La creatividad: empresas y personas creativas

¿Os imagináis un entorno laboral donde la empresa y cada uno de sus trabajadores tengan un interés especial en la realidad, en los cambios, los observe cuidadosamente, se adapte y se trabaje de forma conjunta, con ayuda y respeto a cada uno de los trabajadores y donde todo el mundo sepa cuál es su papel en la organización y sea capaz de superar problemas generados por este gran ego que tenemos? ¿Sí? Pues hoy os hablo de una conversación que tuve con un científico sobre la creatividad y cómo se puede conseguir todo esto a partir de las capacidades creativas de las que él me habló.

Hay quien viene a hablar de su libro (opción totalmente respetable, claro), pero yo he venido a hablar sobre el libro de otro. Quiero hablaros sobre la creatividad, pero más concretamente, quiero intentar resumir, lo más fielmente que pueda, el concepto de la creatividad y cómo nos puede ayudar en nuestro día a día, personalmente, a las empresas, y a la sociedad en general. Digo lo más fielmente que pueda porque no son ideas surgidas de mí. Hoy escribo tras la conversación que os he comentado con Jaume Agustí Cullell, uno de los pioneros de la inteligencia artificial en Catalunya.

¿Y por qué lo hago en un blog sobre desarrollo profesional y búsqueda de empleo? Él me explico su visión de futuro, un futuro ideal, un futuro que ya ha empezado.  Y me habló de la importancia de la creatividad y cómo su cultivo nos puede ser de ayuda a cada persona. De hecho, remarca la necesidad de cultivarla en las empresas y en la sociedad en general.

Muchas veces encontramos recetas de mejora desde los libros de autoayuda, pero pocas veces había escuchado recetas de mejora desde conceptos más intelectuales como la creatividad (Seguramente me falta mucho leer, también es cierto… la gestión del tiempo… Un día hablaré de este tema).

Él habla del Homo quaerens en contraposición con el Homo sapiens. El Homo quaerens es el humano que se mueve en libertad, que se hace preguntas, que investiga y que, al contrario del ‘Homo sapiens’, no utiliza el conocimiento para dominar e imponer. Por eso los modelos jerárquicos no son recomendados, pues matan la creatividad y el principio de libertad individual.

¿Os imagináis que eso se aplicara a las empresas?

Yo intentaré aplicar lo que él me explicó al mundo laboral, pero en su web podéis leer todas sus reflexiones y cómo aplicar estas ideas a la sociedad.

Os hago un resumen, yo lo encontré muy interesante y útil. Si queréis, tiene escrito un libro en diferentes idiomas. Él me pide que lo comparta, que es gratis, que no tiene ninguna intención de conseguir un beneficio económico con él. Así que, si lo queréis leer, lo tenéis enlazado en el parágrafo anterior.

Sigamos hablando del Homo quaerens vs Homo sapiens. El Sapiens necesita de las creencias, y las defiende por encima de un nuevo conocimiento a pesar de que desbarate esa creencia, se resiste al cambio. El Quaerens cree en ese cambio, no le tiene pánico, pues siempre se cuestiona. Sobre esto hablé en un post sobre los problemas de comunicación actuales.

El Sapiens pone la creatividad al servicio del conocimiento y éste al servicio del poder. El Quarens, pone el conocimiento al servicio de la creatividad. Así, el beneficio es para todos.

Y eso sucede a menudo en la comunidad científica. Hace poco hubo un gran avance en la investigación contra el cáncer. En el Hospital de la Vall d’hebrón de Barcelona, se está probando un medicamento que puede cambiar el tratamiento de esta enfermedad.  Este tratamiento se beneficiará, en un sistema de sanidad general, todo el mundo que lo requiera. Es la creatividad al servicio de la gente.

Pero las empresas y otros poderes más jerarquizados, desean tener el conocimiento y la creatividad para su propio beneficio.

¿Cuántas empresas piensan en el beneficio propio, únicamente y no en el común o en el bienestar de sus trabajadores? No estoy diciendo que no hayan de tener beneficios. Sólo que se puede cambiar el punto de vista desde el que se trabaja y todos saldrían ganando, seguramente, no sólo unos pocos.

Se ha demostrado, en diversos estudios, que cultivar la felicidad en el trabajo de los trabajadores genera mejores resultados para la empresa:

En las ‘empresas felices’ la productividad de los empleados crece un 31%

Sin embargo. cuesta implantar una empresa feliz. ¿Por qué? ¿Por desconfianza a los trabajadores? ¿Por creencias sobre la necesidad de control? ¿Por una visión negativa del ser humano o de “el otro”? ¿O por no ser feliz y libre y necesitar controlarlo todo?

De nuevo, el Homo sapiens… Lo curioso, es que cuando visitas a una empresa en la web y lees su “misión, visión y valores”, te habla de beneficios en las personas y en la sociedad que no tiene nada que ver con la realidad. Por ejemplo, mirad este apartado de grandes supermercados y cómo hablan del cuidado del medioambiente, mientras que te colocan los alimentos en envases de plástico, como ya sabéis, con su efecto tan positivo en la naturaleza (modo ironía…).

Según Jaume Agustí, el desarrollo y cultivo de las capacidades creativas serán necesarias para tener una empresa feliz, al servicio de la sociedad, y obteniendo sus propios beneficios, claro.

¿Cuáles son estas 5 capacidades creativas que nos van a ayudar a desarrollar este Homo quaerens y que podría cambiar el modelo que tienen las empresas, actualmente, así como nuestra forma de relacionarnos con nuestro entorno?

  • Interés por la realidad
  • Comunicación semiótica
  • Cooperación o simbiosis subsidiaria
  • Investigación generalizada
  • Capacidad de liberarse.

Como veréis, el se refiere a ellas como capacidades creativas, y puede que otros las llamemos capacidades o competencias por ejemplo. Él las engloba en el término de capacidades creativas.

INTERÉS POR LA REALIDAD

 

Es la atracción que nos produce la propia realidad. Es el interés en conocerla, observarla… sería el estar aquí y ahora, tan propio del mindfulness, tan de moda y tan antiguo. Observar, tener interés en la realidad, en lo que ocurre, nos aportará conocimiento y el surgir de nuevas ideas. Observando la realidad es como hemos avanzando.

Es la propia curiosidad, que nos permite avanzar y resolver nuevos y viejos problemas. Por no observar la realidad tal como es, hay empresas que no se adaptan y personas que no resuelven sus conflictos.

COMUNICACIÓN SEMIÓTICA

 

El habla supone la liberación del tiránico “estímulo-respuesta” de los animales, peo aún, hoy día, es común escuchar decir, “he hablado sin pensar”., como una  respuesta a un estímulo, sin reflexión alguna. Cuando respondemos a un estímulo, nuestro cerebro analiza la situación, la compara con nuestro sistema de creencias, evalúa las amenazas, debido al famoso instinto de supervivencia, y elabora una respuesta. Pero a veces esta respuesta, en función de este análisis o de sentirse amenazado, genera una respuesta que nos da aún más problemas.

La comunicación es el mediador entre nosotros y el mundo. La comunicación es fácil. La comunicación eficiente, no. Y nos puede dar muchos problemas en el trabajo, en la familia… Os invito a leer más en este post que escribí sobre la comunicación.

La comunicación eficiente es necesaria para un buen desarrollo personal y laboral, para que en las empresas no haya rumores ni dudas a la hora de afrontar un trabajo. Nos evita muchos problemas.

COOPERACIÓN O SIMBIOSIS SUBSIDIARIA

 

Ésta, es la capacidad creativa de la intradependencia, la cohesión, pertinencia a un colectivo y la cooperación. Sin ella, no hay ayuda.

Hace poco tiempo, escribí sobre el trabajo en equipo, y puse un vídeo como ejemplo de un espectáculo de danza y acrobacia, en la que, sin ayuda, se podía ver claramente cómo el espectáculo no podía funcionar. Los bailarines se ayudaban mutuamente, apartando posibles egos, para que el espectáculo pudiese entusiasmar. En una empresa es igual: la cooperación es necesaria. El problema viene cuando uno pone por delante su interés, el propio, por encima del común, aunque ello suponga un perjuicio para la empresa o para los compañeros.

No estoy diciendo “no a la individualidad”, estoy diciendo que ser personas responsables y con capacidad de ayuda puede ser beneficioso para esa misma persona y para todos. ¿Os imagináis una empresa donde esto se entienda, a todos los niveles?

INVESTIGACION GENERALIZADA

 

Muy ligada al interés en la realidad, está la investigación generalizada. Es decir, que todo nos cause curiosidad. Una actitud reflexiva ante el mundo, haciéndonos preguntas… ¿cómo si no, podemos evolucionar?

Se relaciona más este pensamiento con el personal científico, pero todo el mundo puede aplicar una curiosidad y reflexión sobre la realidad que tiene delante. Es tener la intención de cuestionarse para poder mejorar. Puede ser muy aplicado a las empresas, para dar un mejor servicio y poder adaptarse a nuevos retos y cambios… ¿Cuántas empresas han cerrado por no avanzar y estancarse, por no aplicar esta investigación generalizada?

CAPACIDAD DE LIBERARSE

 

Y ésta, para mí (como para Jaume) es vital. En el post citado antes sobre comunicación y en otro sobre resolución de conflictos, ya os hablé de la necesidad de no tener un ego inflado, hiperprotegido, que interprete todo como un ataque a su persona. No me refiero a eliminar el ego, e no estar sometido a él.

Vivimos con demasiado ego. Esta sociedad es un continuo enfrentamiento de egos, con poco debate real, con poca escucha y, en consecuencia, muchos conflictos en los que nos señalan con el dedo el objeto, pero no el hecho real. Y muchos miramos allá, al dedo, sin ver la luna.

Dicho esto, me parece una creatividad necesaria de cultivar, pero la más complicada para la sociedad actual.

La liberación nos permite salir de la prisión del ego. Vuelvo a decir que el “YO” es vital y se ha de cuidar. Otra cosa es el exceso de ego. Sin las necesidades del ego alimentado en exceso, no se desea subordinar a otros ni imponer su razón por encima de cualquier razonamiento. Con un ego menos inflado hay más escucha, más capacidad de trabajo en equipo, más ayuda, más reflexión y aceptación. Esta es una de las diferencias vitales entre los líderes y los jefes.

Pues estas son las 5 capacidades creativas que propone cultivar Jaume Agustí. A mi me interesó. Resaltar de la necesidad de interdependencia de las 5 y del cultivo de forma conjunta de cada una de ellas. Si cultivamos todas, menos la comunicación, habrá problemas relacionados con ella, o si no cultivamos la liberación, estaremos sometidos a un gran ego y temeremos a nuestra competencia en vez de nutrirnos de ellos y encontrar sinergias, por ejemplo.

Es una buena forma de recopilar lo que a veces podemos leer en otros libros, pero esta vez tratado desde una visión de un científico experto en inteligencia artificial, y que le preocupa, sobre todo, la inteligencia humana y el momento convulso que está viviendo. Él ve esperanza para un futuro mejor.

Espero que lo sepamos aplicar y que sea cierta su visión de futuro.

PD: Si queréis, aquí tenéis un enlace a una entrevista que le hicieron en el diario “El Periódico”.

Autor

Francesc Gelida
Formador, ponencias y conferencias de desarrollo personal y profesional y redes sociales. Linkedin para profesionales

2 Replies to “La creatividad: empresas y personas creativas”

  1. Hola, gracias por el interesante artículo. Muchas empresas tienen un entorno similar. Creo que cada compañía necesita en tales personas, ya que ayuda en el desarrollo de la compañía y en la creación de productos verdaderamente únicos y de alta calidad. Pero para que estas personas se den cuenta de su potencial, es muy importante crear condiciones de trabajo cómodas que estimulen a los trabajadores creativos a mostrar sus habilidades y capacidades. Pero lamentablemente en muchas empresas se descuida …

Deja un comentario