¿Cuál es la duración de un proceso de selección?

Ahora mismo, estoy inmerso en diversos procesos de selección y, por uno u otro motivo, se están alargando más de lo que me gustaría (es uno de los motivos por los que no encuentro tiempo para escribir los posts con la frecuencia que me gustaría). Por eso, he pensado en escribir este post sobre la duración de un proceso de selección, pues es una pregunta que me suelen plantear a menudo y es de difícil respuesta.

Muchos de vosotros, me enviáis preguntas y comentarios en el post que escribí sobre llamar después de la entrevista, preguntándome sobre cuándo se puede llamar a quien os ha entrevistado para saber si seguís o no en el proceso. Casi todos me decís que el proceso se alarga y que no hay ni feedback ni comunicación con los profesionales de la selección.

En este post intentaré responder sobre la duración de un proceso de selección, por norma general, y sobre por qué no hay comunicación sobre el proceso hasta que finaliza (Aunque hay profesionales de la selección que no lo hacen bien y no avisan ni cuando se ha finalizado el proceso).

De entrada, la respuesta lógica, sería que la duración de un proceso de selección se corresponde con el tiempo en que se tarda en encontrar a la persona adecuada para ese puesto de trabajo. Pero no siempre es así. ¿Y cuánto tiempo se puede tardar en encontrar ese perfil idóneo? No tengo una respuesta, pues depende de muchos factores. De hecho, puede pasar que la oferta se cancele. Veamos algunos de los factores que inciden en que el proceso se dilate:

  • No se encuentra al candidato idóneo. Por lo que la duración del proceso de selección se alarga hasta encontrar el perfil.
  • Cambio de necesidades de la empresa, por lo que esa contratación puede no ser prioritaria, en aquel momento.
  • Cambios en la estructura de la empresa. Lo que retarda cualquier incorporación hasta que quede clara la nueva estructura.
  • Baja médica u otro tipo de ausencia de los profesionales que dirigían el proceso de selección. Puede que este profesional cambie de trabajo o que se tenga que ausentar por un tiempo por un viaje de trabajo que no estaba planificado, por lo que se alarga la duración del proceso de selección hasta su vuelta o hasta que se sustituya a ese profesional.
  • Que la incorporación no corra prisa, por lo que hay otras prioridades y se ralentiza el proceso.
  • Cambios en la oferta, por nuevas necesidades nuevos requerimientos o nuevas condiciones. Puede ser, por ejemplo, añadir o quitar alguna característica al perfil buscado, cambios en el salario…
  • Puede ser por una falta de presupuesto por un gasto no esperado o por la pérdida de un cliente, por ejemplo, que haga que no se pueda afrontar la nueva incorporación en el período estimado.

Éstos son algunos de los motivos que pueden variar la duración del proceso de selección, pero puede haber otros no comentados.

Podemos entender, pues, que es un proceso sujeto a muchos posibles cambios que pueden alterar la finalización en el tiempo esperado. Y no siempre se puede o se prefiere comunicar el motivo de la espera, pues a veces son muy internos.

Por lo tanto, paciencia. Sobre cuándo comunicarnos con la empresa, después de la entrevista, para conocer la situación en la que está el proceso, lo podéis encontrar explicado en el post citado.

Os pongo un ejemplo de por qué, en ocasiones, la duración de un proceso de selección se alarga más de lo esperado, y por qué no se puede comunicar a los candidatos en la mayoría de los casos.

Imaginad que una oferta con unos requisitos y unas condiciones no encuentra al candidato perfecto. En estos casos, la empresa se ha de replantear subir el salario ofrecido, o bien bajar los requisitos. Estamos en un momento en que el mercado de trabajo está mejorando a pasos más bien lentos pero progresivos en cuanto a volumen de ofertas. Aún no en condiciones laborales y salarios. Pero las empresas empiezan a decir aquello de “no encontramos a los perfiles deseados”.

Por lo que empieza a pasar que las ofertas, con los salarios de época de crisis, empiezan a no encontrar a candidatos por unas condiciones no suficientes (entiendo que, si el paro sigue bajando, los salarios empezarán a subir… a ver qué tal se me da como pitoniso).

Imaginad pues que, una oferta como esta, cueste de cubrir. Se ha de replantear la oferta. Y eso ralentiza el período de selección. De las personas inscritas, algunas habrán sido ya rechazadas por no cumplir requisitos, pero habrá otras que no, que estarán en espera por si las condiciones de la oferta cambian. Y la empresa no comunicará esta situación a cada una de las personas inscritas hasta que se haya tomado una decisión y reiniciado el proceso. Si no hay cambios en las condiciones, se bajará el nivel de los requisitos, por lo que se podrán incorporar a la oferta candidatos que estaban en espera. Por eso, tampoco se les habrá podido indicar antes que están descartados o no, por esperar a estos cambios en la oferta.

Y éste sólo es un caso sobre cómo se puede alterar la duración de un proceso de selección y por qué no se comunica a alguien que sigue o no en proceso. Sólo se descarta a los que se tiene bien claro que no pueden entrar en la oferta.

Para más información sobre por qué las empresas no cierran las ofertas, clicad en el enlace.

En el siguiente post, seguiré hablando sobre la gestión de las ofertas y la comunicación con los candidatos. Por ejemplo, ¿por qué me aparece que me han leído un ía y otro en Infojobs y no me dicen nada?

Un saludo y hasta el siguiente post.

3 Replies to “¿Cuál es la duración de un proceso de selección?”

  1. Pues si que es verdad.
    En Infojobs he observado que después de desestimar mi candidatura, he vuelto al proceso.
    Otra cosa es que esto que comentas sea así, es decir, que las empresas se replanteen la situación y sean más flexibles o mejoren las condiciones que ofrecen. Mucho me temo que eso tardará en llegar. Llámame pesimista pero, la situación continúa siendo muy preocupante. A día de hoy conozco varios que han “encontrado” trabajo en el que el trato hacia ellos es desastroso y el sueldo es peor todavía.
    Pienso que cuando una empresa necesita cubrir un puesto de trabajo, haga la selección correspondiente para escoger aquel profesional que se adapte mejor a ello. Lo que no puede ser es que llegues a trabajar y de lo que te han dicho o a lo que se han comprometido, se lo pasen por el forro (sueldo, condiciones, ambiente, horarios, etc, etc)
    Esto pasar, pasa, Francesc. Estoy seguro que mas de uno (diría muchos se sienten identificados con esta situación.) Espero que llegue el día que seamos nosotros los que hagamos la selección de la empresa en la que queremos trabajar, aunque creo que eso costará. Y mucho.
    Excelente post, Francesc.
    Recibe un cordial saludo.

    • Buenos días, Ramón.
      Tienes razón en que pasa. La empresa no suele ser un ente altruista sinó más bien lo contrario. No se mueve por decisiones que tengan en consideración al trabajador, en general. Y debería. De hecho, muchas que lo hacen son grandes empresas que mucha gente desea trabajar en ellas.
      Aún pasa. Y sólo dejará de pasar cuando la situación mejore. Creo que estamos en un punto que puede comenzar a pasar y que, ya algunas empresas, se han visto en la circunstancia de tener que bajar lo requisitos o subir las condiciones.
      También es cierto, que un país como este con la fragilidad económica que ha demostrado, en cualquier momento se puede dar un paso atrás.
      Esperemos que no sea así.
      Un saludo y suerte.

  2. Una entrada muy interesante,para conocer con más profundidad como funciona un proceso de selección.Estaré encantada de leer tu siguiente entrada,y mucha suerte con tus procesos de selección.Gracias Francesc por compartirlo.

Deja un comentario