Competencias bien valoradas en la búsqueda de trabajo

Durante la búsqueda de empleo, ponemos en juego una serie de competencias que se ven reflejadas en la entrevista, en la llamada telefónica para citarnos o en el CV, por ejemplo.

En ocasiones, destacamos en nuestro currículum qué competencias creemos que nos desmarcan o nos definen, pero no hay nada mejor que comprobarlo en la actitud del candidato y en la forma que afronta la búsqueda de empleo.

Un técnico de selección no tiene mucho tiempo para dedicar a los candidatos para decidir cuál es el idóneo, por eso, cualquier señal, acto o detalle les puede ayudar en la tarea de seleccionar.

Por eso, hoy indagaré en una serie de competencias que, seguramente, son muy importantes poner en juego durante la búsqueda de trabajo. Evidentemente, hay otras interesantes y dependerá mucho de la profesión y la oferta, pero éstas, en general, han de aparecer siempre.

competencias

ADAPTABILIDAD

Que una persona sea o no adaptable, es interesante para muchos puestos de trabajo. Adaptable a las necesidades de la empresa, a las funciones a desarrollar, a los cambios, a los problemas y nuevos escenarios que puedan surgir…

Durante la búsqueda de empleo, demostramos adaptabilidad, por ejemplo, actualizando nuestra formación,  utilizando nuevos canales de búsqueda, aplicando nueva tecnología al CV y adaptándolo, aceptando la espera en la sala de estar antes de la entrevista (si vienes preparado, con un libro, un diario… te adaptas a la espera, en lugar de encerrarte en que te habían citado hace una hora), o durante la entrevista, mostrando la adaptabilidad a diversas funciones, por ejemplo.

ORGANIZACIÓN

Clave para cualquier puesto de trabajo. Muchas personas a las que he atendido, les ha costado hasta encontrar el currículum en la carpeta que traían, o simplemente se les ha olvidado. También brilla por su ausencia cuando nos presentamos a una entrevista y nos equivocamos en la dirección (puede que por ello lleguemos tarde o llamemos para preguntarles de nuevo) o en el nombre del entrevistador (“no, no me llamo Ferran”, me lo han dicho miles de veces… Esto es una experiencia personal totalmente cierta) o en la hora.

También en la estructura del currículum o en la forma de expresarnos en la carta de presentación se puede ver si somos organizados (organización de ideas) o no.

Imaginaos, por ejemplo, enviar una mail para adjuntar un currículum y olvidarse adjuntarlo. O haber de traer un documento en la entrevista de trabajo cuando te lo han pedido. Uno puede ser despistado, pero contra esto, hay que organizarse.

Las empresas han de llegar a un objetivo de ventas para ser viables. Para llegar a este objetivo se han de organizar. Por ello, han de tener personas que sepan organizarse para llevar este proceso hasta conseguir el objetivo. Si uno no sabe organizarse en su objetivo de conseguir empleo…

ENERGÍA- NIVEL ACTIVIDAD

No es exactamente una competencia, sino más bien una actitud o incluso determinación fisiológica, pero he creído interesante incluirla aquí porque afecta a muchas competencias. Un buen nivel de energía, una actitud energética, favorece la la proactividad, la iniciativa y la toma de decisiones.

Sin embargo, un bajo nivel no se asocia con estas competencias, aunque no quiere decir que no se puedan tener otras positivas con bajo nivel de actividad: organización, reflexión…

Aún así, suele ser más interesante un nivel de energía adecuado en la entrevista donde se pueda resaltar competencias como la iniciativa y la toma de decisiones.

También, en el currículum o en la llamada una primera entrevista se denota el nivel de actividad.

CONTROL

Saberse controlar, no dejar escapar las emociones, no perder el hilo de una entrevista, no molestarse por una pregunta que no te gusta o no sabes responder, saber esperar pacientemente en una sala de espera… En el trabajo tendremos que tener un control de nuestras emociones. Si, por ejemplo, durante la entrevista, podemos ver que no hay cierto control de éstas, puede resultar negativo.

TRABAJO EN EQUIPO

Cuanto te preguntan por aspectos fuertes y débiles de tu persona en una entrevista, es, por ejemplo, un buen momento para hablar del trabajo en equipo. Saber organizarse con el resto, saber delegar y coger funciones, comunicarse, la asertividad… Todo ello debe mostrarse en la entrevista.

Por norma, se asocia a una persona amable y sociable con una persona con facilidad para trabajar en equipo (no es así siempre, claro, pero sí que, en una primera impresión, el hecho que alguien sea amable, te lleva a pensar que le será fácil comunicarse con el equipo).

DECISIÓN Y RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS

Un trabajador es una persona que resuelve las dificultades y los conflictos que aparecen en el día a día de la empresa. Esta competencia se puede extraer del proceso de búsqueda de trabajo de diversas formas:

  • Resolviendo positivamente a las preguntas difíciles que surgen en la entrevista.
  • Haciendo autocandidatura (decisión).
  • Enviando un mensaje vía Linkedin.
  • Cuando muestra una actitud de seguridad. Ésta es una forma indirecta que tiene el entrevistador para pensar que tomarás decisiones y resolverás conflictos.

INICIATIVA Y PROACTIVIDAD

De hecho, indicando la proactividad es suficiente, porque podríamos decir que es la iniciativa “mejorada”, pues es tomar la iniciativa responsabilizándose de las decisiones tomadas. La proactividad es, en parte, contraposición al efecto Bart Simpson: “yo no he sido”.

Las empresas quieren a personas que resuelvan y que, si se equivocan, sean capaces de remendar la situación. Y para eso, es necesario que uno sea capaz de reconocer sus errores.

Ya he dado ejemplos de cómo trabajar la decisión aplicables también a la iniciativa. La proactividad puede darse en la entrevista ante preguntas como: “dígame un conflicto que haya tenido en el trabajo”, “una situación de la que se sienta orgulloso”… Pero también cuando se le dice a un candidato que llega tarde y este responde cosas como: “me dijeron esta hora”, instalando la culpa en el otro. Mejor decir que, puede ser que entendiera mal la hora. A mí me han llegado a decir que yo había dado otro nombre que no era el mío. Difícil que me equivoque en decir mi nombre…

NATURALIDAD Y SEGURIDAD EN SÍ MISMO

Y como conducta determinante está la de comportarse de forma natural, sin actuar, sin manipular la información y sin miedo a la entrevista o al proceso de selección. Hay que confiar en lo que podemos aportar a la empresa como trabajador y como persona. Y hemos de saber ofrecerlo. A veces, respondemos de forma no acertada en una entrevista, simplemente porque no hemos pensado y evaluado nuestras cualidades y no las hemos sabido demostrar.

Por otro lado, la naturalidad es básica, porque el objetivo del entrevistador es conseguir el candidato idóneo y, para ello, ha de confiar en él. Ha de creer que es cierto lo que le dice, que no tiene una doble cara. Si se equivoca, su superior o la empresa que le ha contratado para la selección, se lo recriminará. Por tanto, necesita confiar en lo que ofrece el candidato.

Si les respondemos un “no lo sé” a la pregunta de puntos débiles, por ejemplo, el entrevistador no tiene mucha información a la que aferrarse. Sólo que no ha querido o sabido responder. Por lo que tendrá que “fantasear” con cuáles son sus puntos débiles. Si les respondemos con aquello que aparece en muchos blogs (“di aspectos positivos en negativos”) no estamos aportando nada. Él ya sabe que es lo que se viene diciendo por muchos canales. Mejor decir de forma natural los puntos débiles (Ver post sobre ello).

Podría indicar muchas competencias más, de hecho, alguna ha salido de forma indirecta (la actitud de venta, por ejemplo). Pero creo que estas son las más relevantes. Ahora, a practicar. Tenéis más información sobre este tema en estos posts:

http://elcandidatoidoneo.com/23-2/

http://elcandidatoidoneo.com/dime-como-buscas-trabajo-y-te-dire-como-trabajas-2/

Un saludo y espero que os haya sido de utilidad.

8 pensamientos sobre “Competencias bien valoradas en la búsqueda de trabajo

  1. Hola Francesc
    Buen artículo.
    Yo nunca pregunto los de los puntos débiles y fuertes, de hecho, empiezo las entrevistas diciéndole al candidato que no le voy a formular “preguntas raras de esas que salen por internet” y no veas cómo se relajan.
    Un saludo

    • Hola Antonio,
      Muchas gracias por el comentario,
      Estoy de acuerdo en no hacer ésta y otras preguntas de manual. Hay entrevistadores que tiran de ellas y se pierden algo más importante que lanzar estas “preguntas sublimes”, que es ver qué le ofrece el candidato en ese momento. Me explico. Estas preguntas son a menudo utilizadas a modo manual, por lo que sea, por inexperiencia, porque crees que sitúan al candidato en un lugar conflictivo y quieres ver como lo resuelve… Pero lo realmente interesante es cuando te has preparado una serie de preguntas y te dejas llevar por la entrevista… haciendo preguntas bien distintas a las que tenías pensado, fruto de la interacción.
      No hay preguntas buenas o malas. Son preguntas adecuadas o no adecuadas. Es la interacción y la información que se tiene, previa y durante la entrevista, la que debería dirigir las inquietudes del entrevistador. Y estas preguntas, llevan, en ocasiones a no adaptarse a lo que sucede en la entrevista, pues tiras de manual…
      Un cordial saludo

  2. Estupendo post Francesc.
    Llevo siguiéndote desde hace tiempo y este me parece de los mejores. A pesar de haber encontrado un trabajo tras dos años en paro, tus consejos me motivan para intentar mejorar lo que tengo.
    Gracias por tus palabras.
    Saludos.

    • Muchas gracias José Manuel por tu comentario. A mi también me motiva ver que os sirve y que lo agradecéis. Espero seguir escribiendo artículos que os sean útiles.
      Un saludo

  3. Hola Francesc,
    Realmente creo que la actitud es muy importante, tanto en una entrevista de trabajo como en la vida misma. Hay que saber adaptarse a las situaciones y tener claro lo que se quiere, marcarse unos objetivos y luchar por ellos. Sin una buena organización es difícil mantener el control y sin control difícilmente podremos tomar decisiones.
    Excelente Post ¡Enhorabuena!

    • Muchas gracias Marga por el comentario! Estoy de acuerdo con lo que comentas. Hablo de la búsqueda de empleo, pero si tienes estas competencias desarrolladas en tu día a día, seguro que consigues más fácilmente lo que te planteas. Un saludo!

  4. Pingback: ¿Qué busca el técnico de selección en el candidato? - El candidato idóneo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*