Cómo adaptar el currículum

Adaptar el currículum a la oferta nos trae, a muchos, de cabeza, sobre todo por el hastío de pensar que hemos de adaptar todos los currículums que enviamos a las ofertas. A veces me preguntan:

“De acuerdo, a una oferta publicada, aún se puede adaptar el currículum, pero… ¿y si no hay oferta publicada? ¿y si es por autocandidatura?” Vamos a ver cada caso…

Antes que nada… en esta era digitalizada, donde el CV se substituye a veces por el perfil de los portales de empleo o de las redes, ¿cuándo entra en juego un currículum?:

  • Hay portales o redes sociales que piden que lo adjuntemos además de rellenar el perfil de su web.
  • Es necesario si hacemos autocandidatura.
  • Los procesos oficiales, como concursos y oposiciones, suelen demandar un currículum del que, seguramente, se ayudarán para puntuar los méritos.
  • Cuando nos lo pide un contacto para pasárselo a alguien o para su empresa.

Todos estos casos se han de tener en consideración, porque modificaran, seguramente, qué currículum entregar.Tener CV's redactados previamente en función del perfil es vital para ganar tiempo para adaptarlo a la oferta Click Para Twittear

Cuando hablamos de adaptar el currículum a la oferta, quiere decir proporcionar aquella información nuestra que más pueda ser interesante para el responsable de la oferta. De esta manera, tendremos más opciones de ser seleccionados. Por tanto, entran dos posibilidades aquí que se pueden combinar.

  • Reestructurar el currículum de forma que el contenido que se solicita en la oferta aparezca en primer lugar. El currículum es una herramienta de marketing, por lo que podemos decidir cómo ordenamos la información en función de nuestros intereses laborales.
    Hemos de tener en cuenta que la información que aparece en primer lugar es más relevante y queda más en la memoria. Además, es de lógica de explicar primero lo que nos interesa y no destacar primero contenido irrelevante o no tan importante para la empresa.
    Imaginad una película en la que no pasa nada hasta pasado un buen rato. Nos aburrimos e incluso podemos haber cambiado de canal Imaginemos una exposición oral que empieza explicando contenido nada relacionado con lo que hemos venido a escuchar. Desconectamos. Además, no es lo que hemos venid a oír
  • Puede que tengamos sólo que resaltar palabras clave del currículum que aparecen en la oferta (nivel de estudios, conocimientos informáticos, un idioma concreto…). Hay que pensar que los técnicos de selección, la gran mayoría de veces, ante el aluvión de currículums, lo primero que hace es aplicar la técnica de lectura rápida para descubrir fácilmente las palabras clave que está buscando (por ejemplo, la oferta puede destacar que busca un graduado en arquitectura, con 3 años de experiencia e inglés nivel avanzado. Si el CV tiene estos tres datos, deberían estar en negrita o resaltados de alguna forma.)

Para evitar estar modificando un currículum cada vez que lo enviemos a una oferta, hemos de ser precavidos y tener unos cuantos diferentes redactados en función del objetivo que tenga ese currículum o el perfil que queremos resaltar. Como mínimo, uno por perfil. Si podemos realizar dos trabajos distintos, hemos de tener dos currículums mínimo y diferenciados con nombre distinto para que no nos equivoquemos a la hora de enviarlo. Si tenemos 3 perfiles, pues 3 currículums mínimo.

Esto nos va a permitir que las modificaciones que hagamos sean mínimas o ninguna.

Por tanto, tener este CV adaptado implicará: 1) Que tenemos las palabras claves para esa profesión a la que optamos, fácilmente visibles y resaltadas. 2) Que habremos reordenado el currículum de forma que la información que más nos interesa para cada currículum en función del perfil, aparezca primero.

Si tenemos estos currículums hechos de antemano, sólo nos faltará resaltar las palabras clave que demandan en la oferta. Más sencillo, ¿no? Además, seguramente, no variarán mucho las palabras a resaltar porque la mayoría serán el título académico, la profesión o conocimientos informáticos, técnicos o de idiomas, que ya han de venir de por si resaltados en función del currículum que hemos hecho por perfil.

Para que quede todo más claro, sobre todo cómo llevarlo a la práctica, la semana que viene haré un post con un ejemplo de cómo adaptar el currículum.

He comentado que hemos de reestructurar la información y el orden en función del perfil por el que estemos postulando, pero… ¿hemos de eliminar información que puede ser interesante para un currículum pero para otro que tenemos, no?

Cada caso es un mundo y habría que estudiarlo detenidamente, pero en general, no hemos de eliminar información a no ser que:

  • Sea muy antigua y abarque poco tiempo: por ejemplo, una experiencia de un año hace 25 años de una profesión que no interesa resaltar en este currículum. Yo he trabajado, en mis principios de camarero y repartiendo propaganda. No lo pongo, evidentemente. A medida que la información relevante aumenta, se elimina la irrelevante para nuestro objetivo laboral.
  • Pueda resultar negativa para el objetivo en este currículum y positiva para el otro (por ejemplo, nos puede interesar indicar estudios inacabados de ADE para un CV de contable, pero no para otro perfil que no sea de administración, donde sólo se verá un estudio inacabado que no tiene que ver con el perfil).

¿Y cuándo no se recomienda eliminar información del currículum?

  • Cuando, si la eliminamos, queda un gran hueco de tiempo sin trabajar en la trayectoria. Vale más la pena indicar un trabajo que se haya realizado en ese período, aunque no tenga nada que ver. Es más negativo para tus intereses dejar este vacío. Eso sí, redactaremos la experiencia de forma resumida
  • Cuando es interesante para el objetivo porque lo complementa o denota unas competencias interesantes para el objetivo de este currículum o sea una información que tenga que ver (por ejemplo, puede ser interesante indicar que, antes de trabajar en enfermería al obtener el título, se trabajó de trabajador familia por los puntos que tienen en común).
  • Cuando es un CV con poca experiencia porque, por ejemplo, se es joven. En estos casos, para poder tener un currículum con información, podemos añadir contenido que no tenga especialmente que ver con nuestro objetivo. Con el tiempo, a medida que añadamos experiencia y formación ya eliminaremos estos datos. tacones_mujer

Os explico un ejemplo de cómo adaptar el currículum: puedo hacer un currículum de dos hojas en el que la primera contenga sólo 1 año de mi vida y en la segunda página el resto de mi vida formativa-laboral, que pueden ser, por ejemplo 20 años. Éste sería el caso de personas que deciden cambiar de profesión y, cómo lo primero es lo más relevante, indican en la primera hoja: los datos personales/ de contacto; un objetivo laboral, indicando qué quieren hacer ahora, motivándolo y justificándolo, pues en el CV se verá mucha más experiencia en otro trabajo; la formación en la que se apoya este cambio; la experiencia que se tenga, aunque sea en prácticas; y los conocimientos y competencias que pueden ayudar a desarrollar el trabajo. Y en la segunda hoja, el resto de la información: Formación complementaria, otras experiencias (¡puede ser que 10 o 15 años de experiencia!)

Si esta información, que en el ejemplo va a la segunda hoja, no es relevante, podemos, por ejemplo, reducir las funciones en un trabajo, mientras que en la experiencia que nos interesa podemos explayarnos y explicarla punto por punto.

Puede que estéis pensando que se está engañando o apartando de la estructura clásica de currículum. Esta última consideración es cierta, pero es que el currículum ahora debe romper con esta estructura. Es nuestra herramienta de venta para conseguir que nos llamen para la entrevista. Hemos de motivar la llamada. Si la estructura clásica no ayuda, pues mejor adaptar el currículum y redactarlo de otra forma.

El primer argumento, el del engaño, no es cierto. Estamos distribuyendo la información como nos interesa, no engañando.

¿Y qué hacemos en el caso de un CV para una empresa que no tiene oferta publicada? En este caso, nos hemos de centrar en:

  • El tipo de empresa. ¿Es una empresa pequeña o multinacional? ¿Hemos trabajado en empresas similares?
  • El sector de la empresa. ¿Hemos trabajado en ese sector? Si es así, para una empresa que nos interesa de un sector adecuado, hemos de resaltar que tenemos experiencia en ese sector, por lo que ya conocemos ciertas dinámicas y formas de funcionar específicas.
  • ¿Qué dice la web sobre la empresa y sobre según qué puestos de trabajo? A veces nos informan de cómo trabajan, con qué materiales o metodología y con qué valores, Informaciones que podemos incorporar en el currículum.
  • La propia profesión. Cada profesión tiene unos particularidades y competencias básicas que han de salir en el CV. Si además sale un punto extra que tiene que ver con la profesión y que está muy bien valorado se ha de añadir (por ejemplo, conocer el SAP si eres administrativo).

En función de estos criterios, podemos tener unos currículums preparados en función del perfil, del tipo de empresa, del sector

Espero que os haya sido de ayuda el post. Es mucha información, pero no es fácil adaptar el currículum y es básico tenerlo claro. Para eso, la semana que viene añadiré unos currículums de ejemplo y los analizaré.

(Actualización: Ya tenéis los ejemplos de currículum adaptado).

Hasta entonces, ya podéis adaptar el currículum.

Un saludo y si os ha gustado… ¡compartir!

 

 

 

2 pensamientos sobre “Cómo adaptar el currículum

  1. Hola Francesc.
    Antes de nada te doy la enhorabuena y las gracias por tu artículo. Me ha gustado mucho.
    Coincido contigo en que es fundamental adaptar el currículum a la oferta de trabajo siempre dentro de la medida de lo posible. En mi opinión, un buen apartado de Perfil Profesional al principio del currículum también suele ayudar a condensar información relevante para captar la atención del reclutador y ofrecerle información que está buscando en su lectura en diagonal.
    Además, estoy totalmente de acuerdo en que si el candidato se postula a proyectos diferentes, lo más recomendable es tener varios currículums.
    Muchas gracias de nuevo por el post. Lo compartiré en mis redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*