Cómo hacer una vídeo entrevista de trabajo con éxito

La entrevista online o vídeo entrevista de trabajo es una modalidad de entrevista, si atendemos a una clasificación en función del canal por el que se realiza (presencial, telefónica u online). Los motivos por los que se decide la empresa a realizar una vídeo entrevista pueden ser:

  • La distancia física entre el candidato y la empresa. Puede ser que la empresa esté buscando candidatos en un área donde no tienen presencia y comienzan la ronda de entrevistas de una forma online. Posteriormente pueden decidir viajar a la zona para seguir con las entrevistas de trabajo.
  • La distancia entre un responsable de la empresa y el candidato. En ocasiones, los candidatos ya han hecho alguna entrevista presencial y el siguiente paso es una segunda entrevista con otro cargo de la empresa que no está presente en esos momentos o, simplemente, se ubica físicamente en algún lugar lejano de donde vive y trabaja el candidato.
  • El candidato trabajará utilizando este medio. Así se puede evaluar su dominio. Por ejemplo, coordinadores o tutores de formación online.
  • Gestión eficaz y rápido de los candidatos que han superado la fase del currículum. Igual que a veces se opta por la entrevista de trabajo telefónica, a veces se opta por esta vía online.

La vídeo entrevista de trabajo es frecuente por todos los motivos comentados, aunque se realiza en más ocasiones para algún tipo de perfil profesional específico. Está siendo cada vez más utilizada por las compañías, sobre todo internacionales, pues les permite entrevistar a candidatos de cualquier parte del mundo. No solo resulta conveniente para las empresas, por los beneficios comentados, sino también para los candidatos, que no se han de desplazar ni costearse los viajes y pueden hacer la entrevista desde un espacio que controlan, como su propia casa.

Vídeo entrevista

En todo caso, las características tan concretas de este canal hacen que tengamos que tener en cuenta una serie de consejos para poder afrontarla con más posibilidad de éxito:

  • Hemos de dominar el software que se utilice, así como las opciones que dispone. De esta forma, nos será más fácil solventar algún problema técnico que corresponda al software.
  • Conozcamos y probemos el hardware (ordenador, webcam, micrófono…).
  • También se ha de dominar y conocer qué es el encuadre. El encuadre es todo el espacio que la otra persona ve de nosotros. No podemos salirnos de él, porque dejará de vernos. En este sentido, la comunicación no verbal ha de ser más controlada que en la presencial, pues puede molestar al entrevistador y podemos salir más fácilmente del encuadre.
  • Es vital eliminar todo elemento o posibilidad de distracción (ruidos de un móvil o teléfono fijo, ruidos de la calle o del vecindario…). Controlemos que en el espacio escogido no haya ruido (no escojamos la habitación que da a la carretera, por ejemplo). Es muy recomendable avisar a la familia, no vaya a ser que nos interrumpan. Si tenemos hijos pequeños, puede ser conveniente realizar la video entrevista en algún momento en que no estén.
  • Escojamos un lugar en que el fondo sea una pared blanca o de colores claros y lisos. Que sea un espacio limpio, ordenado, agradable y con luz. Molesta mucho las video entrevistas oscuras, donde puedes ver poco a la persona.
  • Actuemos naturalmente frente a la cámara. Si practicamos previamente, nos será más fácil.
  • Es importante mirar directamente a la cámara (no a la pantalla del ordenador) y responder cualquier pregunta dirigiéndose a ella.
  • Hay que sentarse correctamente, con actitud activa, sin tensión y con poca gesticulación, como he mencionado antes.
  • Estar 5 minutos antes ya conectados esperando el inicio de la entrevista.
  • Y finalmente, y muy importante, hay que practicar esta modalidad de entrevista previamente. Sobre todo, si no tenemos experiencia. Probemos con algún amigo o familiar. Practicar nos servirá para:
    • Corregir todos los errores técnicos previos que podemos tener
      • ¿Se escucha bien? ¿Funciona bien el micro?
      • ¿Se ve nuestra imagen?
      • ¿Vemos correctamente a la otra persona?
    • Conocer mejor el canal y el software utilizado, así como las opciones que presenta.
    • Conocer el encuadre y cómo es mejor actuar delante de la cámara.
    • Decidirnos sobre qué espacio es el adecuado, con mejor luz y menos ruido.
    • Tener más seguridad en nosotros mismos. Si hemos comprobado que técnicamente no tengamos ningún problema, podremos centrarnos en la entrevista y su contenido.
    • Saber qué diremos, dónde pondremos el énfasis y prepararnos nuestro discurso en función de la oferta. En este sentido, es exactamente igual a como nos hemos de preparar la entrevista.
    • Solucionar otros problemas que puedan surgir en la video entrevista.

Aún así, como en una entrevista presencial, pueden surgir problemas y errores técnicos durante la entrevista. Como siempre, paciencia, no ponerse nervioso e intentar solventar el problema con toma de decisión y naturalidad.

Espero que estos consejos sean de utilidad si realizáis una vídeo entrevista de trabajo. Por mi parte, nos vemos en el siguiente post. El tema: la autocandidatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*