¿Cuántas páginas ha de tener un currículum? Esta es una pregunta que me hacen muchas de las personas a las que atiendo. Hay disparidad de opiniones y multitud de tipos de currículums. Os doy mi opinión en base a mi experiencia en selección y a los intercambios que he tenido con otros profesionales de RRHH.

Antes que nada, quiero destacar la dificultad de escribir sobre cómo hacer un currículum, porque hay miles de opciones, en función de la trayectoria de cada uno, de la oferta, de la empresa… Cada caso es un mundo y cada persona podría tener más de un currículum.

Por norma general, un currículum ha de tener máximo dos páginas. Se habla mucho de que un currículum ha de tener como mucho una página, pero a veces esto va en contra de hacer un buen currículum, adaptado a la oferta y destacando nuestras competencias.

Quien pueda hacer un currículum de una página, perfecto. Por norma, se da en los siguientes casos:

  • Candidat@s con poca experiencia por la edad.
  • Candidat@s que han trabajado siempre de los mismo y aglutinan las experiencias, detallando en un único apartado las funciones realizadas y los conocimientos adquiridos.
  • Candidat@s que han desarrollado su experiencia durante años en una única empresa o han trabajado gran tiempo en una empresa.
  • Currículums visuales y de diseño
    ¿Cuántas páginas ha de tener un currículum?

No es aconsejable reducirlo a una página si con ello eliminamos información que podría ser interesante para nuestra candidatura. Por ejemplo, tenemos la tendencia de eliminar las funciones para que nos quepa sólo en una página o describirlas muy brevemente, no dejando claro qué sabemos hacer. En estos casos no conviene. No pasa nada por tener dos páginas de currículum.

Ahora bien, es cierto que si tenemos dos páginas, es interesante que en la primera aparezca lo más importante para la candidatura a la que nos presentamos. Se trata de evitar un efecto que ocurre en los profesionales de selección. Cuando lees un currículum que en la primera página aporta información que no es relevante para la oferta puede pasar que el profesional de selección se pregunte para qué ha enviado el currículum esta persona. A pesar de que aparezca la información relevante en la segunda página, da la sensación que no hemos redactado un currículum adecuado para la oferta o que no sabemos resaltar lo que es interesante. También puede pasar que no pase de esta primera página por desinterés, descartando la candidatura.

Hemos de pensar que el profesional de selección, por norma, utiliza primero la lectura rápida para cribar entre la gran cantidad de currículums que tiene sobre la mesa. Por lo que hemos de destacar y resaltar lo que les interesa (títulos, formación, conocimientos, profesión…). Hay que hacerle fácil la lectura del currículum.

Un currículum adaptado, que resalte lo principal y más interesante para la oferta es más importante que el currículum sea de una página, donde se elimina información que puede ser interesante para el profesional de RRHH. El uso de la negrita es muy interesante para guiar la lectura rápida de un currículum.

Un currículum de más de dos páginas corre el riesgo de ser pesado y de obligar a hacer a la persona encargada de la selección,  una lectura detallada, lo que va en contra de la lectura rápida que se utiliza para quedarte con los 3-5 currículums que necesitas por puesto de trabajo. Aún así, hay casos que pueden tener más de dos páginas: Personal directivo, currículums académicos…

Por todo ello, acostumbro a decir que el currículum europeo no es válido para la mayoría de casos, sobre todo si lo que se quiere es trabajar en el país propio. Es un currículum de difícil lectura, con muchos inputs e información no relevante. En otro post comentaré cuando es necesario este currículum, pero de hecho, cada vez menos países de Europa lo utilizan.

Resumiendo:

  • Mejor un currículum adaptado a la oferta que resalte aquello que le puede interesar al reclutador que uno de una página que elimine información interesante. De hecho, el currículum sea de una dos o tres páginas, siempre ha de estar adaptado a la oferta y redactado para la lectura rápida.
  • Dos páginas es correcto, sabiendo que el contenido de la primera es el que engancha. A veces, ya tienes suficiente con lo que aparece en la primera página y ni miras la segunda o lo haces de una ojeada.
  • Pueden haber currículums de más de dos páginas, pero sólo en casos concretos. Por ejemplo, un currículum académico. La extensión del curriculum también depende del formato, ya que algunos pueden compartirse de forma digital incluyendo texto y video.Imaginad que queréis integrar currículum y vídeo, por ejemplo, aquellas personas que tienen un port-folio o una videopresentación. Pueden crear curriculum de este tipo con Adobe Spark, una aplicación muy interesante.

Y hasta aquí el post de hoy. En el buscador de este blog podéis buscar más posts sobre el currículum.

Espero que os haya sido de utilidad.