Cómo encontrar trabajo en dos meses (IV)

Finaliza la serie de posts sobre cómo encontrar trabajo en dos meses. Hasta ahora, os he explicado la preparación previa a la búsqueda de empleo, la puesta a punto. Todo lo explicado es básico y necesario para poder conseguir el empleo deseado en un período de tiempo breve. Si no se hace de esta forma, las posibilidades disminuyen.

Y hoy, os escribo sobre cómo vamos a hacer la búsqueda de empleo, el día a día de la búsqueda de trabajo. Ya tenemos todo preparado y analizado, ahora empieza la acción.

HORARIO DE BÚSQUEDA DE TRABAJO

 

Primero os advierto de que tiene que ser una búsqueda diaria, siguiendo un buen horario de búsqueda, uno que sea eficiente. No puede ser una búsqueda esporádica o desorganizada. Hacerlo de esta manera, dificulta y dilata encontrar trabajo.

Hemos de buscar de lunes a viernes, por la mañana 2-3 horas aproximadamente y por la tarde, unos 45 minutos. Por la mañana, de 9’30 a 12, más o menos, pero el lunes podemos empezar algo más tarde. Y por la tarde, si se puede, buscaría de 16’30 a 17’15. Si no se puede, al primer momento que se pueda desde las 17’15.

El motivo de por qué este horario de búsqueda de trabajo, lo tengo explicado en el post enlazado.

Aquí tenéis una tabla donde podéis ver el horario indicado.

Respecto a lo de mirar cada día de lunes a viernes, a pesar de entender lo cansado que puede llegar a ser, tengo unas estadísticas propias que lo aclaran todo. En un servicio donde trabajé, registraba los hábitos de los usuarios del servicio respecto a la búsqueda de empleo. Después de pasar por el servicio, hacíamos un seguimiento de cada usuario. Y aquí viene el dato…

  • Los usuarios que buscaban trabajo a diario, tardaban de media unos dos meses en encontrarlo.
  • Los que no buscaban cada día, tardaban 1 año de media.

Se puede deducir fácilmente que, a la larga, le dedican más horas a la búsqueda de trabajo los que buscan, por ejemplo, dos días a la semana que los que buscan cada día. Además, seguramente tienen más frustración e inseguridad y la demora en la incorporación al mercado de trabajo puede acabar afectando a la autoestima con mayor seguridad.

Esta comprobación la hice con más de 500 personas y en época de crisis (2010-2014).

Y, evidentemente, puede que no podamos todos los días buscar trabajo, porque hay gestiones por hacer o visitas al médico o lo que sea. Me refiero a una actitud de intentar todos los días buscar trabajo. Como ya comenté en el primer post de este hilo, la seriedad, responsabilidad, la planificación la organización, serán necesarias para asegurarnos encontrar trabajo cuanto antes. Y la actitud, positiva, centrada en el objetivo y la motivación y no dejarse desanimar por los “noes” que se recibirán, os ayudarán, con toda seguridad, a encontrar el trabajo.

ORGANIZACIÓN DE LA BÚSQUEDA

 

Ya tenemos el horario de búsqueda de empleo, pero otro factor importante es qué acciones hacemos en ese tiempo. Mi recomendación general es que busquéis primero en Infojobs. Por las características de este portal, explicadas en el tutorial sobre Infojobs que escribí, recomiendo buscar primero por palabras claves y localidad y clasificar los resultados por fecha de publicación, como podéis ver en la imagen. Si no lo hacemos así, Infojobs nos clasificará los resultados en función de sus parámetros, pero no temporalmente, por lo que nos llevaremos la sensación de ver ofertas repetidas y ofertas con muchos candidatos inscritos, porque la oferta llevará días publicada.

Organizando por fecha de publicación los resultados obtenidos para esa palabra clave, llegaremos a ofertas con muy pocos candidatos inscritos. Y eso nos interesa mucho, porque las empresas buscan a los candidatos, en este portal, por norma, entre los primeros inscritos.

Por este motivo, no aconsejo buscar las ofertas por las alertas de empleo que te envía Infojobs. Te llegan tarde, cuando ya se ha inscrito una gran cantidad de candidatos. Las posibilidades de que tu currículum sea visitado, disminuyen.

Además de Infojobs, aconsejo que se mire algún metabuscador como Indeed, que además te redirigirá a otros portales o ETT’s o webs de empresa, Linkedin (según el perfil), portales de empleo especializados en algún sector o profesión, portales específicos para alguna zona geográfica (Por ejemplo, Feina Activa en Catalunya) y portales locales o de administraciones públicas por donde se difunden las ofertas.

Sea como sea, a los 20-30 minutos de búsqueda en otro portal, volvería a Infojobs para revisar las oportunidades laborales que hayan salido en ese tiempo. El motivo es, por las características comentadas de ese portal, llegar a las ofertas cuando no hay nadie inscrito. Es el único portal con estas características (junto, probablemente, Feina Activa aunque en distinto modo) por lo que nos va a organizar la búsqueda de empleo.

En esta vuelta a Infojobs, no nos va a hacer falta buscar por palabras clave, sólo indicando la población, será suficiente. ¿Por qué? Porque sólo habrán salido entre 30-100 ofertas en ese período de tiempo en función de la hora que sea, por lo que podemos ver las ofertas de un simple vistazo y no perdiendo el tiempo ejecutando los filtros de nuevo. Además, si no indicamos palabras claves, nos clasifica las ofertas por fecha de publicación, lo que ya nos interesa.

Una vez hemos vuelto, seguiremos con el resto de los canales y volveremos cada 20-30’ a Infojobs, hasta que hayamos hecho las 2 horas aproximadas de búsqueda de empleo.

REVISIÓN Y SEGUIMIENTO

 

En ese momento de búsqueda, podemos aprovechar para realizar una serie de acciones además de la propia búsqueda e inscripción a ofertas, que nos serán útiles para nuestro objetivo final.

Durante esta búsqueda, recomiendo que estemos al tanto de aquello que pueda ser que no nos esté funcionando. Por ejemplo, si nos inscribimos a diversas ofertes en un portal y no obtenemos respuestas, revisemos el perfil que tenemos en el portal. Si hemos hecho 5 entrevistas y no tenemos respuesta positiva, puede que sea momento de ir a un profesional de la orientación

También, el inscribirnos y leer ofertas, nos puede dar información sobre la formación que nos falta.

Algo que suelo hacer en Linkedin es ir cambiando el titular profesional cada “x” tiempo, y después comparo los resultados para ver si ese cambio es efectivo.

Otra acción que se ha de hacer es ir adaptando el currículum a la oferta a la que nos inscribimos, así como las cartas de presentación.

Y para que lo anterior funcione, se recomienda hacer un seguimiento de todo lo que hacemos y ver qué estamos haciendo bien y qué no.

Para ayudarnos a hacerlo, recomiendo usar los registros, por un lado, que nos ofrecen los portales, y por otro, los que realicemos nosotros en un Excel, por ejemplo.

¿Qué podemos controlar/seguir?:

  • Hacer un listado de las empresas a las que enviamos el CV por autocandidatura o de las que nos hemos registrado en su BBDD. Podemos incluir campos como cuándo envié el CV, si hubo respuesta, qué respuesta, qué perfil y carta de presentación enviamos (si tenemos diversos modelos) …
  • La inscripción de las ofertas y la respuesta obtenida.
  • La evolución de los indicadores de Linkedin: aumento de contactos, visitas al perfil, apariciones en búsquedas, evolución del perfil… En el post enlazado, tenéis más información.
  • Registro de los contactos personales, con información sobre cuándo hemos contactado, respuesta, acuerdos…
  • Las entrevistas realizadas y los aspectos a mejorar, las dificultades con las que nos hemos encontrado en la entrevista, los momentos en los que hemos estado mejor, las preguntas que no sabemos responder… De esta forma, podremos buscar información sobre ello. Cuanta más información tengamos, más conocimiento.
AUTOMOTIVARSE

 

Y finalmente, automotivarse, no decaer, no pensar que no sirve de nada la búsqueda que estamos haciendo, sino pensar qué hemos de hacer para mejorar nuestra búsqueda de empleo.

Si no obtenemos resultados, nos podemos desmotivar y dejar de buscar con esta frecuencia y determinación. La consecuencia será “el pez que se muerde la cola”. Pensaremos que no obtenemos nada con lo que hacemos, dejaremos de hacer y seguiremos sin conseguir nada.

Somos nosotros los que podemos controlar nuestros actos. Una búsqueda de empleo constante y reflexionada, nos acerca al objetivo.

Buscar trabajo es un trabajo, pero si se hace eficientemente, podemos dedicarnos sólo dos meses a este trabajo y empezar a trabajar cuanto antes.

Un saludo y hasta el siguiente post…

 

Deja un comentario