Cómo defender en una entrevista los períodos sin trabajar de mi currículum

Los períodos sin trabajar, reflejados o visibles en nuestro currículum, generan mucha inseguridad en los candidatos por la posibilidad de no ser seleccionados por este motivo. Puede ser que en algunos casos sea el motivo por el que no se contrata, pero no siempre.

Seguramente, todos conocemos a personas que llevan un período sin trabajar y que, aun así, son contratadas después de una entrevista. Podría explicaros cientos de casos. Y lo hemos de tener en cuenta, porque el motivo de la selección de un candidato es multifactorial. De hecho, es más posible que se valore más si, en estos momentos, este candidato tiene las actitudes, aptitudes, conocimientos y motivación necesaria para realizar ahora su trabajo. O sea, si durante la entrevista somos capaces de demostrar una madurez y seguridad en realizar ese trabajo, puede pasar que este hecho influya más que el período sin trabajar (sin restar importancia a la influencia de este hecho).

Nos puede influenciar negativamente que el entrevistador repare en los períodos que no hemos trabajado. Que lo haga, puede afectar a nuestra seguridad y defensa de nuestra candidatura. Por eso, hoy os explico cómo hemos de actuar y qué podemos decir.

Durante la entrevista, se valora en general si el candidato puede realizar el trabajo encomendado en la oferta. Eso quiere decir, si el candidato:

  • Sabe realizar el trabajo.
  • Está seguro, tiene seguridad, en la realización de las tareas relacionadas con el trabajo a realizar.
  • Se va a relacionar con los demás componentes de la plantilla de forma eficiente y sin desestabilizar ni influenciar en el rendimiento de los demás o en el ambiente de trabajo.
  • Tiene la suficiente motivación para realizar el trabajo.

O sea, en una entrevista se valora si el candidato conoce y domina el trabajo a realizar, si tiene la seguridad y madurez para realizarlo, si va a generar conflictos o no y si tiene motivación.

Tener huecos en el currículum, nos puede afectar, sobre todo, a la valoración que puede hacer el técnico de selección en el punto 1 y 2 (seguridad del candidato y conocimiento sobre el trabajo).

Por lo que las acciones que debemos emprender durante la entrevista, si tenemos vacíos de tiempo en el currículum, deberán reforzar, aún más, nuestra seguridad y conocimiento sobre el trabajo a realizar.períodos sin trabajar

¿Qué podemos hacer para mostrar que sabemos hacer el trabajo?

Los tecnicismos o el vocabulario propio de la profesión nos pueden ayudar. Usar un vocabulario adecuado, técnico, nos permite demostrar que sabemos de qué hablamos y que no se nos ha olvidado el trabajo.

De igual modo, es importante explicar vivencias o ejemplos reales y únicos sobre nuestra experiencia, o situaciones laborales que hemos vivido donde se puedan valorar nuestros conocimientos y habilidades.

Es impresionante la de cantidad de frases hechas o contenido con poca información que se pueden llegar a proporcionar en una entrevista. Quien es capaz de explicar de forma más detallada y específica su experiencia, puede demostrar más competencias y conocimientos desarrollados.

Poca gente explica técnicamente su trabajo o responde detalladamente a aspectos a mejorar, o aprovecha poco la pregunta sobre los puntos fuertes o por qué le debo contratar a usted, y tira de contenido estereotipado o poco desarrollado:

Qué no decir:

  • ¿Qué debería mejorar usted en este oficio?
  • Siempre se pueden mejorar cosas…
  • Me podrá decir una, entonces.
  • Mmmm, no se me ocurre ninguna, la verdad.

……………………………

  • ¿Por qué le debo contratar a usted?
  • Porque soy trabajador y responsable.

Os aseguro que esta última respuesta, la dan más de un 50% de personas (y tiro a la baja, creo). No es que esté mal, es que estamos desaprovechando la pregunta.

Qué decir:

  • ¿Por qué le debo contratar a usted?
  • En este trabajo se requiere de atención al público. Es el motivo principal por el que me incliné hacia este oficio. Siempre me ha gustado el trato con la gente y relacionarme de forma amable y positiva. Pero además, con la experiencia, he sabido tratar los momentos más complicados con los clientes, sabiendo resolver conflictos mediante la escucha y la negociación. Por ejemplo, un día, en la empresa…

Podemos acabar la frase antes, porque lo más seguro es que la siguiente pregunta del entrevistador tenga que ver con un ejemplo de resolución de conflicto… y lo hemos de tener pensado… Mirad el post de preparación de la entrevista.

¿Qué podemos hacer para ganar seguridad y mostrar que estamos seguros de hacer bien el trabajo?

Todo lo explicado en el punto anterior sirve, pero además, hemos de poner en valor lo que sabemos y nuestra trayectoria laboral, incluso con sus períodos no trabajados.

De nuevo los tecnicismos y experiencias vividas nos pueden ayudar a mostrar seguridad, pero también pensar en el aquí y ahora, es decir, pensar que si hemos llegado en la entrevista es porque nuestro currículum ha gustado. Si ellos nos lo han puesto en valor, por favor, no lo tiremos nosotros por tierra. Han visto algo que les interesa, además de los períodos sin trabajar. Hemos de ir con seguridad porque el CV les atrae.

Prepararnos la entrevista nos hará también ganar seguridad. Conocer la oferta, revisar nuestro CV, saber qué nos pueden preguntar y qué podemos responder, tener un discurso más o menos claro sobre nuestro perfil

He estado en entrevistas donde había mucha inseguridad y nada de energía por parte del candidato. No hablo de timidez. Hablo de entrar en la entrevista con la sensación o con la idea que no voy a ser contratado. Esta idea no ayuda. Entrar pensando el período sin trabajar y lo difícil que puede ser justificarlo o en que no se es el candidato idóneo lleva, con casi toda seguridad, a ese resultado.

Pongamos en valor nuestra candidatura, tengamos claros nuestros puntos fuertes y mostremos seguridad en la entrevista (y a preparársela…).

Finalmente, os hablo de qué decir si nos preguntan por los períodos sin trabajar.

Qué responder si nos preguntan directamente por los períodos sin trabajar

Como profesional de la selección, soy más amigo de la verdad y la naturalidad… mezclándola con actitud de venta, mejora y seguridad personal.

Los motivos por los que no se ha trabajado durante un período de tiempo pueden ser internos (decisión propia o enfermedad) o externos (crisis, cambios en la profesión, situaciones familiares…).

En el caso de enfermedad o situaciones familiares en las que hemos tenido que hacernos cargo de alguien lo trataré en un post aparte (el siguiente), por el mero hecho de que es un tema más sensible y que requiere más dedicación de la que le puedo dar en este post sin que se alargue demasiado.

Para el resto de casos es necesario pensar que no estoy en el paro o que no estoy parado, sino que, durante el período desocupado, me he mantenido activo y con un plan para encontrar trabajo.

Ante la pregunta sobre los períodos sin trabajar, podemos recuperar el currículum oculto: voluntariado, cursos, prácticas… Podéis llegar mediante el enlace al post que escribí sobre este tema.

Que no trabajemos no implica que no hayamos estado activos. Muchas personas se han encontrado en situación de desempleo por motivos relacionados con la crisis y han aprovechado ese momento para formarse porque han visto que su profesión requiere una serie conocimientos que se han de actualizar. Esto está bien visto por los técnicos de selección.

En ocasiones, se aprovecha el desempleo para estudiar una nueva profesión, por lo que puede justificar completamente un vacío y un cambio de objetivo laboral.

Mantenerse activo implica que seguimos poniendo en juego una serie de conocimientos, habilidades, competencias… Siempre podemos responder:

  • ¿Cómo es que no ha trabajado en los 2 últimos años?

C-   Después de finalizar mi ´último empleo, y ante la situación de mi profesión, donde puedo ver que en las ofertas piden más requisitos, decidí formarme para poder tener más opciones.

C-   (Caso 2) En este período he estado colaborando con la asociación de vecinos, gestionando la documentación, correspondencia, facturas… mientras que he seguido buscando trabajo.

C-   (Caso 3) Aunque no lo he indicado en el currículum (en general, un error desde mi punto de vista…), en los dos últimos años he ayudado en el negocio familiar, una papelería, en todo lo que hiciera falta. Además, me he implicado bastante en el AMPA del colegio de mis hijos, encargándome del área de comunicación. No he querido estar parado y he intentado seguir activo.

A pesar de estas posibles respuestas, desde mi punto de vista, insisto, me es más interesante y definitivo que la persona se muestre segura de poder hacer el trabajo, que demuestre que lo sigue dominando y que tiene una gran motivación para trabajar en esta oferta. Y sobre todo, que no estemos inseguros ante la pregunta sobre los períodos sin trabajar.

Y hasta aquí el post. En el siguiente hablo de los períodos sin trabajar cuando tienen que ver con motivos de salud y familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*