¿EN QUÉ ME FORMO? GUÍA PARA ESCOGER BIEN UNA FORMACIÓN

Reciclarse o morir, se dice muchas veces. Hay que reinventarse, también se dice. Hay que tener mucho cuidado con el uso de estas expresiones. En ocasiones alguien se forma en algo totalmente distinto de su profesión porque le han asegurado que hay trabajo de ello. Pero después resulta que el mercado laboral te exige una mayor experiencia o más formación que no se tiene.

FORMACIÓN

Hay que tener en cuenta unos aspectos claves a la hora de formarse:

  • Conocer el mercado laboral y, en concreto, la profesión que nos interesa. Tenemos que saber qué se demanda en esta profesión: requisitos, condiciones, estudios, tiempo de experiencia mínimo… En cuanto al mercado laboral, hay sectores mucho más dañados que otros (artes gráficas, construcción…).
  • Tener claro el objetivo laboral. Si no lo tenemos, hemos de empezar a analizar qué nos puede interesar y qué exige el mercado laboral para esa profesión. La mejor forma de hacerlo es revisar las ofertas de empleo de portales como Infojobs o metabuscadores como Indeed. Cuando hemos visto unas cuantas ofertas, ya podemos establecer un plan y unas prioridades.

Como ejemplo negativo, hace unos años muchas personas se formaron para trabajar en el campo de las energías renovables, porque se iba a crear mucho empleo… Todo quedó en nada. Hay que ir con mucho cuidado con todo lo que se dice desde sectores que no dependen de profesionales del mercado laboral. Este, seguramente, es el caso más triste de los últimos años, por generar falsas expectativas, y no precisamente desde un centro de formación, que es parte totalmente interesada.

  • ¿De cuánto tiempo disponemos para formarnos? Aquí entra siempre el factor económico, nuestra paciencia y elegir bien, pues es frustrante dedicar mucho tiempo a formación que puede que tenga poca salida laboral.
  • Pedir asesoramiento a un profesional, de hecho, a más de uno, para tener diversas informaciones, opiniones y poder escoger más claramente. Podéis dirigiros a las oficinas de empleo, a ayuntamientos, que suelen tener un servicio de orientación, o a asociaciones y otras entidades dedicadas a la orientación.
  • No creáis que os podéis formar de lo que sea. Muchos trabajadores abandonan los estudios porque no les gusta la materia, porque no es lo que esperaban o simplemente, es un trabajo duro para el que no todo el mundo está preparado (por ejemplo, cursos de atención a personas con problemáticas especiales, como auxiliar de geriatría, que en las prácticas mucha gente abandona por la dureza del trabajo).
  • Informaos bien de si la formación es válida para realizar el trabajo. Muchas profesiones requieren títulos homologados. No os quedéis sólo con la respuesta del centro de formación, como ya he dicho antes, especialmente interesado en que hagáis el curso. Dirigíos a una oficina de empleo o a un centro de asesoramiento y orientación de vuestra comunidad.

Sobre todo, informaos bien. Son muchas las personas que han dedicado un tiempo a una formación que no les ha servido después para encontrar trabajo.

Otros aspectos a tener en cuenta:

  • No siempre pagando uno se forma mejor y obtiene más posibilidades de encontrar empleo.
  • A lo mejor, más que cambiar de profesión hay que reciclarse y actualizarse en lo que uno se dedica laboralmente.
  • Cuando hay que hacer más de una formación, ejecutad un plan inteligente con prioridades. Por ejemplo, si para mi empleo me piden conocimientos de algún programa informático, que puedo aprender en un mes y me abrirá puertas, y también piden idiomas, que suele requerir más tiempo perfeccionar, puede que sea interesante empezar por lo primero. En Catalunya, mucho personal administrativo se forma en inglés desde cero antes que perfeccionar el catalán, que ya lo domina pero necesita mejorarlo, por lo que le llevará menos tiempo y también le abrirá puertas. Pues en este caso, puede ser interesante dar prioridad al catalán si no se pueden hacer los dos idiomas al mismo tiempo.
  • Buscad cursos gratuitos primero, a pesar de que se han visto muy reducidos en la época de crisis. Curioso. Ahora que te dicen que te has de formar y que hay más paro, hay menos opciones de formación gratuita porque no hay dinero… Aún así consultad los gremios, las asociaciones, la oficina de empleo, los sindicatos… Tienen formación muy correcta.
  • No dejéis de mirad los cursos dirigidos a personas que están trabajando y que son subvencionados. Permiten plazas para personas en paro y, a diferencia de los de formación ocupacional para parados, dirigidos a formar en un oficio principalmente, permiten la especialización dentro de una profesión. Los podéis buscar en los mismos centros que he comentado antes.
  • Si tenéis tiempo, mejor un ciclo formativo, si lo que queréis es aprender una profesión, que un curso de formación ocupacional. La tendencia en las ofertas es pedir titulación de formación profesional. Aún así, dirigiros a los centros de formación profesional y preguntad por las salidas profesionales, pues no todos tienen salida laboral hoy día.
  • No descartéis tutoriales de internet. A veces, uno desconoce un programa de gestión empresarial, por poner un ejemplo, o un conocimiento técnico, y en Youtube, por ejemplo, tenemos muchos tutoriales (de MS office, competencias profesionales, técnicas…). Hoy día, todo está en la red.
  • Y, por último, mientras trabajáis, formaros, reciclaros, en la medida de lo posible. Ya sé que hay poco tiempo, pero cuando uno deja de trabajar en una empresa tras muchos años, se encuentra muy perdido y no actualizado en formación respecto a su profesión.

 

Espero que os haya sido de utilidad.

Un abrazo.

Un pensamiento sobre “¿EN QUÉ ME FORMO? GUÍA PARA ESCOGER BIEN UNA FORMACIÓN

  1. Pingback: Estrategias para encontrar trabajo si tienes más de 45 años. - El candidato idóneo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*