Cómo encontrar trabajo en dos meses (II)

En el post anterior, abrí un hilo de posts para explicar cómo encontrar trabajo en un breve período de tiempo. Hablé de tener claro el objetivo laboral y qué competencias nos van a ayudar a conseguir el trabajo deseado. Una vez que lo tenemos claro, se abre un período corto de puesta a punto y de análisis:

  • ¿Cuál es la situación del mercado laboral de la profesión que nos interesa en la zona geográfica donde queremos trabajar?
  • ¿Qué empresas nos interesan?
  • ¿Cómo funcionan los procesos de selección?
  • ¿Cuál es el tipo de currículum que nos interesa por nuestra trayectoria y objetivo y cómo lo hemos de adaptar?
  • ¿Cómo podemos redactar cartas de presentación adaptadas a la oferta y cartas de presentación de autocandidatura?
  • ¿Cuáles son los canales más adecuados para encontrar trabajo para nuestra profesión?
  • ¿Cómo puedo venderme profesionalmente en una entrevista y en el currículum?

Los dos últimos puntos se tratarán en el siguiente post del hilo sobre cómo encontrar trabajo. Ahora trataré los primeros.

Antes de empezar a buscar trabajo, nos hemos de preparar y obtener todos los conocimientos necesarios para encontrarlo. Es como preparar un largo viaje en coche: te estudias la mejor ruta, dónde parar, qué te has de llevar, pones a punto el coche… Si no se hace, se corre el riesgo de equivocarse (siempre existe este riesgo, y es también positivo, pero pasa menos si se prepara antes de empezar). ¿Cómo encontrar trabajo? Con una buena preparación, un objetivo claro, una buena actitud y mucha constancia.

Sé de muchas personas que empiezan a buscar trabajo sin haber cambiado su currículum, o sin entender cómo funcionan los portales y Linkedin, por lo que se van inscribiendo a ofertas, de las que los descartan por no tener bien rellenado el perfil o no estar adaptado a las necesidades de la oferta.

Mercado laboral de la profesión

¿Cómo encontrar trabajo? Primero, conociendo el mercado laboral. Conocer el mercado laboral en general, y en concreto para nuestra profesión, nos ayudará a entender nuestras posibilidades: cuáles son los horarios, cuánto se cobra, qué tipo de empresas nos pueden interesar más…

Por ejemplo, si vivo en una localidad pequeña, la autocandidatura y los contactos, que siempre son importantes, tienen aún más relevancia, pues estas empresas, sobre todo las pequeñas, no tienen tanta tendencia a publicar ofertas de trabajo. O puede que las publique en una bolsa de trabajo de un ayuntamiento local.

Nuestra zona de interés determina mucho cómo buscaremos. Puede que nos interese ampliar esta zona en función de la oferta que haya de nuestra profesión.

Cómo funcionan los procesos de selección

Este tema está siempre muy descuidado. Hay mucha desinformación. Es cierto que los profesionales de la selección informan poco. Nos podemos encontrar con ofertas que no dicen la empresa u ofertas muy bien explicadas, entrevistas múltiples, psicotécnicos… No hay un único proceso de selección tipo. Hemos de estar muy al tanto de todo esto y conocer cómo actuar ante cada una de las situaciones que se puedan dar.

Ampliar nuestro conocimiento sobre los procesos de selección, nos ayudará a ser más flexibles mentalmente y adaptarnos a las situaciones que nos vayan sucediendo. Antes de iniciar la búsqueda de trabajo, deberíamos:

  • Conocer la variabilidad de procesos de selección que se pueden dar y su posible duración.
  • Conocer la figura del profesional de selección: tipos de entrevistadores, técnicas que utiliza, motivación…
  • Conocer las diferentes fases de un proceso de selección
  • Saber qué tipos de preguntas te pueden realizar y estudiar opciones de respuesta, sobre todo para las que más nos cuesten.
  • Investigar sobre los diferentes tipos de entrevistas con las que nos podemos encontrar.
  • Estudiar los comportamientos que se consideran inadecuados y los que no, en un proceso de selección.

Preparar el/los currículum/s

No podemos olvidarnos de los currículums si hablamos de cómo encontrar trabajo, pues es una parte esencial para conseguirlo. Puede que necesitemos más de un currículum preparado para poder adaptarnos a los diversos objetivos profesionales que tengamos o adaptar el CV a diversos tipos de empresas o sectores.

Hemos de tener un CV con toda la información, el curriculum base, y a partir de ahí, hemos de confeccionar otros específicos, tantos como creamos necesarios para adaptarlos a las diversas ofertas que nos podamos encontrar.

Y luego, aún tendremos que adaptarlo para la oferta concreta, pero teniendo el CV base y sus derivados, la adaptación será más rápida.

Si queréis saber cómo podemos adaptar el currículum, en el enlace tenéis más información.

También hemos de conocer los diferentes tipos de currículum que hay y podemos chequear diversos estilos para decidirnos por alguno. Con un simple vistazo en Google sobre los diferentes tipos de currículums, podemos obtener plantillas de CV muy interesantes.

Podemos optar por un currículum cronológico, cronológico inverso y un CV funcional si atendemos al orden cronológico de la experiencia. En el post sobre tipos de currículums abordo los diferentes tipos que hay y cuáles son más indicados para según qué situaciones tengáis.

Preparar las cartas de presentación

Este es un detalle que mucha gente olvida. Las cartas de presentación son muy útiles a pesar de que haya un número de profesionales de la selección no les dé especial importancia, pero otros sí. Como no lo sabemos, mejor enviar siempre el CV con carta de presentación.

Para autocandidatura por mail, hemos de pensar que la carta de presentación no es un documento adjunto, sino que se redacta en el cuerpo del correo electrónico.

Nos podemos encontrar las cartas de presentación:

  • Como documento adjunto, útil para cuando se da en mano.
  • Como cuerpo del mensaje del correo electrónico.
  • Como parte de los portales de empleo, pues hay algunos que permiten redactar más de una carta modelo para después enviarlas en función de la oferta.

La carta de presentación tiene que adaptarse a la oferta y ha de incluir el motivo del envío del currículum, nuestra principal motivación y los requisitos que cumplimos respecto a la oferta.

En función de si presentamos la carta de presentación a una oferta existente o no, tenemos:

  • Carta de presentación en respuesta a una oferta.
  • Carta de presentación de autocandidatura.

En la primera, la descripción de la oferta nos ayudará a adaptar el contenido de la carta.

En la segunda, al no haber descripción de la oferta, hemos de definir para qué puesto de trabajo la enviamos y destacar nuestros puntos fuertes en esa profesión y como trabajador. En este caso, es imprescindible investigar a la empresa para saber qué es lo que más le puede interesar de nuestra candidatura.

Hemos de tener diversas plantillas de cartas de presentación preparadas previa la búsqueda de trabajo, para así, no invertir más tiempo en adaptar la carta a la oferta o empresa.

Sin embargo, en el caso de Infojobs, se recomienda que, cuando veáis una oferta, no invirtáis mucho más tiempo en adaptarla. En este portal, tienen más posibilidades los candidatos que se inscriben cuando sale la oferta. Si invertimos tiempo en cambiar la carta después de ver la oferta, puede pasarnos que perdamos posibilidades que nuestro perfil en el portal sea visto. Para ello será necesario, pues, tener las cinco cartas que permite el portal, redactadas. Cartas diferentes que ya recojan diferentes posibilidades de adaptación de la carta a la oferta. Y en el momento de ver la oferta, decidirnos por qué carta enviar. Para saber más cómo funciona Infojobs, os recomiendo que cliquéis el enlace.

Finalmente, en el enlace siguiente tenéis ejemplos de cartas de presentación para autocandidatura, y en éste, un ejercicio para entender cómo se ha de redactar una carta de presentación.

En el siguiente post sobre cómo encontrar trabajo, trataré la puesta a punto de los canales más adecuados para encontrar trabajo y la preparación de un discurso que nos ayude a la venta de nuestra candidatura.

¡Un saludo y hasta el siguiente post de esta serie sobre cómo encontrar trabajo!

Deja un comentario