE INCLUIR LA FOTO:

  1. Sabiendo que aquí se requiere, que se consideran más los currículums con foto que los que no llevan, pues no nos compliquemos y mejor ponerla.
  2. Ya que sabemos que va a dar información de nosotros, aprovechemos para dar una buena imagen. Que sea profesional, que transmita energía, dinamismo, cordialidad o aquello que requiera la profesión a la que optamos. Si queréis, podéis editar fotos fácilmente para que la imagen sea de mejor calidad. Os recomiendo una herramienta como Adobe Spark, un editor de imágenes sencilo y gratuíto.
  3. Muchas veces les hago una prueba a los usuarios a los que oriento. Les pido, desde una distancia de 3-7 metros, que me digan qué currículum prefiere entre dos que les enseño. Uno con foto y otro sin foto. Por norma general, y en igualdad de condiciones en otras características, más o menos, (tamaño/tipo de letra, distribución de la información, número de hojas…), las personas prefieren el que tiene foto… ¡por una cuestión visual! Rompe el esquema frío de letras que es el currículum y lo adorna con una foto (en color, mejor). Esto que puede ser banal, no creo que lo sea, porque la primera impresión del currículum, a nivel visual, también predispone al profesional de selección a favor o en contra de la candidatura. La imagen del currículum es importante. Imaginad un currículum de dos páginas, sin márgenes, sin espacio entre líneas, con la letra muy oscura y pegada… agobia, ¿no? Recordad que también podéis optar por currículums más visuales y atractivos.
  4. Hay trabajos que requieren de foto. Es así. En estos casos, es imprescindible.

EN CONTRA DE INCLUIR LA FOTO

  1. El motivo esencial es por el que no ponen muchas personas la foto. Por discriminación. Muchos candidat@s que cumplen los requisitos de una oferta pueden pensar que les pueden discriminar negativamente por la foto. Y puede ser verdad. No digo que en muchos casos, pero sí que estoy seguro que algún caso hay (cuando el río suena…).
  2. Mejor no incluir una mala foto. Es como una mala carta de presentación o un currículum mal redactado. Te puede excluir de la selección. Si la ponéis, que sea positiva, en color, que refleje habilidades, competencias… que se requieren en el trabajo.

En mi opinión… a mí siempre me gusta ver una foto cuando hago selección. Transmite valores, actitudes… que después, en entrevista se han de confirmar o no. Eso sí, puedo asegurar que no selecciono por la foto. Hace más ligero el proceso de selección y ayuda a afrontar lo pesado que puede ser leer 50 currículums. Por tanto, yo considero necesario incluir una foto en el currículum, pues la gran mayoría de los que seleccionan, estoy seguro que no discriminan por la foto. Pero ayuda mucho lo que trasmite a hacernos una primera impresión de la persona. Una foto transmite también competencias, interés, marca personal… Y además pensad en algo curioso que ocurre. Hay quien no incluye foto en el CV, pero sí en Linkedin. Después de ver el CV, vas a Linkedn y ves la foto… Cosas que pasan…

Pero esa es mi experiencia y opinión… ¿Qué pensáis vosotros?