Ejemplos de carta de presentación: autocandidatura

Hoy no haré una o dos cartas de presentación enteras. Escribiré pequeños retales de ejemplos de carta de presentación. Si no, había de entrar en páginas de empresas como referencia y no quería hacer publicidad ;). Además, así se puede ver mejor las diferentes situaciones que se pueden dar para escribir una carta de presentación sobre autocandidatura.

En mi anterior post hablé sobre este tipo de carta, por si os lo queréis revisar antes de entrar en los ejemplos.

Una pequeña aclaración: escribo tal como yo escribo. Mejor que cada uno lo haga con sus palabras, siempre profesionalmente y sin errores, pero con sus propias palabras. Lo importante de lo que explico es el sentido, no la forma.

En la entrada de la carta, ha de quedar claro el motivo del envío del currículum, el punto en común entre nuestra trayectoria y la empresa; por qué decidimos enviarles a ellos el currículum y no a otra empresa. El clásico ejemplo de esta entrada, es la siguiente:

“Tomo la iniciativa de enviarles mi currículum por el interés en trabajar en su empresa como (profesión)”.Autocandidatura cp

Es un inicio sencillo pero fácilmente mejorable. Podemos indicar en este primer parágrafo el punto en común antes comentado: haber trabajado en el sector, el interés de trabajar en una empresa con posibilidades de crecimiento, conocer o tener interés en la actividad que realiza o saber que nuestro perfil será requerido en su empresa.

Ejemplo de haber trabajado en el mismo sector: “Adjunto a este mail, les remito mi currículum por el interés de trabajar en una empresa del sector del automóvil, pues gran parte de mi experiencia ha sido en una empresa del sector”.

Ejemplo de trabajar en una empresa con posibilidad de crecimiento (profesional): “He acabado este año mis estudios universitarios de pedagogía y decido enviarles mi currículum porque estoy seguro que en su empresa podré adquirir experiencia y crecer profesionalmente”.

Ejemplo de interés en la actividad: “Después de finalizar mis estudios de psicología tengo claro que desearía especializarme en recursos humanos. motivo por el que les adjunto mi currículum para trabajar en una consultoría de selección como la vuestra”.

Ejemplo de perfil requerido por la empresa: “Al conocer su actividad como consultoría medioambiental, he decidido enviarles mi candidatura para futuros procesos de ingeniería medioambiental que surjan”.

También puede haber otros motivos: conocer la empresa, saber cómo se trabaja, que le hayan hablado muy bien de ella, interés en cambiar de sector… No me puedo explayar mucho más y explicar todos los casos (imposible) , pero el núcleo de este motivo puede estar explicado en el inicio de la carta o cuerpo de correo electrónico.

Una vez ya hemos enfocado claramente el motivo de la carta viene, a mi modo de ver, la parte más difícil de la carta, la que habla de lo que podemos aportar a la empresa: conocimientos, experiencia, titulación, competencias, habilidades, actitud… Podríamos decir, en términos teatrales, el nudo o núcleo de la carta.

Como no hay oferta, hay que decidir qué les puede interesar de nuestra trayectoria profesional y resaltar el “plus”, aquel punto fuerte que puede aportar un extra a nuestra candidatura y posicionarnos mejor (volumen de ventas en una empresa anterior, gestión de equipos, nivel de idiomas, conocimientos complementarios, referencias…).

Por ejemplo, si la empresa es un laboratorio de pinturas y nosotros hemos trabajado en una empresa similar podemos conocer los procesos que entran en juego y las palabras técnicas que se utilizan: “colorimetría, ensayos específicos en fosfatado...”.

Si es de comercial y conocemos el producto porque ya lo hemos vendido en otra empresa, hemos de destacar esa experiencia y describir nuestro conocimientos del producto y si aportamos posibles clientes.

Si la profesión es transversal, administrativo o recepcionista, por ejemplo, hemos de resaltar aquellas competencias que nos hace buenos en este trabajo: fidelidad a la empresa, organización, facilidad para la comunicación o el redactado, atención al cliente, resolución de conflictos…

Un ejemplo de cuerpo de carta de presentación para un trabajo de administrativo sería:Estudié CFGS de administración y, desde entonces, he trabajado más de 10 años como administrativo. Siempre han destacado de mí la facilidad para adaptarme a nuevas situaciones, mi capacidad resolutiva y la capacidad para soportar cargas fuertes de trabajo.

Además, he mantenido siempre un buen nivel de inglés, obteniendo el first certicate hace un año y manejando programas como el Navision, contaplus y facturaplus. Tengo conocimientos de SAP, pues lo utilicé en mi último trabajo y conozco la documentación necesaria para las licitaciones y concursos públicos”.

En siete líneas, abordamos nuestra experiencia, titulación, conocimientos (idiomas, conocimientos técnicos y de software) y competencias, todas relacionadas con la profesión.

Igual se puede hacer para otra profesión. Por ejemplo, para comercial de turismo:

Como pueden ver en mi currículum, he trabajado 5 años para una cadena hotelera. Después de los estudios, decidí aumentar mi nivel de idiomas, lo que me abrió una puerta en este sector que me apasiona. Tengo facilidad para el contacto y la fidelización de clientes. Soy muy consciente de que mi imagen es la que se relaciona con la empresa en un primer momento, por lo que la cuido estrictamente.

En las dos empresas del sector que he trabajado he conseguido ampliar la cartera de clientes y la facturación aumentó, especialmente en la última”.

Y así se puede hacer con cada una de vuestras profesiones. Pensad que las cartas de presentación son un espacio de elaboración donde destacamos lo mejor de nuestra trayectoria, pero nunca hemos de perder de vista qué es lo mejor según el tipo de empresa a la que nos dirigimos. Puede que nuestra mejor experiencia laboral no sea la que más debamos destacar para empresas que tengan poco que ver.

Analizad vuestros conocimientos, aptitudes, competencias, formación y experiencia y personalizar la carta. Hablad de por qué os interesa en especial esa empresa. No os quedéis en que enviáis el CV “porque quiero trabajar””. Aunque uno diga que quiere trabajar de lo que sea, siempre descarta unas empresas por algún motivo y elige otras por ese punto en común. Explicarlo y venderos. Y decir algo diferente, personal. Para eso está la carta de presentación:

Cuando llevaba un tiempo trabajando cambié por casualidad de sector y descubrí que era el tipo de trabajo que me interesa por…”.

Aunque tengo otros perfiles que completan mi trayectoria, éste es el que más me aporta porque puedo poner en práctica los idiomas que he aprendido”.

“Mientras trabajaba en la última empresa en el almacén, tuve que sustituir a un trabajador durante un tiempo, que atendía a los clientes. Aquí descubrí que este era el tipo de trabajo que más me satisfacía y se adaptaba a mis intereses”.

Y podría poner ejemplos hasta la saciedad, pero en algún punto he de parar 😉 Lo importante es entender el concepto y que lo adaptéis a cada uno de vosotros.

Un saludo y espero que os sea de utilidad.

2 pensamientos sobre “Ejemplos de carta de presentación: autocandidatura

  1. Estos blogs son de gran aporte a los que nos mueve la necesidad de acercarnos a empresas que desarrollan actividades afines a nuestra experiencias , siendo un sutil atajo para acercarnos profesionalmente .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*