Ejemplo práctico: ¿me estoy desviando de mi objetivo en Linkedin?

http://elcandidatoidoneo.com/como-trabajar-nuestra-red-de-contactos-para-conseguir-empleo/En el post anterior, escribí sobre la necesidad de una estrategia para conseguir el objetivo deseado con Linkedin. Hoy llega el momento de ponerlo en práctica. A menudo, cuando se habla de trabajar por objetivos medibles, alcanzables… la gente te dice, “vale, ¿pero cómo? ¿Cómo se plasma un objetivo en Linkedin? ¿Me puede poner un ejemplo?”- Pues sí. Os enseño, en la tabla adjuntada, un ejemplo de cómo plasmar los objetivos deseados en un registro de seguimiento. También se puede anotar lo que vamos consiguiendo en un determinado período de tiempo, para poder compararlo y saber si nos estamos desviando del objetivo y poder hacer correcciones. Dicho sea de paso, esta tabla de objetivos sirve tanto para trabajar Linkedin como para cualquier otra cosa.

Es necesario llevar un registro de tu actividad en Linkedin para evaluar y mejorarlo #Linkedin Click Para Twittear

También deciros que no todo el mundo trabaja Linkedin de esta forma tan metódica y, aun así, les va bien. Muchos de estos datos se controlan alguna vez por intuiciones de lo que crees que te sirve más o menos. Creo que es importante llevar un control cuando crees que Linkedin es un canal muy importante para conseguir clientes o empleo. También cuando es necesario mantener o difundir tu marca personal y tu público está sobretodo aquí.

El fin de registrar unos objetivos es conocer si nos desviamos de ellos o no. Hemos de partir de  un objetivo específico medible (por ejemplo, número de invitaciones). El valor
que le otorguemos a ese objetivo, será el que creamos que es necesario para conseguir el objetivo mayor. Es decir, mi objetivo específico puede ser aumentar mis contactos. Para hacerlo medible, me puedo proponer enviar 80 invitaciones al mes para contactar. Ese debe ser el número mínimo que yo considere para conseguir un objetivo mayor (notoriedad, difundir marca, conseguir empleo…).

Los objetivos nos permitirán guiarnos en nuestro uso de Linkedin. El hecho deplantear unos objetivos ayuda además a entender Linkedin, pues te obliga a conocer las diversas aplicaciones que tiene (validaciones, grupos…).

Recomiendo plantear objetivos específicos de acciones nuestras que consideremos nos ayudarán a llegar al objetivo general. Creo que es más interesante programarse unos objetivos de actividad realizables por uno mismo y, por tanto, totalmente controlables y relacionarlo con lo que se llama, “indicadores” para ver si están dando el fruto esperado. Tenéis aquí información sobre los indicadores en Linkedin de buen funcionamiento.

Primero, definamos unos objetivos para mi Linkedin:

  • Generar contactos en Linkedin de calidad para mis intereses laborales
  • Aumentar las visitas a mi perfil
  • Mostrar mi marca personal
  • Darme a conocer en Linkedin
  • Mejorar la calidad de mi perfil
  • Generar un perfil y acciones adecuadas para salir en las búsquedas de Linkedin.
  • Generar oportunidades de empleo

Pero algunos de estos objetivos no son del todo medibles. ¿Cómo mido si he mostrado mi marca personal? ¿Cómo sé si me estoy dando a conocer en Linkedin? Ha llegado el momento de plantear unas acciones que conviertan a éste objetivo en mensurable. Además del anterior ejemplo comentado, podéis ver cómo desmenuzamos el objetivo en la tabla adjuntada (si clickáis encima lo veréis mejor. También está el archivo adjunto: Ficha LNKD por objetivos)

objetivo en LinkedinCheck linkedin 2En la columna izquierda tenemos los objetivos asociados a las acciones tomadas. Como podéis ver, hay objetivos que se repiten porque diversas acciones pueden servir a un mismo objetivo. En la segunda columna, tenemos las acciones que emprendemos para llegar a este objetivo. Estas acciones están cuantificadas. La primera fila hace referencia al número de acciones de esa índole/por mes que consideramos que son necesarias para conseguir los objetivos asociados a las acciones. El valor que yo indico no es un valor indiscutible. Sólo es un ejemplo.

La segunda fila nos indica el resultado real conseguido en ese mes para esa opción.

La tercera nos indica la diferencia entre el resultado esperado y el conseguido. Como podéis ver, si es negativa, o sea, menos de lo esperado, está en rojo. Resaltarlo nos permite enfatizar en que lo hemos de mejorar. Podemos hacer anotaciones en la misma celda de qué ha pasado y si hemos de corregir nuestra forma de navegar por Linkedin para mejorar los resultados.

La última columna es un apartado de comentarios. Otros datos que aparecen son: el año, la versión (por si modificáis los números porque consideréis que podéis conseguirlo con menos acciones o porque por motivos ajenos, debéis bajar el tiempo de dedicación…) y los meses, sustituibles por los meses que queráis.

Como unidad temporal de seguimiento del registro he utilizado el mes, pero podría ser la semana, si queréis. Dependerá de lo rápido que queráis avanzar y del tiempo que le podáis dedicar a esta red profesional. Sólo tenéis que tener en cuenta que los objetivos sean posibles de conseguir en ese período de tiempo. Previamente está el trabajo de “para qué quiero Linkedin”.

Evidentemente, podemos ampliar o cambiar los objetivos planteados. Por ejemplo, un objetivo podría ser tiempo de conexión semanal a Linkedin. En este caso, debería ir ligado a una ficha de registro del tiempo de conexión.

Vayamos a ver el significado de cada tarea para poder entender mejor la tabla.

Nº invitaciones enviadas: hace referencia al número de invitaciones enviadas a contactos. Podemos, si queremos llevar un buen control de lo que hacemos, anotar en una hoja de registro el número de personas que les solicitamos contacto y:

  • Son de nuestra profesión
  • Son de RRHH
  • Son cargos superiores de organizaciones que nos pueden contratar/contactar para solicitar nuestros servicios.
  • Otros

Este registro ayudaría a conocer la calidad de los contactos y los resultados generados al escogerlos estratégicamente. Linkedin permite organizar los contactos editando etiquetas en su apartado de “contactos”, si preferís hacerlo de esta manera sin otro registro.

Participaciones: Número de veces que interaccionamos con lo que los demás comparten. Aquí reflejamos desde los comentarios y recomendaciones que hacemos a una publicación, así como las veces que compartimos publicaciones ajenas.

La interacción que generamos al participar en grupos o en publicaciones de los contactos, generan visitas a nuestro perfil e interés por él, por lo que son importantes y tendremos que ser correctos y, nuestro comentario, de agradecimiento o de calidad.

Publicaciones: hace referencia tanto a los posts que compartimos o generamos en Linkedin, como las informaciones o publicaciones de otros que nos interesan y compartimos. Los posts nos convierten en persona de referencia en un sector si están bien redactados y son interesantes. Lo que compartamos da a entender los que nos interesa y cómo nos posicionamos respecto a una información. por lo que podemos despertar interés.

Número de grupos: son las solicitudes que enviamos a los grupos que nos interesan. Requiere de una buena búsqueda de los grupos que nos pueden aportar algo y participar en ellos es una fuente de visitas a tu perfil, además de permitir que seas conocido e influyente en el grupo.

Felicitaciones realizadas: enviar mensajes de felicidades a quien ha encontrado un trabajo o a quién celebra su aniversario en un empleo o a quién, simplemente, es su cumpleaños. Hacerlo provoca visitas a tu perfil. Además de devolverte el gesto. Cuando es el caso de personas que encuentran un nuevo empleo, puede pasar que se abra una puerta a que te informe que también están buscando gente de tu perfil. Me ha pasado. Cuando una empresa contrata, puede ser que necesite a más personas. Es una empresa, por norma, activa.

Validación de aptitudes. Número de aptitudes de los demás que validas. Es una cadena de favores. Te lo pueden devolver y mejora la calidad de tu perfil.

Evolución del perfil– Este, reconozco que es un objetivo distinto. Se trata de llevar al perfil a un nivel de eminencia. Para ello, se ha de rellenar bastante el perfil. Sólo depende de esto. Por lo que tendremos que rellenar todos los boxes que podamos. No sirve pensar como si fuera un curriculum. En él, no pondríamos toda esta información. Pero aquí sí.

Visitar perfiles de mi interèsNº de visites a perfiles que puedan resultar de mi interés. Hacerlo genera tráfico de ellos hacia mi perfil.

Mensajes directos de autocandidatura o colaboración– Mensajes realizados presentando nuestro perfil para posibles colaboraciones o empleos.

Pero de momento, estos datos nos dicen que estamos cumpliendo los objetivos que nos hemos planteado mediante acciones que confiamos nos lleven a conseguir el objetivo final. Faltan otros datos que nos darán la razón o no a las metas de acción que nos hemos responsabilizado cumplir. Estos datos indican si nuestro comportamiento en Linkedin es el deseado: los indicadores.

En el siguiente post os lo explico.

Os recuerdo que este post forma parte de una serie de post sobre cómo trabajar Linkedin. Auí tenéis los enlaces a los posts anteriores:

¿Para qué quiero Linkedin?: http://elcandidatoidoneo.com/2016/02/22/para-que-quiero-linkedin/

Trabajar Linkedin por objetivos: http://elcandidatoidoneo.com/2016/03/07/trabajar-linkedin-por-objetivos/

Un saludo!!!

2 pensamientos sobre “Ejemplo práctico: ¿me estoy desviando de mi objetivo en Linkedin?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*