ÉXITO EN LA ENTREVISTA (4): LIDERAZGO PERSONAL Y LOCUS DE CONTROL

Antes de comenzar, quisiera avanzar que en este post, entremezclo tanto entrevista como proceso de búsqueda de trabajo, pues en este caso, tanto el liderazgo como el locus de control, afectan directamente a los dos.

La seguridad en uno mismo, en su justa medida, es un factor que favorece el éxito en la entrevista, aunque como todo en la entrevista, por sí sola no es suficiente. Además hay que saber liderarse hacia el éxito en la entrevista.

¿Qué es liderarse en el proceso de búsqueda de empleo?

Es conocer, interesarse por aprender, querer dar lo mejor de sí, no sorprenderse, prepararse, ser persistente, avanzarse, dominar, sentirse orgulloso… Sigo…

Liderarse es no dejar cabos sueltos. Es conocer lo referente a un proceso de selección para poder utilizarlo a tu favor, previniendo las situaciones que pueden darse, sabiendo qué decir, cómo decirlo, analizando la oferta, estando con el entrevistador y no en nuestra cabeza, sabiendo qué preguntas nos pueden hacer y habiendo analizado las posibles respuestas, conociendo nuestros puntos fuertes y débiles de cara al trabajo y cómo exponerlos… De algunas cosas ya he hablado previamente. Todo ello además contribuye a liderarse en la entrevista.

Un elemento circunstancial del liderazgo es a qué atribuimos el éxito y el fracaso de nuestras acciones. Lo que se denomina locus de control.

Hay personas a las que les predomina un locus de control externo. Es decir, creen que la suerte, la mala suerte o factores ajenos a ella, como otras personas o la situación del mercado laboral, influyen más que otra cosa en el resultado de sus acciones.

Las personas a las que les predomina un locus de control interno, creen que, en general, el resultado de sus acciones tiene relación directa con su propia acción. No significa esto en todos los casos un exceso de positivismo en el que se cree que todo se puede hacer en el menor tiempo posible. Pero sí cierto grado de positivismo y responsabilidad, y en consecuencia, más acción dirigida a conseguir el objetivo.descarga

Éstas son personas que controlan el proceso de búsqueda de empleo más que a la inversa. Se sienten amos del proceso. Igual pasa en la entrevista. Tienen más control de la situación. Y si después no les contratan, se preguntan qué pueden mejorar. Evidentemente que a veces el resultado de la selección puede ser ajeno a nosotros (un mejor candidato o un enchufe o no contratan a nadie) pero mejor saber qué has hecho y cómo lo has hecho te aproxima más al éxito, por aquello de no repetir errores o hacer una entrevista de mejor calidad.

Por el contrario, las personas con un locus de control externo tienden a tener menos actividad hacia el objetivo propuesto (en este caso, encontrar trabajo), pues consideran que la mala suerte u otras personas u hechos (“no hay oferta” “no buscan a mayores de 45”…), son los que rigen la consecución o no del objetivo. Dejan más el resultado a factores ajenos, incluso llegando a desligarse del proceso de búsqueda de trabajo.

Puede ser que en un principio sean personas con mucha actividad en la búsqueda de empleo, pero que se frustren si no les sale nada y poco a poco van disminuyendo el ritmo e intensidad de búsqueda o la realizan de forma menos eficiente, reproduciendo fallos en la búsqueda porque piensan que da igual lo que se haga, porque no depende de ellos.

Como ejemplo, hace ya un tiempo una persona me dijo que buscaba trabajo. A medida que fuimos hablando resultó que miraba una vez a la semana, más o menos, por Infojobs, mediante las alertas que le llegaban al correo (no aconsejable) y sin haber actualizado su perfil ni haberlo rellenado bien… Mi diagnóstico fue que así sería muy difícil que le llamaran a entrevista. Él respondió que de otra forma tampoco. Pero lo cierto es que no había probado la forma que yo le proponía, Recuerdo que también comentó que esperaba que alguien le llamase para una entrevista. Le pregunté a cuantas ofertas se había apuntado en el último mes. Sólo a una. A la pregunta de “y cómo esperas que así te llamen”, me respondió “no sé, ya me llamaran”.

Cierto que son casos que ya están quemados por el tiempo de búsqueda de empleo, pero con liderazgo se analiza qué hace uno que está fallando, más allá de las limitaciones que le imponga el mercado.

En definitiva, saber liderarse en el proceso de selección aporta seguridad en la entrevista de trabajo. Además, liderarse en la entrevista permite no dejar nada al aire y controlar la situación.

Por último, las personas con locus de control interno tienden a controlar la situación y actuar con más fuerza y seguridad tanto en la entrevista como en el proceso de selección.

Espero que os haya servido el post. Éste va bastante ligado con uno anterior:

“Búsqueda de trabajo: Positivo… negativo… realista…”.

La semana que viene… la carta de presentación.

Iba a decir buena suerte, pero mejor, buen liderazgo.

3 pensamientos sobre “ÉXITO EN LA ENTREVISTA (4): LIDERAZGO PERSONAL Y LOCUS DE CONTROL

  1. Pingback: ¿Por qué siempre hay más de 100 inscritos en las ofertas? - El candidato idóneo

  2. Pingback: ¿CUÁNTO DESEA COBRAR? - El candidato idóneo

  3. Pingback: ÉXITO EN LA ENTREVISTA (4): LIDERAZGO PE...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*