Técnicas para resaltar el currículum

El currículum clásico ha dejado paso al perfil de Linkedin o a los currículums de los portales, pero aún sigue siendo una herramienta que se utiliza.

Suele entrar en juego cuando:

  • Hacemos autocandidatura.
  • Después de inscribirnos a una oferta de un portal y somos preseleccionados y tenemos adjuntado el currículum.
  • Cuando nos presentamos a una entrevista de una oferta mediante un portal que no permite adjuntar nuestro CV. Puede que entonces, nos lo pidan.
  • Cuando queremos dar en una entrevista un currículum actualizado, diferente del que había en el portal.
  • Después de que un contacto nos diga que le dejemos el currículum para una oferta de su empresa.
  • Las ofertas no se difunden por portales, sino por cartel o anuncio o por una web de ofertas que no has de rellenar un perfil.

A la hora de redactarlo, hemos de tener en cuenta una serie de consideraciones para que éste sea más atrayente a los reclutadores:

  • Hemos de considerar la oferta para que adaptemos el currículum de forma que les sea más atrayente.
  • Hemos de tener claro el objetivo laboral. Este hecho hará que tengamos un CV, mínimo, por objetivo. No puede ser el mismo currículum para una oferta con un perfil administrativo que para un perfil técnico, aunque tengamos experiencia y formación en los dos perfiles.
  • Hemos de considerar la empresa y el sector en el que trabaja, para poder encontrar puntos en común con nuestra trayectoria.
  • El CV ha de estar redactado para la lectura rápida. ¿Por qué? Si tenemos 50 CVcv’s en la mesa, no los leeremos, en principio, desde la primera a la última palabra. Eso lo haremos cuando ya hayamos preseleccionado alguno. Primero leemos por lectura rápida y escogemos aquellos que creemos que cumplen con el perfil requerido.

¿Qué podemos hacer para que nuestro CV sea más atrayente? Vayamos a los detalles.

  1. Es importante repetirlo continuamente, adaptarlo a la oferta, empresa (si se requiere) y sector.. Para ello podemos hacer uso de:
    1. Negrita para poder resaltar las palabras claves que nos interese para esta oferta. Esto facilita la lectura rápida y la adaptación a la oferta. Tampoco no nos pasemos con la negrita, ni pongamos negrita en temas no tan relevantes (empresa en las que has trabajado, por ejemplo. Puede que, en general, sea más interesante qué hacías y no dónde).
    2. Indiquemos primero aquello que nos interesa que lean. No pongamos lo interesante en la 2ª página, por ejemplo. El orden lo podemos establecer nosotros. Hoy día, el CV es flexible. No hace falta seguir un único orden establecido.
    3. No pongamos información redundante, insignificante o que no tenga que ver con la profesión, excepto que sea una experiencia que no tiene que ver pero ocupa muchos años de nuestra experiencia. En este caso vale la pena ponerlo. Los años sin trabajar no están bien vistos, en general.

 

  1. Elige bien el tipo de currículum. Puede que te interese un cronológico si quieres recuperar una experiencia pasada (pasa con personas que han acabado unos estudios pero han empezado a trabajar de otro oficio, pero su interés sigue siendo trabajar en lo que se formó). Te puede interesar un cronológico inverso, que es el más utilizado. Muestra interés en la continuidad. O bien un funcional, si queremos resaltar las funciones y competencias o la experiencia por sectores. Además, es una forma de tapar fechas no trabajadas.

 

  1. Elementos de diferenciación– Intenta que tu currículum, visualmente, sea distinto.
    1. Primero de todo, siempre con foto. No es una buena estrategia, en general, no ponerla. Es como los perfiles de Linkedin con foto. Se ven 7 veces más que los que no la llevan.
    2. Inserta widgets o conexiones con tus redes sociales, tanto escribiendo la dirección como insertando la imagen con un hipervínculo, interesante si no imprimen el CV y lo ven on-line. Aquí podéis ver cómo insertar un hipervínculo en Word.
    3. Si tienes más de una página, indica en las siguientes, a pie de página, por ejemplo, el nombre, teléfono y mail (los datos de contacto), de nuevo. El motivo es porque se pueden perder las páginas y no sabes a quién corresponde el CV. Además, es una invitación al contacto. Pueden ver tus competencias de prevención, iniciativa, llamada al contacto y tu motivación con este detalle.
    4. Inserta algún elemento tecnológico diferenciador, como puede ser un código QR que lleve al perfil de Linkedin, al perfil público de Infojobs o a tu Cuvitt. En este enlace podéis hacer un código QR fácilmente. También puedes hacer un quesito o línea temporal con tus competencias, conviertiendo el CV en un CV visual.(Ejemplos)
    5. Haz un Cv con un formato totalmente distinto. Aquí podéis ver ejemplos. También puede ser un Cuvitt.

Estas indicaciones te pueden ayudar a hacer un currículum distinto y, lo que es más importante, más fácil de leer y llamativo para el técnico de selección.

Espero que os sea de interés y en los siguientes posts, intentaré seguir hablando del currículum, tema siempre difícil de generalizar, porque cada persona, puede, y tiene más de un CV posible en función de lo que le interese.

Las situaciones son variadas y, seguramente, tenéis dudas que aquí no se han planteado. Me las podéis comentar si queréis en los comentarios o por la red.

Un saludo.

7 pensamientos sobre “Técnicas para resaltar el currículum

  1. Pingback: SÓLO SIRVE EL ENCHUFE... - El candidato idóneo

  2. Pingback: Competencias bien valoradas en la búsqueda de trabajo - El candidato idóneo

  3. Pingback: ¿Qué currículum es el mejor para mí? - El candidato idóneo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*